Afecciones en la piel durante el embarazo

Afecciones en la piel durante el embarazo
comparte

Durante el embarazo es muy común sufrir diversas enfermedades y problemas en la piel causados tanto por los cambios fisiológicos que se producen en estos meses, como por los cambios hormonales. Te contamos cuáles son las principales afecciones de la piel que se pueden sufrir durante la gestación y cómo hacerles frente.

La piel sufre mucho durante el embarazo debido a los cambios hormonales, el estiramiento debido al crecimiento del útero, el debilitamiento del sistema inmune… esto puede causar diversos problemas y afecciones.


1- Hiperpigmentación


Los cambios hormonales afectan a la melanina de la piel, lo que puede causar a su vez la aparición de la línea alba, la línea más oscura que va desde el pubis hasta el final de la tripa, o del cloasma.


La línea alba no causa problemas ni molestias y desaparece unos meses después del parto, cuando las hormonas vuelven a su estado normal.


En cuanto al cloasma, melasma o paño gravídico, son manchas más oscuras que aparecen sobre todo en la cara debido al aumento de los estrógenos y la progesterona en estos meses. Para evitar la aparición de estas manchas hay que evitar la exposición directa al sol y usar crema fotoprotectora. La mayoría de las manchas desparecen después del parto. Si no es así, habrá que recurrir a tratamientos estéticos de blanqueamiento.

No te puedes perder ...

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada,  debes poner especial cuidado y atención a la alimentación. Para permitir un desarrollo normal del bebé es fundamental aumentar tanto la calidad como la cantidad de calorías que ingieres. Esta atención en tu alimentación durante el embarazo, y también durante la lactancia, es especialmente importante para las mujeres vegetarianas.


2- Estrías


Las estrías son cicatrices o heridas que aparecen en la superficie de la piel debido al aumento brusco de volumen de esta. Son más frecuentes, por tanto, en la zona del vientre, los muslos, los glúteos y las caderas, las zonas que más aumentan en estos meses.


En el tratamiento de las estrías es mejor la prevención, por lo que debes darte crema hidratante o antiestrías desde el primer día de embarazo, beber mucha agua y ganar peso de manera gradual.


Cuando las estrías salen, son de color rosado y, en ese momento, son más fáciles de eliminar con cremas específicas. Una vez se vuelven blancas es una cicatriz permanente que solo se puede reducir con diversas técnicas estéticas una vez el bebé haya nacido.


3- Acné


El acné o aparición de granitos y puntos negros también es muy común en estos meses debido a los cambios hormonales y el aumento de grasa en la piel. Para evitarlos debes limpiar tu cara dos veces al día con un producto específico según tu tipo de piel. Aplícate una hidratante especial para pieles grasas y recurre a remedios naturales como zumo de limón, pulpa de tomate, etc.


Ten cuidado con las cremas antiacné, puesto que algunas contienen ingredientes muy perjudiciales para el desarrollo del feto, así que no uses ninguna sin consultar antes a tu médico.


4- Prurito gravídico


El aumento de la temperatura corporal, la sequedad de la piel y el estiramiento de la misma puede causar muchos picores en la piel, lo que se conoce como prurito gravídico. Este picor es muy molesto, aunque no perjudicial para el feto. Causa pequeñas protuberancias parecidas a las picaduras de insectos que comienzan siendo pocas y se extienden poco a poco. Es más habitual en el primer trimestre de embarazo.


Para aliviar el picor debes usar crema hidratante a diario, ducharte con agua tibia y usar jabones naturales. Para calmar el picor puedes darte baños con bicarbonato de sodio y, si el picor es muy intenso, usar antihistamínicos.


5- Varices y arañas vasculares


Las varices son dilataciones anormales de las venas superficiales que pierden su capacidad de transporte normal de la sangre. Las varices se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas que no permiten que la sangre retorne de manera adecuada hacia el corazón, estancándose en estas zonas. Son comunes durante el embarazo debido a los cambios hormonales, el aumento del volumen de sangre y la compresión de las venas pélvicas que provoca el crecimiento del feto.


Para evitar las varices debes llevar una dieta sana, masajear tus piernas a menudo para favorecer la circulación y hacer ejercicio de manera regular.


