La 34ª semana de embarazo

La 34ª semana de embarazo
comparte

Todos los sistemas principales del bebé están desarrollados y sigue aumentando de peso y acumulando grasa. Ya tiene un 99% de posibilidades de sobrevivir.  Cada vez estarás más cansada y fatigada, trata de descansar y de no realizar movimientos bruscos.

Su peso está entre los 2,2 y 2,4 kilos y mide entre 39 y 45 cm. Todos los sistemas principales del cuerpo, salvo los pulmones, están desarrollados. El bebé sigue aumentando de peso y acumulando grasa.

Sus órganos se están preparando para la vida fuera del útero. Sus riñones están produciendo orina. El cerebro se desarrolla rápidamente. Aumenta enormemente la cantidad del tejido cerebral. Este desarrollo continuará durante varios meses después de su nacimiento.

Si has estado preocupada hasta ahora por si el bebé nacía prematuramente, debes saber que ya tienen un 99% de posibilidades de sobrevivir fuera del útero.

Cambios en la madre

Hacia esta semana ya deberías estar asistiendo a clases prenatales donde aprenderás técnicas de relajación y de respiración si es que has optado y estás en condiciones de tener un parto natural. Te ayudarán a relajarte durante el trabajo de parto y serás capaz de enfrentarte a las contracciones. Estas técnicas también te pueden ayudar durante lo que queda del embarazo para que logres relajarte y así superar cualquier dolor que puedas tener.

Es posible, sobre todo si es verano, que tus pies y tobillos estén muy hinchados por la presión que ejerce sobre ellos el peso del bebé. Trata de evitar las comidas que contengan mucha sal. Te sugerimos poner los pies en alto y recostarte sobre tu lado izquierdo, verás que esta hinchazón disminuye. Si notas una hinchazón repentina de las manos y cara, llama inmediatamente a tu doctor.

Puedes sentirte cada vez más fatigada. No vayas muy rápido y ahorra energía durante el trabajo. Si tienes que pasar mucho tiempo de pie, trata de llevar un cinturón de maternidad que ayuda a redistribuir el peso. Si has estado acostada o sentada mucho rato, no te levantes bruscamente, puedes marearte.

Puedes notar la aparición de una erupción de manchas rojas en tu vientre, que podrían extenderse a tus nalgas y piernas. Esto se llama erupción polimorfa del embarazo (PEP). Son lesiones diversas (placas eritematosas, pápulas, vesículas, púrpura, lesiones tipo eritema multiforme) y prurito. Acude a tu médico para que te recete un tratamiento.

 

 


Fuente: 

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×