¿Cómo ayudar a iniciar el trabajo de parto?

¿Cómo ayudar a iniciar el trabajo de parto?
comparte

El objetivo de la inducción del trabajo de parto es, sin duda, provocar las contracciones o hacer que estas sean algo más fuertes. En dicha inducción se precisan unos tratamientos para iniciar o acelerar el trabajo de parto. Serán en este caso el ginecólogo o la matrona quienes ayuden a la futura mamá a hacerlo.

El trabajo de parto en sí es una serie de contracciones progresivas y continuas del útero que tienen lugar antes de dar a luz. Dichas contracciones lo que hacen es ayudar a que se abra y se afine el cuello para permitir que el bebé pase por el canal de parto.


¿Qué es el canal de parto?


El canal de parto es el conducto por el que circula el niño durante el parto. Este se extiende desde el estrecho superior de la pelvis hasta el orificio vaginal y está integrado por la pelvis, el cuello uterino, la vagina y el útero.


Una vez se acerca el momento del parto, es decir, del nacimiento del bebé, para las madres empieza siendo una situación algo tensa sobre todo si son primíparas (madres que paren por primera vez) porque no saben cómo se va a desarrollar. Pero como cada parto es distinto, no se pueden establecer unas pautas como tal. Desde el punto de vista médico (y a pesar de que cada nacimiento es único) en el trabajo de parto se producen tres etapas:

No te puedes perder ...

Cómo superar el miedo al parto

Cómo superar el miedo al parto

La inminente llegada del recién nacido puede crear una gran ansiedad a la mujer por el temor al dolor, a los posibles riesgos que existen para el bebé y para la madre y a no saber o no poder responder de forma adecuada en los momentos más importantes. La información, la confianza y la compañía son los tres factores clave para superar la lógica inquietud ante el parto.


- Dilatación. Esta primera fase va desde el inicio hasta la dilatación completa del útero. Esta fase se llama completa porque en ese momento el cuello del útero se ha dilatado tanto que forma solo un conducto con la vagina, que es por donde el feto saldrá. La dilatación completa será de unos diez centímetros aproximadamente, amplitud que le permitirá al feto salir.


- Expulsivo. Esta segunda fase comienza cuando se alcanza la dilatación completa y terminan cuando el feto sale. Será en esta fase en la que la mamá comenzará a notar una necesidad de apretar, algo similar a la de hacer de vientre. Los pujos en el trabajo de parto son fundamentales, ya que de hecho es una manera muy buena para lograr que el bebé salga mucho mejor. En los partos normales, lo más habitual es que el bebé salga mirando hacia la espalda de la madre. Esto es debido a la forma ovalada de la última parte estrecha que tiene que atravesar en la pelvis, entre el pubis y el coxis.


- Alumbramiento. Es habitual confundir el alumbramiento con el parto en sí, pero lo cierto es que esta fase hace referencia a la salida de la placenta, pues, de hecho, el parto no ha acabado hasta que no salen la placenta y las membranas ovulares. Aquí, una vez se ha vaciado ya el útero, se ponen en marcha una serie de señales que hacen que la placenta se desprenda y se expulse.


Señales del trabajo de parto


A pesar de que las señales del trabajo de parto son diferentes en cada mujer, pues cada una de ellas lo experimenta de manera distinta, algunas de las más comunes son las siguientes:


- Pérdida del tapón mucoso: es posible que se expulse de la vagina una pequeña cantidad de mucosidad mezclada con algo de sangre.


- Contracciones: las contracciones o espasmos musculares uterinos que se presentan en intervalos inferiores a diez minutos son otra indicación de que comenzó el trabajo de parto. Estas pueden volverse más frecuentes e intensas a medida que el trabajo de parto progresa.


- Ruptura del saco amniótico: el trabajo de parto suele comenzar normalmente cuando sale el fluido amniótico de la vagina. Una vez la futura mamá haya experimentado la ruptura del saco amniótico debe de ir de inmediato al hospital. La mayoría de las mujeres comienzan este trabajo de parto dentro de varias horas después de romper el saco amniótico.


Uno de los medicamentos que más se utiliza para acelerar las contracciones, iniciarlas o hacerlas más fuertes es la oxitocina. Una pequeña cantidad de esta ingresa en el cuerpo de la madre a través de la vena y a un ritmo constante. Cuando se comience con ello, es decir, cuando se le ponga oxitocina a la mamá será necesario vigilar la frecuencia cardiaca del bebé y la fuerza de las contracciones con el objetivo de verificar que estas no sean tan fuertes que acaben haciéndole daño al bebé.


¿Por qué se necesita inducir el parto?


Existen muchas razones por las que se puede inducir el trabajo de parto, y es probable que esta inducción comience antes de que se presente cualquier signo cuando:


- Las membranas o las bolsas de agua se rompen, pero el trabajo no ha comenzado.


- Se pase de la fecha probable de parto (casi siempre entre la semana 41 y 42).


- Se haya tenido un mortinato en el pasado (aborto espontáneo o pérdida fetal que se produce en el útero durante las últimas veinte semanas de embarazo).


-Exista una determinada afección, como la presión arterial alta y la diabetes, durante el embarazo que pueda poner en peligro la salud del bebé.


Alimentos que ayudan a que el parto se adelante


Sin duda, antes de comenzar a leer los alimentos que algunos estudios afirman que ayudan a favorecer el trabajo de parto, debes preguntar antes siempre a tu médico, sobre todo si se trata de alimentos o determinados nutrientes que nunca consumes en tu día a día porque podrían ser perjudiciales. Es habitual escuchar a muchas futuras mamás hablar sobre los alimentos que tienen o no prohibidos durante el embarazo y el parto como algunos alimentos sólidos o líquidos, pero debemos saber que esto podría llegar a representar un problema. Es cierto que existen muchas mujeres que no desean comer ni beber durante la fase activa del parto. El problema que aquí se presenta es que forzar al ayuno a aquellas que sí quieren comer podría ser algo desagradable y perjudicial. Para la OMS, la ingesta de líquidos y sólidos no se debería impedir a las mujeres de bajo riesgo, misma organización que recomienda “no restringir líquidos durante el trabajo de parto y permitir a las mujeres con trabajos de parto que progresan con normalidad ingerir comidas livianas en caso de necesitarlas”. Algunos de los alimentos que pueden ayudar a inducir el parto de forma más rápida son:


- Regaliz

- Ajo

- Té de comino

- Chocolate

- Jengibre


Si el médico te lo ha permitido, tú has pasado de la semana 41, y el pequeñajo nada de nada todavía, prueba con alguno de estos alimentos en desayunos, comidas o cenas. Es posible que tengan un efecto positivo en cuanto a la inducción del parto.

También existen otros remedios caseros que se supone que ayudan a iniciar el trabajo de parto y, aunque no hay estudios concluyentes al respecto, no pierdes nada por intentarlo, como subir y bajar escaleras, andar mucho, practicar sexo o comer alimentos picantes.…

 

 


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cuándo se sabe el color de ojos de un bebé?" ya que muchos recién nacidos nacen con los ojos grises/azulados. Esto es totalmente normal y los ojos irán adquiriendo su color definitivo conforme pasa el tiempo entre los meses 6 y 12.


Fuentes:

“Nutrición en el parto” https://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/public/documentos/parto/partomedicalizado/nutricion.pdf

“Alimentación saludable durante el embarazo, parto y puerperio” https://www.sergas.es/docs/muller/VIIIPerinatal/Documentacion/5_Alimentacion_emb_puer_lm_Ana.pdf

Fecha de actualización: 22-11-2018

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>