×
  • Buscar
Publicidad

Cómo saber si estoy de parto

Cómo saber si estoy de parto

El mundo del cine y alguna que otra noticia sensacionalista mostrando mujeres que no llegan al hospital y dan a luz en un taxi o en la calle han provocado que el momento en el que el cuerpo anuncia el parto sea uno de los más temidos por muchas futuras madres primerizas, que se inquietan dudando si llegarán a tiempo.

Publicidad

Índice

 

Síntomas del parto

Afortunadamente la realidad dista mucho de lo que aparece en las películas, y lo más frecuente es que, desde las primeras contracciones hasta el nacimiento del bebé, pasen varias horas o días. Eso sí, conviene familiarizarse con las señales que advierten de que el bebé está preparado para nacer.

Existen seis motivos fundamentales, que toda embarazada debe conocer, para acudir al médico entorno al momento del parto:

1. Contracciones. Lo más común es que, cuando el parto va a suceder, se produzcan contracciones, que van siendo cada vez más intensas, más regulares y más dolorosas. La aparición de contracciones a lo largo de 2 horas, que se repiten de forma regular cada 5 o 10 minutos es la causa más frecuente para acudir al ginecólogo o al centro donde va a ser asistida la mamá, con el fin de determinar si realmente está de parto. Son contracciones rítmicas y regulares, seguramente hayas tenido antes contracciones de Braxton Hicks, pero ahora te darás cuenta de cuáles son las verdaderas contracciones de parto porque, a diferencia de una falsa contracción, se repiten regularmente y cada vez que se acorta más el tiempo entre una y otra. Si es tu primer hijo, debes acudir al hospital cuando se repiten más o menos cada cinco minutos durante más de una hora. En cambio, si has tenido un bebé, es preferible que acudas antes, cuando empiezan a ser regulares.

2. Hemorragias: Un sangrado abundante, es decir, semejante al de una regla, también es una razón de peso para acudir al hospital. Si bien, no debe confundirse con la expulsión del tapón mucoso. Es habitual, unos días antes del parto que la mujer expulse un tapón de moco rodeado de unas hebras de sangre, e incluso acompañado de un sangrado escaso. Pero esta “señal” solo indica que el cuello se está dilatando, preparándose para el parto, que no necesariamente va a ser inminente, de hecho puede producirse muchos días después. Para que sea inminente tienen que existir contracciones. Ahora bien, si esta hemorragia es intensa, entonces sí que es urgente presentarse en el centro correspondiente.

3. Ruptura de la bolsa amniótica: Si de forma brusca se pierde una gran cantidad de líquido a través de la vagina significa que se ha “roto aguas”. Esto no es doloroso, pero al producirse una pérdida de líquido amniótico supone un riesgo para el feto, que pierde su protección. No es necesario acudir urgentemente al hospital, pero sí dentro de las 24 horas siguientes. Existe, además, un tipo de rotura de membranas, que no es una rotura clásica, y se denomina rotura alta. En estos casos se produce una fisura de la bolsa y las pérdidas de líquido son más constantes pero menos abundantes, lo que puede resultar engañoso para la mujer, quien no sabe si realmente ha roto aguas o tiene un flujo algo mayor de lo normal. Ante la sospecha de rotura de membranas hay que acudir al médico, porque el parto va a suceder en las horas siguientes. No existe una urgencia inmediata, se puede tomar con calma, especialmente si el líquido que sale es transparente, como agua. Sin embargo, si éste fuera verdoso, sí hay prisa para saber si el feto tiene bienestar suficiente, pues ese color significaría que ha expulsado el meconio en el interior del útero, lo que podría implicar que el feto no está oxigenado adecuadamente.

4. Disminución o ausencia de movimientos fetales: Es importante que el feto se mueva y que la madre note esos movimientos a diario, pues esto nos indica el bienestar del bebé. Si el feto deja de moverse significa, o puede representar, que no se encuentra  a gusto. Por lo tanto si, a lo largo de un día, no se percibe movimiento alguno hay que ir rápidamente al ginecólogo para comprobar qué está sucediendo.

5. Se produce el encajamiento del bebé: El bebé empieza a descender hacia la pelvis y se encaja para el futuro parto. Esto disminuye la presión en la caja torácica de la mujer. Esto va a hacer que comiences a respirar mejor.

6. Dilatación del cuello del útero: cuando el parto se acerca, el cuello uterino comienza a ablandarse y en ocasiones se dilata uno o dos centímetros. Durante las revisiones ginecológicas se examinará el cuello del útero y se comprobarán los posibles cambios para estimar el momento adecuado del parto.


¿Puede ser una falsa alarma?

No te puedes perder ...

Y tambien:

Aunque lo “normal” es que un embarazo dure 40 semanas (contando desde el primer día de la última regla), es una norma muy relativa.

Si todo ha ido bien en el embarazo, a partir de la semana 37 del embarazo el parto puede suceder en cualquier momento y estaría dentro de lo que se considera normal.

Cuando entres en el último mes del embarazo cada sensación, molestia o dolor se puede convertir en una posible señal de que el bebé está a punto de llegar. Lo mejor es que con cualquier señal que te parezca dudosa consultes con tu médico. Quizá puedes llamar a tu matrona o directamente a tu especialista, si no es así no dudes en acudir a urgencias. Piensa que las falsas alarmas son muy habituales, tanto en primerizas como en mujeres que ya han tenido hijos, así que no tienes motivos para sentirte mal por consultar.


¿Qué debo procurar hacer si efectivamente estoy de parto?

- No salgas corriendo al hospital a no ser que sientas alguna señal alarmante. Estas señales alarmantes pueden ser pérdida de sangre, líquido con color, fiebre, dolor muy intenso de cabeza o abdomen, etc. Piensa que cuando el trabajo de parto empieza, las horas pueden ser largas.

- Acaba de preparar tu bolsa para el hospital y lo del bebé. Hazlo con tranquilidad, lo más normal es que tengas tiempo de sobra.

- Si te apetece te puedes duchar para sentirte más cómoda puedes hacerlo sin problema. No te bañes, una ducha calentita que servirá también para relajarte.

- Lo mejor es ir al hospital sin esmalte de uñas y sin maquillaje.

- En cuanto a comer antes del parto, cada uno tiene una opinión, sigue la de tu proveedor médico de la salud.


Te puede interesar:

La aventura del embarazo, para algunas mujeres, empieza cuando se preguntan "¿es posible saber si estoy embarazada?" ante los primeros síntomas de la gestación. Una vez que se confirma la noticia la multitud de cambios se multiplican hasta hacerse casi diarios.

Fuentes:

Unidad de la Mujer Recoletas, http://www.fivrecoletos.com/como-saber-si-estoy-de-parto/

Fecha de actualización: 15-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.