×
  • Buscar
Publicidad

Cuándo ir al hospital de parto

Cuándo ir al hospital de parto

Una de las mayores preocupaciones de las madres primerizas que han entrado en el tercer trimestre de gestación, es saber cuándo es el momento preciso de ir al hospital cuando el parto comienza

Publicidad

Indice

 

Temores en las últimas semanas del embarazo

Muchas mujeres embarazadas temen no estar preparadas, no tener tiempo de reacción o incluso a parir por el camino.

Pero estas estampas típicas del imaginario colectivo tienen tanto de populares como de poco reales. Lo más habitual, suele ser lo contrario, que nos presentemos en el hospital y que nos manden de vuelta a casa por no haber comenzado aún la fase activa del parto.


¿Cómo son las contracciones de parto?

No te puedes perder ...

Plan de parto: Elige cómo va a ser

Plan de parto: Elige cómo va a ser

La Ley General de Sanidad recoge el derecho de cualquier paciente a decidir libremente sobre las intervenciones médicas que se le practiquen. Por eso, esta ley ampara el derecho de las embarazadas a elegir su plan de parto, cómo quieren que sea, si no hay complicaciones, el parto (por cesárea, vaginal, con anestesia, sin ella). A continuación te damos las claves para saber cómo decidir tu plan de parto y hacerlo efectivo

Y tambien:

Las contracciones de parto deben ser regulares y dolorosas. Estas contracciones deben de venir al menos cada 5 minutos de forma regular y con una intensidad no soportable en muchas mujeres durante al menos una o dos horas. Deben durar cerca de un minuto y se sabe que son dolorosas cuando durante la contracción no eres capaz de hablar.

En el caso de que hayas tenido más partos, debes acudir al hospital cuando las contracciones empiecen a ser regulares con una periodicidad de entre 8 y 10 minutos.

 

¿Cuándo realmente se debe ir al hospital para dar a luz?

Cuando SI ir al hospital

- Rotura de aguas:

> Sale un líquido transparente uniforme (Aún hay margen para preparar todo con calma y acudir tranquilamente al hospital)

> Sale un líquido verdoso (Hay que acudir inmediatamente al hospital).

- Sangrado. Igual o más que en una regla.

Contracciones constantes y dolorosas de 1 o 1 ½ minuto, que no se calman al cambiar de postura o descansar, cada 5 minutos durante una hora en primerizas y cada 10 en multíparas.

- No se sienten los movimientos del bebé durante un día.

Cuando NO ir al hospital

- Cuando se expulsa el tapón mucoso. Esto es solo una señal de que el parto se aproxima pero no indica que vaya a ser inminente. Pueden pasar varios días, incluso semanas.

- Contracciones de Braxton Hicks. Solo duelen en la parte del vientre. Son irregulares, menos dolorosas y desaparecen cuando se cambia de postura o al descansar.

- Contracciones suaves y espaciadas.
 

¿Qué hacer si tienes contracciones pero aún no son las “buenas”?

Quédate en casa, cómoda y relajada. Estarás más a gusto y tranquila que si esperas en el hospital, si es que allí no te han dicho ya que vuelvas.

Cronómetro en mano, cuenta cada cuanto tienes las contracciones. Si se intensifican y se repiten cada 5 minutos coge la maleta. Si no, intenta relajarte con las técnicas aprendidas en las clases de preparto o haz respiraciones profundas para aliviar el dolor.

Camina y cambia de postura.

Si te duele la espalda aplícate calor en la zona lumbar.

Date un baño de agua caliente. Te relajará y aliviará la tensión.

Recuéstate sobre tu costado y pide a tu pareja que te dé un masaje en la zona lumbar

Y si tienes más dudas, no dudes en acudir a nuestras charlas presenciales o hacer el curso online de las Charlas Matronales.  


¿Cuántos días puedo estar con contracciones?

Cerca de la fecha de parto, empiezan a aparecer contracciones en algunas horas del día, normalmente por la tarde y por la noche. Estas contracciones son irregulares (no tienen la misma intensidad ni aparecen con la misma periodicidad). A veces, al tumbarse o acostarse de lado, pueden parar. Este fenómeno se llaman pródomos de parto y a veces dura varios días.
 

¿Cómo debo prepararme para el parto?

El parto conlleva preparativos de todo tipo y, cuando ya tienes las contracciones o has roto agua, es imposible que te dé tiempo a diseñar todo el operativo logístico en el que se ve inmersa cualquier pareja que se pone de parto. Algunas cosas sobre las que tienes que reflexionar antes del parto son:

- Calcula la distancia desde casa en kilómetros y en minutos. Puedes “ensayar” el trayecto a diferentes horas del día para saber el tráfico en cada momento.

- Piensa en cómo vas a trasladarte. Piensa de antemano si quieres desplazarte en coche propio (conduciendo otra persona, taxi, etc.). En el caso de llevar coche propio, cuando calcules la distancia en minutos debes añadir el tiempo que tardas en aparcar.

- Si tienes otros hijos debes pensar con quién los dejas. Debes pensar en una persona de confianza para que pueda quedarse con el resto de la familia, puede ser en tu propia casa o en la casa de los otros.

- Ten preparado lo que quieres llevarte al hospital. Prepara tu maleta y la canastilla del bebé. No olvides tu historia médica completa, la cartilla de la Seguridad Social y tu DNÏ para que puedan comprobar tu identidad.

- Si sigues trabajando, habla con tus compañeros antes de que se acerque la fecha del parto con el fin de que puedan hacerse cargo de los asuntos importantes. También debes tener a mano los documentos que necesitarás a la hora de solicitar la baja parental.

- Crea tu plan de parto. Piensa en los procedimientos que quieres que se sigan en el parto. Si quieres epidural, si quieres contacto nada más el bebé nazca, tu postura con la lactancia materna, qué piensas sobre la cesárea, la episiotomía, etc. Es importante que sepas que en el caso que no se pueda seguir tu plan de parto es por el bien tuyo o de tu bebé, no te frustres.

- Elige quién va a entrar en la sala de parto. En algunos hospitales dejan entrar a más de una persona, en cambio en la mayoría sólo podrá hacerlo una. Habla con tus familiares para que en el momento no haya discusiones ni se sientan decepcionados con tu elección.

- Habla con familiares y amigos sobre las visitas después del parto. Puede que tus amigos y familiares se mueran de ganas por conocer a tu hijo, pero igual quieres esperar un poco hasta conocer un poco a tu bebé y habituar tu casa a la llegada. Habla con ellos antes para que no se sorprendan de tu decisión o tengas sorpresas que no te apetecen.
 

 


Fuente: Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 04-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.