×
  • Buscar
Publicidad

Pujos en el parto

Pujos en el parto

Los pujos son los empujones que se realizan en el periodo expulsivo del parto para ayudar al bebé a salir. Generalmente, en mujeres a las que se les ha administrado la anestesia epidural, los pujos son dirigidos ya que no suelen notar las ganas de empujar que sí se notan en un parto sin anestesia. Por eso en los cursos de preparación al parto te enseñarán cómo hacer los pujos correctamente

Publicidad

Indice

 

Los pujos en el parto

Cuando la parturienta ha dilatado 10 cm comienza el periodo expulsivo, en el que el bebé desciende a través del canal del parto para salir finalmente del mismo. Este periodo, en primerizas, suele durar entre 2 y 3 horas. En mujeres que ya hayan dado a luz previamente se suele acortar a una hora.

Durante todo este periodo es fundamental que la mamá empuje para ayudar al bebé a salir ya que éste tiene que atravesar 4 planos diferentes del canal del parto y necesitará realizar ciertos movimientos de rotación, flexión y descenso hasta que su cabeza corone.

Los pujos deben ser coordinados y realizarse durante las contracciones, nunca en el momento de descanso entre una y otra. En aquellas mujeres que no se han puesto la anestesia epidural los pujos son naturales ya que siente una gran presión y ganas de empujar en los momentos adecuados. Sin embargo, las mujeres que tienen la epidural no suelen sentir nada, por lo que en su caso los pujos deberán ser dirigidos, es decir, será el personal médico el que indique cuándo debe empujar según la curva de la contracción.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Lo ideal es realizar 2-3 pujos efectivos encada contracción seguido de un periodo de descanso. Para que el pujo sea efectivo se debe contraer la pared abdominal y hacer fuerza en sentido descendente. Debe ser un pujo intenso y lo más prolongado posible.

 

Tipos de pujo

Existen dos tipos de pujo:

- Pujo en espiración: consiste en realizar una inspiración larga y espirar lentamente mientras se realiza la fuerza abdominal hacia dentro y hacia abajo. Es menos eficaz con la anestesia epidural ya que no se nota la presión.

- Pujo en apnea o vasalva: consiste en realizar una inspiración larga y empujar aguantando la respiración mientras dura el pujo. S la más habitual en mujeres con la anestesia epidural.

En ambos tipos de pujo se debe empujar hacia la misma zona, la zona del recto, donde se sienten las ganas de empujar. Si no notas nada, tranquila, que la matrona te indicará hacia dónde. El pujo tiene que ser similar al que se realiza cuando se defeca.

 

¿Cuál es la postura correcta para empujar?

Existen varias posturas para realizar los pujos: de lado, con una pierna doblada hacia a atrás y la otra doblada por la rodilla, se tira de ella hacia arriba mientras levantas la cabeza y haces fuerza; boca arriba, sujetándose las dos piernas abiertas y dobladas por la rodilla, levantas la cabeza y empujas.

La postura correcta será aquella que te resulte más sencilla y efectiva, o la que te recomiende el personal sanitario según cómo vaya descendiendo el pequeño, ya que para unas mujeres será más eficaz una y para otras, la otra.

En algunos casos, se realiza una episiotomía al final del periodo expulsivo

para facilitar la salida del bebé, pero no siempre será necesario.

 

Foto: freedigitalphotos.net


Fecha de actualización: 15-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.