Pérdida de líquido amniótico

Pérdida de líquido amniótico
comparte

El líquido amniótico es vital para garantizar el desarrollo y crecimiento del bebé dentro del útero, por lo que las pérdidas de este líquido son muy graves y se debe acudir inmediatamente al médico. ¿Sabes distinguir el líquido amniótico de la orina o del flujo vaginal?

El líquido amniótico es un fluido acuoso y ligeramente amarillento que contiene nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo del feto, como lípidos, proteínas, carbohidratos, urea y electrolitos, los cuales traga y luego elimina a través de la orina, que vuelve al líquido amniótico.

 

Su principal misión, por lo tanto, es nutrir al bebé, así como protegerle de las lesiones externas y de la pérdida de calor. Cuando la embarazada se pone de parto se rompe la bolsa y se expulsa a través de la vagina el líquido amniótico. En ese momento no hay ningún problema porque este se pierda. Sin embargo, en cualquier otro momento, puede ser muy grave para el bebé, por lo que si se sospecha que se está perdiendo líquido amniótico hay que acudir inmediatamente al hospital ya que podría implicar riesgo de aborto o parto prematuro.

 

En ocasiones disminuye la cantidad de líquido amniótico pero este no sale a través de la vagina. Es lo que se conoce como oligoamnios u oligohidroamnios. Si se pierde totatalmente el líquido se produce un anamnios.

No te puedes perder ...

Corioamnionitis: embarazos de alto riesgo

Corioamnionitis: embarazos de alto riesgo

Una de las posibles complicaciones que se puede producir en una gestación es la corioamnionitis, es decir, la infección de las membranas placentarias y del líquido amniótico, lo que puede dar lugar a un parto prematuro. Aunque es poco frecuente, si se produce una rotura prematura de las membranas, los gérmenes de la vagina o del recto pueden pasar hasta el útero infectándolo. Un control riguroso de la embarazada y un diagnóstico precoz evitarán los riesgos

 

¿Cómo saber si es líquido amniótico?

 

El líquido amniótico se puede confundir con flujo vaginal u orina. Se distingue de ambos porque es incoloro o blanquecino,menos espeso que el flujo y a veces contiene partículas blancas o restos de sangre flotando.

 

Cuando la bolsa se rompe en el parto sale una gran cantidad de líquido de manera rápida, por lo que es más fácil de diferenciar. Pero si hay una pequeña fisura en la bolsa, se puede confundir con más facilidad. Fíjate bien en las características antes descritas y, si sigues teniendo dudas, puedes hacer lo siguiente:

 

- Haz pis para vaciar la vejiga completamente y descartar pérdidas de orina.

 

- Colócate en la braguita un paño oscuro a modo de compresa. Da un pequeño paseo y tose repetidas veces.

 

- Después de esto, mira el paño, si la bolsa se ha roto verás una mancha de líquido, indicación de que debes acudir al médico.

 

Causas relacionadas con la pérdida de líquido

 

- Después de una amniocentesis puede abrirse una fisura, que generalmente se cicatriza sola con reposo y cuidado.

 

- Infección congénita

 

- Desprendimiento prematuro de la placenta

 

- Anomalías fetales

 

- Mujeres con antecedentes de rotura prematura de la bolsa

 

¿Qué hacer?

 

Si notas que estás perdiendo líquido amniótico debes acudir inmediatamente a Urgencias. Allí te harán diversas pruebas para averiguar la causa de esta pérdida, así como para evaluar el bienestar fetal por medio de monitorizaciones.

 

Generalmente se recomienda reposo y la ingesta de antibióticos para evitar infecciones. Normalmente, si el feto es viable, se provocará el parto.


Te puede interesar:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuántos kilos se suben en el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>