Cómo evitar las estrías durante el embarazo

Cómo evitar las estrías durante el embarazo
comparte

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de las mujeres, pero los cambios físicos que se van produciendo pueden afectarnos bastante. Nuestro cuerpo no es el mismo, estamos cogiendo algo de peso y ya han aparecido algunas pequeñas estrías en él. 

Durante esta etapa nuestro cuerpo está en constante transformación. Los cambios fisiológicos y hormonales que se producen afectarán a casi todas las partes de nuestro cuerpo, incluida la piel, y será a partir del segundo trimestre cuando aparezcan las primeras cicatrices en su superficie. 


Nuestra dermis tiene una gran capacidad para distenderse, llegando incluso a estirarse hasta diez veces más durante el embarazo, y la aparición de las estrías en ella es algo muy común. Las estrías son pequeñas hendiduras, estrechas y alargadas, que quedan marcadas en la piel cuando se ha estirado mucho y de forma rápida.


Es cierto que la aparición de las estrías es mucho mayor durante el embarazo, sin embargo, también pueden aparecer ante el aumento o la pérdida repentina de peso a causa de, por ejemplo, una enfermedad, o bien por un aumento en la producción de estrógenos en la fase de la pubertad.


Las estrías son uno de los problemas estéticos que más nos preocupan cuando estamos embarazadas y, por desgracia, aparecerán en la piel de la mayoría de nosotras, aunque en diferente grado. Sin embargo, pocas serán las afortunadas que consigan llegar al final de su etapa sin ninguna marca de ellas. Las estrías se presentan con mayor frecuencia en el abdomen, pero también es habitual su aparición en el pecho, los muslos o las caderas. 
 

¿Por qué aparecen las estrías?


Durante el embarazo, el aumento del volumen de la barriga sumado a una piel muy reseca provoca que, hacia la segunda mitad del embarazo, y especialmente durante el tercer trimestre, cuando la tripa crece desmesuradamente, aparezcan las estrías.


Es cierto que no todas las mujeres opinan de la misma manera, ya que algunas se sienten muy orgullosas de que se produzca cualquier cambio en su cuerpo provocado por la etapa tan maravillosa que están viviendo. Otras, por el contrario, no llevan tan bien esos cambios repentinos. Por eso, para quienes sí quieren prevenir las estrías, existen algunas recomendaciones que se deben seguir desde el comienzo de la gestación hasta unos meses después de dar a luz. 
 

Prevención de las estrías en el embarazo

La clave está en la prevención y, cuanto antes se empiece, mucho mejor. Seguro que con algunos de estos consejos será mucho más sencillo prevenirlas.


1. Control del peso. Para muchas mujeres controlar el peso durante el embarazo resulta una tarea muy complicada, pero es fundamental para prevenir la aparición de las estrías. Un aumento excesivo de peso es un gran factor de riesgo para que la piel se extienda demasiado y se produzca la rotura de las fibras de la dermis. Y, además, es perjudicial tanto para la salud de la madre como para la del bebé. No obstante, la pérdida de peso producida de manera repentina después del embarazo también propicia la aparición de las estrías.


2. Hidratación. Hidratar nuestra piel es fundamental a la hora de prevenir la aparición de las estrías. Por eso, el requisito indispensable para lograrlo es beber mucha agua, aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas y nutrientes, y aplicar cremas antiestrías, sobre todo durante el primer trimestre de gestación. En relación a este tipo de cremas, lo que realmente necesitamos es una crema que hidrate, revitalice y restaure la piel. La mayoría de ellas deberán aplicarse por el día y por la noche, con el objetivo de mantener siempre la piel hidratada y protegida. Se aplican con masajes circulares que estimulan la circulación cutánea. El aceite de rosa mosqueta contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales que contienen un gran poder para regenerar los tejidos de la piel.


3. Alimentación. A pesar de que no se le suele prestar atención ante la prevención de estrías, en realidad los alimentos ricos en vitamina A (productos lácteos, zanahorias, y frutas como los albaricoques), E (verduras y cereales) y C (patatas, lechuga y tomates), se convierten en verdaderos aliados. Los ácidos grasos esenciales, que están presentes tanto en verduras como en aceites vegetales y pescado, aportan elasticidad a la piel y favorecen la producción de colágeno.


4. Ejercicio. Practicar ejercicio y mantenerse en forma durante el embarazo es muy beneficioso para nuestra salud. Además, tener un buen tono muscular es fantástico para evitar las pequeñas roturas de la piel. Hay que saber que no todos los ejercicios ni deportes son adecuados cuando estamos embarazadas, pero algunos como la natación, el yoga o los ejercicios aeróbicos son muy recomendables.
 

Remedios caseros para eliminar las estrías


- Aloe vera: El aloe vera es un elemento natural que sirve para muchos problemas relacionados con la piel. Por eso, cuando aparecen las estrías, las propiedades curativas y cicatrizantes de este elemento natural harán posible su desaparición. Se debe frotar el área afectada con movimientos circulares y pasados aproximadamente quince minutos, se tiene que enjuagar la zona con agua tibia.


- Zumo de limón: Por norma general, el limón es un excelente truco de belleza, y en el caso de las estrías no podía ser menos. Frotar zumo de limón sobre las estrías que ya se han formado, dejar que penetre en nuestra piel y luego enjuagar con agua fría es un gran remedio casero que nos dejará sin palabras.


Sin duda, la constancia y la dedicación serán básicas para prevenir las estrías que aparecen durante el embarazo, aunque debemos aceptar que se acaben convirtiendo en partes de un proceso natural por el que tenemos que pasar la gran mayoría de mujeres si queremos ser mamás


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×