¿Se puede confundir la menstruación con un aborto?

¿Se puede confundir la menstruación con un aborto?
comparte

Dolor abdominal y sangrado son los síntomas principales de la regla y de un aborto. No obstante, no suelen confundirse ya que, cuando se produce un aborto, el sangrado y el dolor suelen ser más intensos.

Generalmente, no se habla de aborto hasta que se ha confirmado el embarazo, es decir, si se produce la fecundación pero el óvulo fecundado no se implanta y se expulsa junto con el endometrio que se había preparado, se considera que no ha llegado a producirse el embarazo, y ese sangrado se consideraría el de una regla normal. De hecho, la mujer rara vez se entera en estos casos de que se había producido la fecundación, por lo que no lo sentirá como una pérdida.


Por eso, es difícil confundir la regla normal o normorrea con un aborto ya que, si aún no te habías hecho la prueba de embarazo y sangras más o menos en los días en los que te tocaba, lo considerarás la menstruación, aunque quizá se hubiera producido la fecundación, pero si el óvulo no llega a implantarse, el embarazo no se ha producido.


Sin embargo, cuando ya te has hecho la prueba de embarazo y ha dado positiva, si a partir de ahí se produce un sangrado intenso nunca lo confundirás con la regla porque ya sabes que estás embarazada. En esos casos, debes ir inmediatamente a urgencias para confirmar si todo va bien o si estás perdiendo al bebé.

No te puedes perder ...

Sangrado de implantación

Sangrado de implantación

Una vez que el óvulo ha sido fecundado con éxito por un espermatozoide en las trompas de Falopio, inicia su viaje hacia el útero, dividiéndose en varias células y adoptando la forma de un racimo (mórula). Una vez alcanzado el útero, aproximadamente entre 6 y 10 días después, el blastocisto, que así se llama el óvulo fecundado en esta fase de la concepción, se conectará a sus membranas en un proceso que se conoce con el nombre de implantación. Un suceso que pude provocar un ligero sangrado y que preocupa a no pocas mujeres que están buscando un embarazo.


Asimismo, el sangrado causado por un aborto suele ser muy abundante y de sangre de color rojo intenso, diferente al de la regla. También el dolor abdominal suele ser mucho más fuerte en un aborto, aunque es cierto que hay mujeres que sufren dolores muy fuertes en sus menstruaciones. Pero si normalmente no te duele mucho cuando te viene la regla, en seguida notarás que no es el dolor normal y que se debe a otra causa.


Por lo tanto, ante cualquier sangrado vaginal, si tienes dudas, debes tener en cuenta estas ideas:


- ¿Es un sangrado igual al de siempre de la regla y en los días en los que te tiene que venir? Es la menstruación.


- ¿Es un sangrado más escaso, dura poco y unos días antes de la regla? Puede ser el sangrado de implantación.


- ¿Es un sangrado abundante, acompañado de dolores fuertes, y después de haberte hecho un test de embarazo que confirmaba tu nuevo estado? Puede ser un aborto. Ve a urgencias.


- ¿Es un sangrado escaso, de color marrón, que dura poco, no va acompañado de otros síntomas y aparece tras haber confirmado un embarazo? En estos casos es raro que sea un aborto, lo normal es que sean restos del sangrado de implantación o leves sangrados porque la zona está mucho más irrigada al producirse el embarazo. No te asustes, pero consulta a tu médico por si acaso.

 

 


Te puede interesar:
La genética de los bebés con ojos verdes funciona de la misma manera que el color del pelo. Los genes para los colores más oscuros son dominantes, lo que implica que los rasgos (o fenotipos) oscuros tienen prioridad sobre los rasgos codificados por genes de un color más claro.


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 12-05-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>