Cómo calcular los días fértiles con periodo irregular

Cómo calcular los días fértiles con periodo irregular
comparte

En los ciclos menstruales regulares, averiguar cuáles son los días más fértiles es muy sencillo, ya que siempre se producen en la mitad de la menstruación. Sin embargo, cuando el periodo varía es más complicado, ya que nunca se sabe con exactitud cuándo se halla la mujer a la mitad de su ciclo

Ciclos irregulares

Son aquellos cuya duración varía de un mes a otro, no tienen una periodicidad constante. Por ejemplo, un ciclo dura 26 días, al siguiente 30, el posterior 27, después 32… Incluso puede llegar a faltar algún mes.

 

Los primeros años tras la primera regla es normal ser irregular, hasta que las hormonas se estabilizan. Pero pasada esa primera etapa, la irregularidad puede estar causada por alguna enfermedad hormonal o física que es necesario tratar para evitar problemas mayores en el futuro.

 

Algunas recomendaciones

- Si eres irregular, estés buscando un embarazo o no, deberías acudir a un ginecólogo para descartar que tu irregularidad se deba a algún problema tratable: síndrome de ovarios poliquísticos, desajustes hormonales de la hipófisis, quistes, etc.

 

- Si no existe una causa concreta para tus ciclos irregulares, la mejor manera de averiguar los días fértiles es estar atenta a varios síntomas que se producen en el cuerpo mientras ovulas:

No te puedes perder ...

Días fértiles para quedar embarazada

Días fértiles para quedar embarazada

Las probabilidades de conseguir un embarazo en un ciclo menstrual aumentan si se mantienen relaciones sexuales los días fértiles de la mujer, es decir, aquellos días en los que el óvulo ha sido liberado y se desplaza a través de las trompas de Falopio a la espera de ser fecundado. ¿Sabes cuáles son tus días fértiles?

 

- La temperatura basal: para que este método funcione, es necesario tomarse la temperatura basal (la que tiene nuestro cuerpo al despertarse) todos los días antes de levantarse de la cama y registrarla en un cuaderno. Asimismo, debe tomarse en la boca o en el recto, y siempre con el mismo termómetro. Cuando notemos que ésta sube 0,5 ºC por encima de lo normal, significará que la ovulación se ha producido 24 horas antes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cualquier resfriado, virus o incluso una mala noche pueden alterar nuestra temperatura.

 

- El moco cervical: días después del periodo, la zona vaginal suele estar más seca. Sin embargo cuando comienzan los días fértiles, la mucosidad es mayor y va acompañada de sensación de humedad. Los días más fértiles, el moco cervical es más elástico y lubricante (parece clara de huevo), y después se va haciendo más escaso y opaco.

 

- Otros síntomas: el pecho está más tenso y duele; la líbido aumenta; dolor en el vientre, sobre todo en el lado que ovula; mayor brillo y lozanía en la piel horas antes de que se produzca la ovulación. Estos síntomas no siempre son fácilmente distinguibles, incluso puede que la mujer ni los perciba, ya que su intensidad depende de cada persona.

 

- Test bioquímicos: se pueden comprar en cualquier farmacia y son muy exactos. Funcionan midiendo los niveles de la hormona luteinizante (la hormona de la ovulación) en la orina durante varios días seguidos (más o menos, entre el 10º día del ciclo y el 18º). Cuando el nivel de concentración es más alto, es el momento de mantener relaciones, ya que se está produciendo la ovulación.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un calendario de fertilidad para tener una niña basado en una teoría que relaciona el momento de la concepción y el ciclo de la ovulación con el sexo del bebé. La evidencia científica de esta relación es poca, pero dado que su práctica es totalmente inocua es una opción que siempre se puede probar. Al fin y al cabo la probabilidad de tener una niño o un niño es del 50%!


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 13-12-2011

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>