Arañas vasculares en el embarazo

Arañas vasculares en el embarazo
comparte

Durante la gestación son comunes los cambios vasculares a causa del incremento, en un 50%, del volumen de sangre. Así, es habitual que las embarazadas tengan arañas vasculares, hemorroides o varices.

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para el feto si no se lleva un control adecuado

Para facilitar el desarrollo y crecimiento del bebé el torrente sanguíneo de la madre aumenta entre un 40 y un 50% durante estos meses. Este cambio afecta a todo el sistema circulatorio, sobre todo a los vasos sanguíneos que sufren una dilatación que puede provocar diversos problemas como las varices o las arañas vasculares.

 

Estas últimas, en concreto, son pequeñas marcas de entre 0,5 y 1 mm de diámetro de color rojizo y con forma de araña que aparecen al dilatarse pequeños capilares y vasos superficiales de la piel.

 

Suelen surgir entre el segundo y el quinto mes de embarazo y son más frecuentes en mujeres de piel clara. Se manifiestan en la cara, cuello, tronco, manos o brazos. Están presentes en el 67% de las embarazadas y la buena noticia es que en el 90% de los casos desaparecen solas en los 3 meses siguientes al parto.

 

Los hábitos de vida saludable en estos meses, como evitar cambios bruscos de frío-calor, o la exposición excesiva al sol, pueden reducir el riesgo de las arañas vasculares.

 

Como veíamos, el 90% de las mujeres no necesitará tratamiento ya que las arañas vasculares desaparecerán solas tras el parto. Pero si no fuera así, se puede optar por tratamientos de láser o electrocoagulación.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×