• Buscar

¿Cuándo se recomienda reposo en el embarazo?

¿Cuándo se recomienda reposo en el embarazo?

Por norma general un embarazo suele conllevar a un mayor reposo o, simplemente, llevar una vida más tranquila, sin estrés ni ocupaciones pesadas como hacer la compra, pero pudiendo llevar una vida normal. El embarazo no es ninguna enfermedad, se pueden realizar las actividades habituales durante estos meses, aunque teniendo ciertos cuidados. Sin embargo, hay ocasiones en las que el médico puede prescribirle a la embarazada que guarde reposo durante un tiempo para evitar futuros problemas.

Publicidad

Índice

 

¿Reposo absoluto o moderado?

En la mayoría de los casos el reposo suele ser durante los primeros meses, cuando existe un riesgo mayor de aborto, o los últimos, cuando se puede producir un parto prematuro. Aunque existen situaciones en las que las embarazadas tienen que pasarse prácticamente los nueve meses en cama.

El reposo puede ser absoluto o moderado.

El reposo moderado significa que la mujer embarazada puede levantarse de la cama y realizar algunas tareas, pero tiene que llevar una vida muy relajada, sin fatigas ni cansancios. Este tipo de reposo permite hacer tareas livianas, pero no mucho más.

Por otro lado, si el profesional de medicina ha prescrito reposo absoluto significa que la embarazada no puede hacer absolutamente nada de actividad. En estos casos, dependiendo de la situación, en ocasiones se contempla la posibilidad de hospitalizar a la madre para evitar la pérdida del embarazo u otros riesgos. Pero si no es así, la mujer embarazada debe realizar el reposo en casa, sin levantarse de la cama salvo para ir al baño.
 

Articulo relacionado: Nombres de estrellas para bebés

Causas del reposo en el embarazo

El reposo relativo o absoluto suele estar recomendado en casos en los que ha habido complicaciones en el embarazo, como pérdidas de sangre, contracciones fuertes antes de término, problemas del crecimiento del bebé, problemas de placenta o preeclampsia. Seguir un tipo de reposo u otro dependerá del grado de la complicación. Pero en cualquiera de estos casos, suspender las actividades será la decisión más adecuada para frenar la aparición de riesgos mayores, que pueden suponer una amenaza grave para la madre o el bebé.

Las causas más frecuentes por las que se indica el reposo absoluto o moderado son:

- Amenaza de aborto. Si en las primeras semanas de embarazo, más o menos hasta la 16, se producen síntomas de aborto como hemorragia o dolores abdominales muy fuertes, el médico prescribirá reposo absoluto hasta que no aparezca más sangrado, pero después de este tiempo, hay que seguir con reposo moderado al menos hasta la semana 23. Aunque esto depende del estado de la mujer embarazada y de cómo se encuentre.

- Preeclampsia. Se trata de una enfermedad producida por una elevación repentina de la tensión arterial de la madre. La hipertensión, si no se trata, puede crear insuficiencia renal en la madre, e interferir con el aporte de oxígeno y sustancias nutritivas al feto, lo que le ocasionaría un retraso del crecimiento y problemas de oxigenación. Puede llegar a ser grave si deriva en una eclampsia e incluso requerir hospitalización. Por eso, en cuanto se detecta esta dolencia hay que guardar reposo absoluto, ya que el único tratamiento es el parto.

- Enfermedades maternas. Como cardiopatías o problemas respiratorios que obligan a limitar la actividad de la madre.

- Problemas con la placenta. El desprendimiento prematuro de placenta y la placenta previa pueden causar hemorragias, sobre todo si se obstruye el cuello del útero, por lo que, si hay sangrado, el reposo debe ser absoluto.

- Cerclaje del útero. Algunas mujeres no mantienen el cuello del útero cerrado durante la gestación, lo que provoca pérdidas de sangre y aumento del riesgo de parto prematuro. Para evitarlo, se cierra el cuello uterino con unos puntos quirúrgicos que se retiran antes del parto. Después de la intervención conviene hacer reposo y llevar una vida muy tranquila durante el embarazo.

- Amenaza de parto. Si aparecen contracciones antes de la fecha probable de parto, el descanso es imprescindible para evitar los movimientos del útero. Entre otras razones, el reposo es beneficioso porque favorece la relajación de los músculos y disminuye la presión del bebé sobre el cuello uterino. Aunque en muchos casos el médico prescribe un inhibidor de las contracciones, el reposo hace que el fármaco sea más eficaz.

- Embarazo múltiple. Cuando la mujer está embarazada de dos o más bebés, aumenta el riesgo de parto prematuro y de niños con un peso más bajo, por lo que, sobre todo en los últimos meses de embarazo, conviene guardar reposo, sobre todo si aparecen contracciones o el volumen de la tripa dificulta las tareas diarias

Crecimiento intrauterino retardado. Si el bebé no engorda o crece de manera adecuada puede ser necesario realizar reposo para asegurar que todos los alimentos que consumes llegan hasta él. No existen medidas farmacológicas eficaces para combatir este problema por lo que lo mejor para aumentar la nutrición fetal es el reposo.

- Contraciones prematuras. Cuando hay contracciones prematuras antes de la semana 37 el descanso es fundamental para evitar la excitabilidad del útero. El médico también puede prescribir un inhibidor de las contracciones, fármaco cuya eficacia mejora con el reposo. Si las contracciones no son frecuentes ni intensas puede ser suficiente con llevar una vida más reposada y tranquila o con reposo en casa, pero en los casos más graves la mujer debe ingresar en el hospital y recibir medicación por gotero. 

- Pérdida del líquido amniótico: la rotura prematura de las membranas del saco amniótico puede causar parto prematuro e infección uterina. Si el embarazo no ha cumplido las 34 semanas, el médico puede recomendar reposo absoluto para alargar lo más posible el embarazo, aunque no siempre funciona. 
 

Consejos si tienes que hacer reposo en el embarazo

¿Te han prescrito reposo absoluto o relativo en el embarazo? Para llevar mejor esta etapa, algo que puede resultar tedioso y estresante, te damos algunos consejos:

- Planea cada día con distintas actividades en un orden concreto, y trata de seguirlo en la medida de lo posible, esto te ayudará a sentir que eres tú quien está en control de la situación.

- Intenta mantener una actitud positiva frente a esta situación, después de todo solo serán unos meses. Es muy importante también que la familia y la pareja adquieran esta actitud positiva y entiendan la situación.

- Es muy importante que no te aísles, aceptes ayuda y busques tareas que puedas hacer desde la cama.

- Debes entender y aceptar que puedes sufrir altibajos emocionales en algunos momentos, pero para enfrentarte a ellos puedes apoyarte en tu familia y seres queridos para desahogarte.

- Para entretenerte puedes leer ese libro que tienes olvidado en la estantería, el periódico, una revista o cualquier cosa que encuentres.

- Intenta estar lo más cómoda posible. Si tienes que pasar mucho tiempo en la cama o el sofá, utiliza almohadas, cubrecolchones, mantas o cualquier cosa que te ayude a sentirte mejor.

- Encuentra un nuevo hobby, aprovecha este tiempo para dedicarte a algo que siempre habías querido hacer como dibujar, escribir, hacer punto…

- Utiliza internet. Hoy en día internet es toda una ventana de posibilidades, puedes leer, ver películas o series, incluso jugar a juegos online que te mantengan entretenida. Puedes escoger la opción que más se adapte a ti.

 


Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

Fecha de actualización: 16-03-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×