Una vez las varices aparecen, si no desaparecen tras el parto, se puede usar láser transdérmico o cirugía láser para eliminarlas.


En cuanto a las arañas vasculares, son pequeñas marcas en torno a 1 mm de diámetro de color rojizo y con forma de araña que aparecen al dilatarse pequeños capilares y vasos superficiales de la piel y que suelen desaparecer solas tras el parto.


6- Herpes gestationis


Es una rara enfermedad autoinmune que se presenta en mujeres embarazadas. Se caracteriza por la aparición de lesiones bulosas intensamente pruriginosas que, en ocasiones, son de difícil diagnóstico y suelen transformarse en unas semanas en ampollas o lesiones en forma de urticaria. Suele afectar a mujeres que ya han tenido más hijos y se localizan con mayor frecuencia en el abdomen, alrededor del ombligo.


Suelen aparecer en el tercer trimestre de embarazo, entre las semanas 28 y 32, y su origen es autoinmune.


El tratamiento más indicado son los corticoides y los antihistamínicos, que no afectan al bebé. Cuando termina el brote, suele quedar una cicatriz en la zona.


7- Erupción polimorfa del embarazo (PEP)


Es más habitual en las primíparas durante las últimas semanas de embarazo, sobre todo en aquellas con embarazos múltiples y un peso excesivo. Es la afección de la piel más común en embarazadas (se da en 1 de cada 150 gestaciones).


Esta erupción comienza en las estrías del abdomen y provoca la aparición de pápulas muy pruriginosas que forman placas que se extienden por los glúteos y los muslos. No afecta a la madre ni al feto. Las lesiones suelen curarse en 4-6 semanas.


El tratamiento consiste en corticoides tópicos aplicados sobre las lesiones varias veces al día y antihistamínicos si el picor es insoportable.


8- Foliculitis


Es una erupción formada por pequeños granitos acompañada de mucho picor. Puede aparecer por todo el cuerpo, aunque es más frecuente en abdomen y mamas. Aparece en el segundo trimestre de embarazo y desaparece de forma espontánea tras el parto.


Se cree que puede estar causada por los cambios hormonales propios de estos meses y el tratamiento son corticoides o rayos ultravioleta B.


9- Colestasis intrahepática en el embarazo


Es un trastorno fisiológico que aparece en el tercer trimestre de embarazo y provoca un picor intenso, especialmente en las manos y los pies. Es un trastorno grave, puesto que puede causar complicaciones al feto, por lo que hay que tratarlo cuando antes.


La causa es que la vesícula biliar deja de funcionar correctamente a causa de la revolución hormonal, retrasando o bloqueando el flujo de bilis, que se acumula en el torrente sanguíneo causando hepatotoxicidad.


Entre los síntomas principales de la enfermedad encontramos picor muy intenso que empeora por la noche, especialmente en manos y pies, cansancio, heces de color claro, ictericia y orina de color oscuro.


El tratamiento consiste en fármacos que ayudan a aumentar el flujo de bilis y a aliviar el picor, o cremas de corticosteroides para la picazón. Si el feto está en peligro, se induce el parto en cuanto se llega a la semana 37 (o antes si no se puede esperar). Y una vez haya nacido el bebé, hay que administrar inyecciones de vitamina K tanto a la madre como al bebé ya que la colestasis dificulta la absorción de ciertas vitaminas y la falta de vitamina K puede causar hemorragias.

 

 


Te puede interesar:
Hallar la manera de cómo combinar los nombres de los padres para los bebés y que el resultado sea perfecto para la pareja no siempre resulta sencillo. Por ello, siempre se recomienda que la búsqueda comience desde que se sabe la noticia del embarazo y que se mantenga siempre la mente abierta a nuevas opciones hasta encontrar la satisfactoria para todos.


Fuente:

Herpes gestationis, Drs. Mohamed Sukni, Macarena Reinero C., Lorena Pardo T., María Eugenia Rybak O., Oscar Valderrama C., Elizabeth Rendic O., Yamile Corredoira S. Revista chilena de obstetricia y ginecología.

"Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>