• Login
  • Registrarme
×


×
×

Embarazo múltiple

Embarazo múltiple
comparte

Un embarazo múltiple es aquel en el que se desarrolla en el útero de la mujer dos o más fetos al mismo tiempo. Actualmente, 1 de cada 80 embarazos es gemelar doble y 1 de cada 8000 es de trillizos; además, el porcentaje de que ocurra aumenta cuando se recurre a técnicas de fertilidad para ser mamás

Factores de predisposición

Herencia. Existen determinados factores que se transmiten solo por vía materna, es decir, únicamente los antecedentes de embarazos múltiples en la familia de la mujer son los que cuentan.

Edad. Quedarse en estado por primera vez cuando se tienen más de 30 años puede ser una situación propicia para iniciar un embarazo múltiple.

Fármacos. Los fármacos inductores de la ovulación propician esta situación. También, quedarse embarazada en el mes siguiente de la suspensión del tratamiento de anticonceptivos anovulatorios incrementa la probabilidad de embarazo múltiple.

Alta paridad. Haber tenido dos o más embarazos previos, y alguno de ellos de gemelos o trillizos, aumenta la posibilidad de embarazos múltiples.

Raza. Las mujeres de raza negra son las que registran las cifras más altas de este tipo de gestación. Por su parte, las asiáticas y las americanas latinas son las que presentan un índice más bajo.

Los expertos coinciden en emplear el término “riesgo” a la hora de hablar de embarazos múltiples porque esta situación, aunque se inicie de forma natural, no es lo “normal” para el ser humano. El cuerpo de la mujer no está especialmente preparado para albergar en su útero más de un feto al tiempo, y esto lo demuestran las numerosas complicaciones que se presentan en este tipo de gestación.

Sexo durante el embarazo: mitos y verdades

Sexo durante el embarazo: mitos y verdades

Desde que te enfrentas por primera vez al embarazo surgen sensaciones contradictorias respecto a las relaciones sexuales. ¿Se acaba el sexo con mi pareja a partir de este momento? Por un lado existe un sentimiento de protección hacia el bebé que te inclinan a evitarlo, pero por otro tu apetito sexual puede estar más exacerbado que antes al poder disfrutar de la libertad de no tener que utilizar ningún método anticonceptivo.


 

Síntomas

Existen una serie de síntomas que aunque no son de la misma intensidad para todas las mujeres, pueden servirte para identificar un embarazo múltiple durante su primera etapa de desarrollo:

El tamaño del útero crece desmesuradamente para el estado gestacional en el que se encuentra.

Las mujeres que esperan gemelos, trillizos, etc. padecen unas náuseas matutinas muy fuertes, mayores en comparación con las que esperan un solo bebé. Esto es así porque dos placentas forman muchas más hormonas que una, y estos síntomas son producidos, principalmente, por las hormonas placentarias.

El aumento de peso en este tipo de embarazos es rápido y considerable debido al incremento de sangre y del tamaño del útero.

Aunque este hecho no ha sido verificado científicamente, las mujeres que experimentan embarazos múltiples afirman que sienten movimientos fetales en etapas más tempranas y que, además, los notan en diferentes partes del vientre.

El desgaste físico de la madre es mayor a la hora de cobijar, proteger y alimentar a más de un bebé, por tanto, el cansancio es más acentuado y el hambre también es mayor.

Es a partir de la décima o duodécima semana cuando el médico puede detectar los latidos del útero; si al realizar una revisión ordinaria se aprecia más de una frecuencia cardíaca significará que esperas más de un bebé.
 

Posibles complicaciones

La duración normal de un embarazo único es de 40 semanas. En el caso de los embarazos múltiples, y más concretamente de gemelos o mellizos, el promedio de gestación es de 37 semanas por tanto, el parto se adelanta.

Además de poder sufrir un parto prematuro, los riesgos de padecer hipertensión inducida por el embarazo (presentando frecuencias de más del doble comparando con un embarazo único) y preeclampsia aumentan.

En el caso de los bebés, al nacer suelen presentar bajo peso. Ocurre en el 50% de los embarazos gemelares y se debe a que durante la gestación y crecimiento en la tripa de la mamá deben compartir el flujo de alimentos que llega hasta ellos. Tras el parto, aumentarán de peso rápidamente.

