×
  • Buscar
Publicidad

Cuidados en el embarazo gemelar

Cuidados en el embarazo gemelar

Estar embarazada de más de un bebé requiere, evidentemente, mayores cuidados y controles durante el embarazo

Publicidad

Indice

 

Los embarazos múltiples suceden de forma natural en alrededor de 1 de cada 90 mujeres. Aunque hay factores que aumentan las posibilidades. A medida que la mujer envejece resulta más habitual una gestación gemelar (¡o de más!). Esto es debido a que los ovarios de las mujeres de más edad liberan más de un ovocito. También es frecuente, a edades maduras, recurrir a técnicas de reproducción asistida, con lo que las posibilidades de tener mellizos o trillizos se elevan.

No hay por qué preocuparse, pero tampoco olvidar que un embarazo múltiple comporta un riesgo mayor que uno normal, tanto para la madre como para los bebés.

 

Complicaciones y posibles riesgos

No te puedes perder ...

¿Es normal tener agruras en el embarazo?

¿Es normal tener agruras en el embarazo?

En el embarazo tendremos bastantes cambios fisiológicos, por lo que se presentarán distintos síntomas que nos harán sentir disgustadas o dejarán con un mal sabor de boca. Las mujeres suelen presenciar las agruras por primera vez durante la gestación. Es esa sensación de ardor que va desde el pecho, específicamente el esternón, hasta la garganta.

Y tambien:

Para la madre, hay un riesgo más alto (de dos a tres veces mayor que en uno único) de padecer preeclampsia, posible causa del estrés adicional de los riñones; trombosis, ya que hay un estrés mayor en la circulación; o diabetes gestacional. Esto puede implicar que se recomiende un parto prematuro e incluso resolverse mediante una cesárea.

Para los bebés la gravidez múltiple también representa varios riesgos, el primero de ellos es el parto pretérmino. La mitad de los embarazos múltiples terminarán antes de la fecha prevista original, aunque la posibilidad de prematuridad temprana (28 semanas) es muy baja. Si bien aumenta en función del número de bebés. Así, casi todos los embarazos de trillizos finalizan antes de las 37 semanas, y un 12% lo hace antes de las 28. Con cuatrillizos la mayoría lo hacen en torno a la semana 32.

Además del peligro de prematuridad los mellizos tendrán más limitaciones de crecimiento fetal intrauterino. El riesgo de desarrollar problemas de salud aumenta con el grado de prematuridad: los bebés que nacen más cerca de la fecha prevista de parto presentan menores riesgos.

Todo esto podría significar que, una vez hayan nacido, necesiten pasar algún tiempo en la unidad de cuidados especiales. Hacia el final del embarazo se suelen realizar más escáneres para comprobar el crecimiento de los bebés, ya que la capacidad de la placenta de suministrar oxígeno puede reducirse en este tipo de embarazos. Los controles por lo tanto serán más numerosos para comprobar el bienestar de los niños.

 

Partos múltiples

Los partos múltiples son emocionantes, aunque también son motivo de inquietud. Es posible que recibas una mayor atención médica el día que des a luz, en estos casos se amplía el equipo médico para hacer frente a cualquier posible complicación y para ocuparse de los dos (o tres o cuatro…) bebés,  y tal vez necesites más intervenciones, si bien esto no tiene por qué ser inevitable; muchos gemelos, incluso trillizos, nacen por parto natural.

Sin embargo, la mayor parte de los médicos recomiendan inducir los partos gemelares.

En el momento del alumbramiento las posibilidades de que sea necesario el uso de fórceps o ventosas son las mismas que en un parto de un único bebé, aunque pueda ser asistido para que el médico acceda rápidamente al segundo.

Después del nacimiento del primer bebé, se corta el cordón umbilical, aunque la placenta normalmente permanece en el útero hasta que nace el segundo. Después, el equipo médico confirma si el otro viene de nalgas o está de cabeza. A medida que el bebé entra en la pelvis puede que se rompa la segunda bolsa para estimular las contracciones  fuertes.

Si está de nalgas es recomendable una cesárea, además si tiene bajo peso al nacer (uno o ambos) podrían no ser capaces de soportar un parto vaginal.

Generalmente el segundo parto suele ser más rápido y seguro, ya que la salida ha sido preparada por el primero.

Es raro que el primer parto sea vaginal y el segundo requiera una cesárea, pero es más que probable que la intervención se haga necesaria, por ejemplo con fórceps.

 

Cómo cuidarse durante un embarazo múltiple

Como cualquier otra embarazada deberá cuidarse la alimentación de la madre. Las pautas alimentarias son similares a las de otra gestante, con la diferencia, de que las necesidades de calorías y nutrientes serán mayores. En este caso el aporte de calcio y ácido fólico adquiere especial importancia. Las mujeres que esperan varios bebés necesitarán entre 1.600 y 2.000 miligramos de calcio diarios.Aumentar la ingesta de proteínas también es esencial, así como de vitaminas C y D y hierro, para asegurar el aporte de oxígeno a los tejidos, y otros minerales como el zinc y el cobre.

Es normal que el aumento de peso sea mucho mayor que si el embarazo fuera de un solo bebé, por lo que si no quieres ganar kilos extra deberás cuidar meticulosamente tu alimentación. Consulta a tu médico, él te aconsejará cómo hacerlo de forma saludable, para ti y tus bebés y te recetará los suplementos alimentarios que considere oportunos.

Por lo general, deberías consumir aproximadamente 300 calorías más al día por cada bebé. Nuestra recomendación es que hagas comidas más frecuentes pero poco abundantes.

Adicionalmente, una mujer embarazada de más de un niño tendrá que descansar más y visitar con mayor regularidad al ginecólogo que una que espera uno solo.


Te puede interesar:

Los kilos en el embarazo se adquieren en su mayoría en el último trimestre del embarazo, donde además es más dificil practicar algún tipo de ejercicio físico compatible con la gestión. Por ello se recomienda cuidar la alimentación desde el inicio del embarazo para así mantener el peso controlado.

Fuente: Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 29-05-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.