×
Publicidad

Síntomas de parto

Síntomas de parto

Cuando las últimas semanas de gestación van llegando a su fin, y poco a poco el parto se acerca, una mujer puede, en ocasiones, confundir los síntomas que realmente indican el momento del alumbramiento.

Publicidad

Indice

Resulta difícil calcular con total precisión en qué momento van a comenzar los dolores. Por lo general, y en casos de haber seguido un embarazo totalmente normal, el bebé llegará al mundo entre la 38 y 42 semana de gestación.
 

¿Cuáles son los verdaderos síntomas del parto?

1. Distensión abdominal. La cabeza del bebé se asienta en la pelvis de la madre. Notarás que la tripita está más baja. Puede ocurrir unos días o unas horas antes de nacer.

2. Secreción. Cuando el útero se dilata un tapón mucoso sanguinolento, que se formó para proteger al bebé, es expulsado a través de la vagina. Puedes notar que después de ir al baño y limpiarte tienes una secreción de color marrón con vestigios de sangre. La pérdida del tapón mucoso puede indicar el inicio del trabajo de parto o que se está acercando le día de este.

3. Ruptura de membranas. La bolsa de líquido amniótico que envolvía al bebé se rompe, comúnmente, “romper aguas”. Puedes observar que la bolsa se rompió y notas la salida de un líquido que se parece a la orina, pero es más claro y turbio. Además, este líquido puede contener algunos rasgos blanquecinos y no puede ser controlado como en el caso de la orina.

No te puedes perder ...

Plan de parto: Elige cómo va a ser

Plan de parto: Elige cómo va a ser

La Ley General de Sanidad recoge el derecho de cualquier paciente a decidir libremente sobre las intervenciones médicas que se le practiquen. Por eso, esta ley ampara el derecho de las embarazadas a elegir su plan de parto, cómo quieren que sea, si no hay complicaciones, el parto (por cesárea, vaginal, con anestesia, sin ella). A continuación te damos las claves para saber cómo decidir tu plan de parto y hacerlo efectivo

Y tambien:

4.Dilatación del cuello uterino: este es otro indicador de que el bebé va a nacer pronto. La dilatación del cuello del útero aumenta a medida que el trabajo de parto se desarrolla. Sin embargo, la dilatación solo puede ser observada por el obstetra o por la partera a través del examen de tacto vaginal. Es necesario tener 10 centímetros de dilatación del cuello uterino para permitir el paso del bebé (esta es la fase que más se demora durante el trabajo de parto).

5. Contracciones. El útero comienza a contraerse y relajarse a la vez que se dilata. Son dolores que se suceden de forma regular. Al comienzo se dan cada 20 o 30 minutos hasta que este intervalo de tiempo se reduce a 30 o 70 segundos. 

Para detectar que las contracciones que se sienten son las que dan comienzo al parto puedes examinar si el cérvix, o cuello del útero, ha comenzado a dilatarse. El útero, a su vez, es un músculo que comenzará a contraerse de forma regular. Tu abdomen se endurecerá, para seguidamente pasar a relajarse, entre contracción y contracción.

La intensidad del dolor que se siente va en aumento según se acerca el alumbramiento, lo hace de manera progresiva comenzando en la espalda y pasando a la parte baja del abdomen.

Notarás que el bebé aún se mueve, lo hará antes y durante el parto.

 

Contracciones falsas

Si te enfrentas a un parto normal debes tener en cuenta que existen un tipo de contracciones “falsas”, o de Braxton Hicks. Suelen darse al final del día y pueden llegar a ser muy dolorosas, a pesar de ello, no indican que el parto ha comenzado. Puedes tu misma comprobarlo midiendo la frecuencia de estos dolores, que son irregulares, y haciéndote un examen vaginal.

Con ayuda de un reloj, calcula tu misma la frecuencia de los dolores que sientes. Si son regulares indicará que el trabajo de parto ha comenzado


Estoy de parto, ¿qué hago?

Cuando identifiques si estás en trabajo de parto, debes tomar en consideración una serie de factores como:

- Si tienes una cesárea programada: cuando la embarazada desea dar a luz a través de una cesárea, pero entró en trabajo de parto antes de la fecha prevista para la cirugía, debe informar al médico inmediatamente mientras se desplaza al hospital.

- Si quieres un parto normal: si deseas un parto natural y descubres que has entrado en trabajo de parto, debes estar calmada y ver en el reloj cada cuánto tiempo se producen las contracciones. Puede que esto te resulte complicado, puedes pedir ayuda para controlar el tiempo de contracciones a la persona que esté contigo en ese momento.

En el inicio del trabajo de parto, la embarazada por lo general puede continuar haciendo sus actividades diarias. Esto ocurre especialmente cuando es el nacimiento del primer hijo, porque en estos casos el trabajo de parto se suele demorar varias horas.


¿Cuándo debo acudir al hospital?

La recomendación es que acudas al hospital cuando las contracciones sean muy intensas y surjan cada 5 minutos, sin embargo, debes tener en cuenta el tráfico y la distancia que tienes al hospital, pudiendo ser necesario que salgas cuando las contracciones surjan cada 10 minutos.

Como hemos dicho, durante el trabajo de parto el dolor aumentará progresivamente, pero mientras más tranquila y relajada te encuentres, mejor y más fácil será el trabajo de parto. No se debe acudir al hospital cuando sientas la primera contracción, ya que el trabajo de parto ocurre en tres fases: dilatación (la fase que más se demora y donde va aumento progresivamente el cuello del útero), la fase activa (donde nace el bebé) y la fase de salida de la placenta.

Si la bolsa todavía no se ha roto, lo que puedes realizar para aliviar el dolor de las contracciones es tomar un baño tibio en una bañera limpia o en una piscina pequeña (el agua caliente ayuda a relajar y favorece la dilatación).


¿Cuáles son los síntomas de parto prematuro?

En torno a un 10% de las embarazadas experimenta síntomas de parto prematuro. Es por esto que es importante reconocerlos a tiempo para poder actuar y detenerlos con el fin de que el parto se produzca en el momento adecuado. Ten en cuenta que algunos son propios del embarazo normal:

- Aumento de la frecuencia de las contracciones

- Presión intensa sobre el pubis

- Dolor continuo en la zona lumbar

- Calambres o cólicos abdominales

- Aumentos y cambio de fluido vaginal

- Sangrado vaginal

- Rotura de bolsa amniótica

- Expulsión del tapón mucoso

- Sensación de intranquilidad y desasosiego

- Escalofríos y aumento de la temperatura corporal

 

 


Te puede interesar:

Fecha parto: se trata del momento en el que previsiblemente acabe el periodo de gestación y nazca el bebé. Por lo general tiene lugar 280 días después del primer día de la última regla.

Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

 

 

Fecha de actualización: 31-05-2020

Redacción: Almudena Villoslada

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.