×
  • Buscar
Publicidad

Cómo adelantar el parto de forma natural

Cómo adelantar el parto de forma natural

¿Has pasado de la semana 40 y no te pones de parto? Te presentamos una serie de remedios caseros que te ayudarán a adelantar el trabajo de parto, de forma totalmente natural, una vez pasada tu fecha estimada para dar a luz.

Publicidad

Índice

 

Consejos naturales para adelantar el parto

La realidad es que ninguna madre sabe con precisión en qué momento y cuáles son los mecanismos que desencadenan el parto. Por eso no se puede saber con exactitud el momento en el momento en el que el embarazo va a terminar. Al no conocer bien los mecanismos naturales que desencadenan el término del embarazo, difícilmente podremos imitarlos.

No obstante, la experiencia y la observación permiten que, en el caso de algunas mujeres (no en todas), haya trucos que pueden ayudar a adelantar el parto, a que ese proceso final del embarazo sea más fácil y corto. Hay que destacar que estos trucos no están demostrados científicamente, pero en algunas ocasiones funcionan.

Antes de iniciar alguna de las siguientes prácticas debes saber que únicamente serán útiles cuando el proceso de dilatación ya haya empezado. Además, estos consejos pueden ayudar a tonificar y a hacer más flexible el cuello del útero.

No te puedes perder ...

Cómo prevenir el consumo de drogas

Cómo prevenir el consumo de drogas

O cómo enseñarle a tomar decisiones responsables. A lo largo de nuestra vida superamos diversas situaciones y retos que nos permiten desarrollarnos como personas. Este tipo de experiencias nos ponen en la tesitura de tener que escoger y por lo tanto decidir.

Y tambien:

- Algunos expertos sugieren que ingerir alimentos picanteschocolate o piña ayuda a adelantar el parto. Pero la realidad es que esto no está comprobado científicamente.

- Andar y subir escaleras puede favorecer a que el bebé sienta la necesidad de empezar a ejercer presión sobre el cuello del útero. Además al caminar, el pequeño, irá adoptando la postura correcta para el parto. Después de una larga caminata o de un esfuerzo físico importante, la mayoría de las embarazadas pueden percibir más contracciones de lo normal. Habitualmente estas contracciones no son de parto y ceden una vez descansas, pero hay ocasiones que tras estas circunstancias se desencadena definitivamente el parto. Hay un estudio realizado por la Universidad de Ohio entre el 2004 y 2005 que apoya esta teoría, pero no está totalmente demostrado. Piensa que la práctica de ejercicio físico, aunque no siempre desencadene el parto, es muy beneficiosa para la futura madre y el feto ya que mejora el estado físico de la mujer y ayuda a que el parto se desarrolle con normalidad. Salvo que tu matrona o obstetra te indiquen lo contrario, el ejercicio moderado durante el embarazo no debería ser perjudicial, sino todo lo contrario.

- Tener relaciones sexuales será efectivo a la par que placentero. La mujer durante este proceso libera una hormona conocida como oxitocina que favorece la contracción del útero. Por otro lado, el semen masculino contiene prostaglandina que contribuye a ablandar el cuello del útero. Por eso, tener relaciones sexuales, tanto en pareja como la masturbación, pueden tener como consecuencia la aparición de contracciones que pueden ayudar a que el cuello del útero se modifique. Es por este motivo por el que a las embarazadas con amenaza de parto prematura, el tocólogo les prescribe reposo sexual.

- Para las que os resulte incómodo tener relaciones sexuales llegadas a este punto, existe otra manera de liberar oxitocina pero de una forma más lenta y costosa. Consiste en estimular los pezones, y aunque lleve más tiempo, el proceso de inducción será muy parecido al anterior. Es frecuente que, al final del embarazo, durante el tercer trimestre, observes un líquido amarillento que sale del pezón. Esto es el calostro, la primera leche materna que va a tomar el bebé. Si esto pasa, debes evitar manipular o exprimir el pezón ya que puede ser perjudicial y producir infección en el pecho. Antiguamente la estimulación del pezón se usaba como método de inducción al parto en los hospitales.

- Hay algunos estudios que afirman que determinadas técnicas de medicina alternativa (como la acupuntura) pueden inducir el parto, pero esto no está comprobado.

- Otros expertos afirman que la ingesta de algunas infusiones puede llegar a adelantar el nacimiento del bebé, pero, como en el caso anterior, tampoco está probado. Además, con el consumo de determinadas hierbas medicinales incluso puede llegar a ser perjudicial para la futura madre y la salud del bebé. Es por esto que, si estás acostumbrada a tomar infusiones, debes consultar con tu ginecólogo sobre si puedes seguir haciéndolo durante el embarazo y que nunca las consumas para tratar de adelantar el parto o con cualquier otro fin médico.

- Estirar las membranas que se encuentran en la apertura del útero es una técnica muy eficaz. El trabajo de parto suele iniciarse a las 48 horas de haberse sometido a este proceso que siempre será realizado por un médico u obstetra. Este método también se denomina “stripping”, es muy parecido a un examen médico vaginal normal aunque mucho más doloroso. El médico coloca su dedo a través del cérvix y así liberará las membranas amnióticas de sus ataduras a la cavidad uterina. Ocurre que, de esta forma, se liberan prostaglandinas que preparan el cuerpo para el parto.


¿Estás segura de que quieres adelantar tu parto?

La naturaleza ha previsto que un embarazo normal dure aproximadamente 40 semanas, la situación ideal es que sea la propia madre y el bebé los que deciden el momento de terminar el embarazo sin forzarlo.Piensa que solo el 5% de los bebés nace en la fecha probable de parto, la mayoría de los bebés llegan al mundo entre las semanas 38 y 42. Es por eso que para adelantar un embarazo tiene que haber una razono muy poderosa.

Si el embarazo dura más de la cuenta, los profesionales cuentan con medios para asegurar que tú y tu bebé estéis bien. Esto es esencial a la hora de determinar si es conveniente o no provocar el parto.

Si es necesario inducir el parto es porque hay una causa justificada y serán los profesionales los que decidan cómo se lleva a cabo este proceso. Adelantar un parto no está exento de riesgos, ni para la madre ni para el bebé. Por ello, se realiza bajo un estricto control hospitalario, y en ocasiones plenamente justificadas.


Te puede interesar:

Fecha parto: se trata del momento en el que previsiblemente acabe el periodo de gestación y nazca el bebé. Por lo general tiene lugar 280 días después del primer día de la última regla.

Fuente:

"Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

Fecha de actualización: 31-05-2020

Redacción: Almudena Villoslada

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.