El boom de los partos múltiples

El boom de los partos múltiples
comparte

El nacimiento de gemelos se ha incrementado en España un 70% en los últimos diez años, liderando así los partos múltiples en la Unión Europea. Aunque tener dos o más bebés supone una experiencia maravillosa y una gran satisfacción para los padres, hay que saber que cuantos más sean los fetos mayores serán los riesgos, tanto para la futura madre como para los bebés.

No te puedes perder ...

El yodo, alimento para el cerebro

El yodo, alimento para el cerebro

Quince días después de la concepción las células nerviosas empiezan a formar el órgano más complejo del ser humano, el cerebro. El desarrollo de éste dependerá en gran medida de la alimentación de la madre, motivo por el cual, si no le proporciona suficientes nutrientes, el feto los sustituirá por otros que pueden ejercer efectos negativos sobre su sistema nervioso.

El miedo y las dudas cuando el ginecólogo te explica que vas a tener más de un bebé se multiplican por dos, o por tres…aunque no pueden compararse con la felicidad que supone la gran noticia. El temor a que haya complicaciones en el parto o que exista peligro para tus pequeños aumenta de forma considerable; aunque es cierto que los riesgos incrementan en los partos múltiples, tanto para la madre como para sus hijos, la frecuencia de este tipo de partos ha hecho que éstos estén aún más controlados para intentar evitar las posibles dificultades.

Aunque todavía queda bastante para alcanzar a nuestros vecinos europeos en cuanto a natalidad, ocupando los españoles los últimos puestos; es cierto que en los últimos diez años, los partos múltiples han aumentado un 70% en España, liderando en este caso la Unión Europea, con un 27,8% de partos gemelares y un 4,9% de triples por cada mil embarazadas.


¿Qué se entiende por embarazo múltiple? 

Un embarazo es considerado múltiple cuando dos o más bebés se están gestando en el útero materno de forma simultánea. Entre los embarazos múltiples encontramos varias clases distintas:

• Gemelos monocigóticos o idénticos: son aquellos bebés que proceden de un mismo cigoto, de un óvulo fecundado por un espermatozoide, que se dividió en dos mitades idénticas, dando lugar a dos pequeños del mismo sexo, mismo grupo sanguíneo y cromosomas, y rasgos físicos similares.

• Gemelos dicigóticos, fraternos o mellizos: es un caso más abundante que el anterior, donde dos espermatozoides fecundan dos óvulos, dando lugar a dos bebés que pueden parecerse como cualquier hermano se parece a otro, pudiendo ser de distinto sexo.

• Trillizos, cuatrillizos, etc.: aunque es un tipo de embarazo muy poco frecuente, con las técnicas de reproducción asistida ha aumentado considerablemente el número de casos, donde los bebés pueden ser idénticos, fraternos o una combinación de ambos.


¿A qué se debe este aumento?

El deseo de ser padres ha convertido en un método cada vez más frecuente las técnicas de reproducción asistida, tanto la fecundación in vitro como la inseminación artificial. Estas técnicas no son eficaces al 100%, por lo que se deben poner más embriones, aumentando así las posibilidades de tener un embarazo múltiple. Una forma de reducir este tipo de embarazos, sería introduciendo un menor número de embriones por ciclo, tendencia que va en aumento en Europa, mientras que en España se transfieren hasta tres embriones en el 40% de los casos.

Actualmente, un grupo de científicos de la Universidad de Monash en Australia están investigando la posibilidad de establecer cuál de los embriones es el que más probabilidad de éxito tiene para conseguir el embarazo. Estudiando el ADN y las características morfológicas del embrión se podría conocer cuál es el más adecuado, implándoselo a la mujer, y reduciendo así el número de embarazos múltiples.

El considerable aumento de los partos múltiples es debido, principalmente, al retraso de la edad para ser madre y al uso cada vez más frecuentes de técnicas de reproducción asistida.

El aumento considerable de la edad para ser madre, retrasándose hasta los 31 años, ha influido directamente en este gran aumento de los partos múltiples. Las causas pueden ser consideradas en cuanto a los problemas de fertilidad, lo que aumenta el uso de técnicas y medicamentos que estimulan a los ovarios a producir óvulos, o debido a la ovulación múltiple, que puede producirse en las mujeres desde los 25 años de edad.

Además, los embarazos de gemelos o trillizos pueden producirse también como herencia, una mujer con estos antecedentes familiares tiene más posibilidades, o por haber tenido algún otro embarazo múltiple anteriormente. 

Riesgos más frecuentes

Los sentimientos, emociones y pensamientos que vuelan por la cabeza cuando el médico nos confirma que vamos a ser papás de gemelos, trillizos o, quizás, de más, pueden ser bastante contradictorios. Por un lado se encuentra la felicidad y la satisfacción de tener varios pequeños a los que cuidar y ser padres de dos o tres al mismo tiempo; sin embargo, el miedo al parto y a los posibles riesgos que pueden ocasionar los embarazos múltiples no se despejarán de nuestra cabeza hasta que ellos estén sanos en nuestros brazos.

