×
  • Buscar
Publicidad

El peso en el embarazo gemelar

El peso en el embarazo gemelar

Si estás esperando dos bebés, tres o incluso más, lo normal es que ganes más peso que una mujer que esté embarazada de uno solo. Pero este aumento no corresponde únicamente al del otro bebé sino también a una placenta extra y más cantidad de líquido amniótico. ¿Sabes cómo debes cuidar tu alimentación?

Publicidad

Indice

 

Importancia del control del peso en los embarazos múltiples

 

En los casos de embarazo múltiples lo que comas y el correcto incremento de peso son esenciales para un desarrollo óptimo del embarazo y del parto.

En las gestaciones múltiples se suele tener más hambre en los primeros meses, y es frecuente engordar más en la primera etapa, aunque esto, como en los embarazos únicos no significa que debas comer por 3 ni por 4, si no que tendrás que cambiar tus hábitos alimentarios multiplicando el consumo de ciertos nutrientes.

Este incremento de peso al principio del embarazo es especialmente importante pues es un momento crítico para la formación y desarrollo de los órganos de los fetos. Además estimulará el aumento de la placenta, o placentas, mejorando la nutrición de los bebés en una gestación que suele ser más corta.

Generalmente se recomienda haber aumentado unos 11 kilos antes de la semana 24 y después subir gradualmente de peso hasta el final del embarazo.

Aunque la mitad de los embarazos gemelares transcurre sin ningún tipo de incidencia, son estadísticamente más complicados que los únicos, por esa razón son considerados de alto riesgo y se controlan más de cerca. Se pasarán más pruebas y más visitas prenatales, para comprobar cualquier posible problema derivado de la alimentación, comprobando los niveles de glucosa y hierro principalmente, ya que gestantes múltiples tienen más riesgo de padecer diabetes gestacional, reducción del crecimiento intrauterino, preeclampsia, anemia…

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Necesidades extra en embarazos múltiples


Lógicamente la ingesta de calorías en una gestación gemelar debe ser mayor. Esta energía extra no solo es necesaria para asegurar el desarrollo de los fetos, sino para hacer frente también a tus actividades diarias.

Lo recomendable es consumir aproximadamente 300 calorías más al día que una embarazada de un solo bebé. Esto es, en total, unas  2.700 o 2.800 kcal diarias. Si bien estas cantidades dependen del peso anterior y de la actividad física realizada por cada mujer. Por lo que el ginecólogo o la matrona serán los encargados de decidir los requerimientos concretos de cada una.

Se aconseja asimismo un incremento del aporte proteico, fundamental para la formación de los tejidos de los fetos y del volumen sanguíneo. En el menú diario no deben faltar al menos 110 g de proteínas en el caso de esperar gemelos y 150 si son trillizos.

El desarrollo de dos o más fetos también requiere de mayor hidratación. Beber más líquidos asegura una adecuada nutrición de los mismos.

Igualmente serán necesarias más cantidades de hierro, por lo menos 30 mg diarios. La anemia por falta de hierro es más frecuente en gestaciones múltiples. Esta enfermedad provoca cansancio extremo en la madre y un menor suministro de oxígeno a los bebés que podría aumentar el riesgo de parto prematuro. Probablemente se requieran suplementos de minerales y vitamínicos, ya que también son necesarias más cantidades de calcio, acido fólico y vitaminas que en un embarazo único.
 

Aumento de peso en embarazos múltiples

 

Para un peso normal (IMC entre 19,8 – 26)
 

 

Aumento Kcal /día

Aumento peso/semana

Incremento total kilos

Mellizos

600 - 660

700 g

16 – 20 kg

Trillizos

1.000

900 g

23 - 27 kg

Único

300

440 g

12 kg

 

Las molestias también se multiplican por dos


Desgraciadamente, los altos niveles hormonales de los embarazos de gemelos conllevan efectos físicos más severos.

Es normal que te sientas más cansada durante los primeros meses y las náuseas y los vómitos podrían ser más acusados. Los ardores de estómago también son más frecuentes, porque el útero es más grande y empuja más al estómago. Lo que acarrea más molestias de tipo digestivo.
 

Consecuencias de no controlar el peso
 

Es fundamental controlar los kilos que se ganan en cualquier embarazo, pero mucho más en uno gemelar, ya que son embarazos de riesgo de por sí. Así, si coges más kilos de los deseados en una gestación múltiple aumenta mucho el riesgo de padecer ciertas enfermedades, como diabetes gestacional o preeclampsia, que ponen en riesgo la vida de la madre y pueden dificultar el parto. 

También aumentan las posibilidades de que el bebé sufra ciertos problemas como macrosomía o peso excesivo (que puede causar problemas en el parto y diabetes al bebé), defectos del tubo neural o parto prematuro, con las consecuencias que ello conlleva.

Por eso, es importante que te cuides mucho más, sigas todas las revisiones al pie de la letra y vigiles tu alimentación para engordar solo lo que haga falta. 


Te puede interesar:

El peso en bebés es una de las variables que utiliza el pediatra para controlar si el desarrollo de un bebé dado está siendo el correcto en relación con otros bebés de su misma edad.

Fuente: Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 24-07-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.