¡Ojo! En la gestación de gemelos se puede dar una complicación, menos común, denominada síndrome transfusor-transfundido. Sucede cuando los fetos comparten una única placenta y uno de los dos bebés recibe mayor flujo placentario que el otro, de esta forma, su crecimiento es menor pudiendo resultar, incluso, fatal.
 

Cuidados especiales

El control médico en este tipo de embarazos dependerá de:

-       La edad de la madre, su estado de salud y su historia médica.

-       La cantidad de fetos.

-       La tolerancia de la embarazada a ciertos medicamentos, terapias o procedimientos.

-       Sus expectativas para la evolución del embarazo.

-       La opinión y preferencia de la embarazada.
 

Nutrición:

-       El aumento de peso en las primeras semanas de los embarazos múltiples es especialmente importante para favorecer el desarrollo de la placenta y así, mejorar la capacidad de pasar nutrientes a los bebés.

-       La anemia por falta de hierro es muy común en mujeres con gestaciones de este tipo. Deberán tomar vitaminas prenatales recetadas por el médico que contengan, al menos, 30 miligramos de hierro.
 

Revisiones médicas:

-       Serán más periódicas, de esta forma se ayudará a prevenir, detectar y tratar complicaciones más propicias a que se desarrollen.
 

Reposo:

-       Los embarazos múltiples de más de dos fetos suelen demandar reposo en cama a partir del segundo trimestre. Es posible que se deba reducir la actividad diaria antes y descansar varias veces por día.

-       Es posible que su médico recomiende reposo absoluto en el hospital y posiblemente, un tratamiento con medicamentos que ayuden a postergar el trabajo de parto. Si el especialista estima que no logrará postergar el trabajo de parto y si es probable que los bebés nazcan antes de la 34ª semana de gestación, posiblemente recomiende que la mujer embarazada se someta a un tratamiento con medicamentos denominados corticoesteroides.
 

Pruebas médicas:

-       Control regular de la presión arterial.

-       Exploraciones por ultrasonido para determinar el crecimiento de los fetos.

-       Otras pruebas para conocer el bienestar de madre e hijos.
 

Cerclaje cervical:

-       Se aplica a mujeres con el cuello uterino incompetente, es decir, aquellas cuyo cuello (uterino) es débil y no puede permanecer cerrado durante toda la gestación.
 

Parto

La vía del nacimiento dependerá de la posición de los bebés cuando se inicie el trabajo de parto. Hay mayor frecuencia de cesáreas que en los partos únicos debido a que, casi siempre,

alguno de los bebés está en posición podálica (de nalgas); este hecho aumenta el riesgo de que el recién nacido padezca traumatismos obstétricos u otros problemas como el prolapso (el cordón umbilical se desliza hacia abajo a través del orificio cervical).

En general, son bebés con menor tamaño y peso así que en los casos donde puede darse un parto vía vaginal, éste debería ser  más sencillo ya que requerirá también menos esfuerzo.
 

¿Tienes mellizos? ¡Vivirás más!

En contra de lo que podría presuponerse, tener dos hijos a la vez es beneficioso para sus madres. Cuando pensamos en una mujer que ha parido gemelos pensamos automáticamente en doble carga de trabajo y doble presión psicológica que podría influir negativamente en su salud. Sin embargo según demuestra un estudio de la Universidad de Utah (EE UU) realizado en el s.XIX entre más de 4.000 madres de mellizos y más de 54.000 madres que alumbraron un único niño, las primeras tienen una esperanza de vida mayor que las que dieron a luz un solo bebé.

No obstante, aclaran que el hecho de tener gemelos no otorga a estas mujeres una mejor salud, sino que aquellas con mejor preparación física serían más propensas a tener un embarazo múltiple.

Ahora bien, estos datos hacen referencia a los embarazos naturales, ya que el estudio se realizó en mujeres que parieron hace un par de siglos. Los expertos aseguran que será necesario esperar los resultados del estudio en mujeres del s. XX para saber si también ocurre en aquellas que gestaron dos bebés por reproducción asistida.

 

 

Redacción: Almudena Villoslada

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.