Los partos múltiples, junto con el aumento de la edad de la futura mamá, incrementan el riesgo tanto para ésta como para sus bebés, además de las posibilidades de tener que realizar una cesárea, dificultades que suelen ser prevenidas y superadas en la mayor parte de los casos.

La gestación de un solo bebé suele durar unas 40 semanas, siendo normal que se retrase o se adelante. El embarazo múltiple suele adelantarse a la 37ª semana, cuando se trata de dos bebés,, debido al poco espacio que tienen ya dentro del útero, y suelen pesar unos 600 gramos menos que un bebé de embarazo único. Aunque su expulsión será más fácil, el parto será más largo debido a una lenta dilatación, ya que los bebés ocupan casi la totalidad del útero disminuyendo la capacidad de contracción. Los embarazos gemelares tienen la posibilidad de un parto vaginal dependiendo de las características y posición de los bebés, sin embargo, cuando se trata de trillizos o más suele realizarse cesárea. 

El riesgo que más preocupa a las futuras mamás es el nacimiento de bebés prematuros, por los posibles problemas de salud que pueden conllevar.

El riesgo más inmediato asociado a los partos múltiples, y a la vez bastante temido, es el nacimiento de bebés prematuros, algo que ocurre en un tercio de todos ellos. Los bebés prematuros pueden desarrollar numerosos problemas de salud, como ictericia, infecciones graves, insuficiente desarrollo pulmonar y otras dificultades gastrointestinales, visuales y neurológicas, por lo que generalmente tienen que ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN). Ha sido demostrado que los retrasos en el desarrollo y la parálisis cerebral son también más comunes en los pequeños que provienen de un embarazo múltiple; aunque todos estos problemas dependen del grado de prematuridad, es totalmente normal que la futura mamá esté preocupada por la salud de sus bebés.

Las alteraciones cromosómicas, así como la preeclampsia y la diabetes gestacional, tienen más posibilidades de surgir durante los embarazos de más de un niño.

Aunque se ha avanzado mucho en estos temas y el riesgo es mínimo, los casos de muerte fetal son también mayores en estos casos, afectando al bebé superviviente, sufriendo un mayor riesgo de morbilidad en forma de parálisis cerebral, retraso mental o malformaciones digestivas. Además, en el caso de bebés monocigóticos, puede darse el caso de que sufran el síndrome de transfusión fetal, en el cual existe una conexión entre los vasos sanguíneos placentarios de ambos, pudiendo ocurrir que uno de ellos reciba demasiada sangre y el otro muy poca, afectando a su crecimiento y desarrollo, lo que supone una complicación fatal para ellos. Actualmente existen tratamientos para este problema aplicables a maternidades de alta complejidad.

Aunque los avances técnicos y científicos han supuesto de gran ayuda para este tipo de partos, existe la posibilidad de encontrarse con mayores riesgos para los pequeños durante el nacimiento.

Si se esperan tres o más hijos, es aconsejable realizar una cesárea por la seguridad que implica para los bebés, siendo necesaria, además, en la mayoría de los casos. Sin embargo, si los pequeños serán gemelos o mellizos debes consultar con tu ginecólogo las opciones de un parto vaginal y de cesárea. Si ambos se encuentran en posición cefálica, el parto vaginal resultará más fácil ya que son más pequeños que un solo bebé, algo que podrá tranquilizar a la fututa mamá; sin embargo, aunque se haya decidido realizar un parto vaginal por las circunstancias, durante el parto pueden surgir inconvenientes que hagan de la cesárea el método más conveniente. 


Mantenerse sana durante un embarazo múltiple

-    Visita regularmente a tu médico: es posible que si vas a tener más de una bebé tengas que acudir con más frecuencia al ginecólogo, ya que durante estos embarazos es fundamental realizar un control riguroso y unos cuidados prenatales periódicos, necesarios para mantener tanto tu salud como la de tus pequeños. 

-    Cuida tu nutrición: las mujeres que están esperando más de un bebé tienen las mismas normas dietéticas que las que esperan uno sólo, aumentando la ingesta de calcio y ácido fólico, aunque existan ciertos mitos sobre las cantidades copiosas que éstas deben consumir.  Uno de los nutrientes importantes cuyo aporte debe aumentar durante este periodo son las proteínas, debido a las funciones esenciales que desarrollan. El hierro, para mantener unos niveles adecuados de hemoglobina y evitar la anemia, así como otros nutrientes, zinc, cobre, vitaminas C y D, deben ser también incrementados en la dieta de una mujer con un embarazo múltiple, siendo aconsejable tomar un suplemento multivitamínico prenatal al día, sin abusar de la dosis ya que un exceso de vitaminas podría ser perjudicial para los bebés.

-    Descansa lo suficiente: el descanso, así como la posición en la que se repose, contribuyen considerablemente a la manera de llevar el embarazo. Descansando lo suficiente se pueden sobrellevar mejor lo malestares típicos de la gestación que se hacen más intensos durante los embarazos múltiples.
 

Fuentes: Clínica Santa Elena. Kidshealth.

Redacción: Silvia Paredes

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>