×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé no interactúa conmigo

Mi bebé no interactúa conmigo

El desarrollo en los bebés no es una ciencia exacta, hay bebés que desarrollan habilidades antes y otros tardan más en hacerlo. También puede que tu bebé esté interactuando contigo de una forma que no sepas interpretar, por ejemplo mediante sonrisas, gestos, etc.

Publicidad

Índice

 

¿Qué se consideran las primeras interacciones?

Las primeras interacciones son las primeras formas de comunicación que se establecen entre adultos y bebés. Los padres, desde el inicio, se relacionan con sus bebés, estableciendo una especie de “diálogo” en el que cobran importancia aspectos como la mirada, los gestos, las sonrisas o las vocalizaciones. Estas son las formas utilizadas como señales comunicativas, y que de forma inmediata son respondidas con otra señal apropiada a la situación por su parte.

Estas respuestas contingentes de los adultos respecto a las señales comunicativas de los bebés favorecen aumentando el número de sonrisas, de vocalizaciones y de miradas de los bebés.

¿Cuándo empiezan a socializar los niños?

Los seres humanos venimos al mundo preparados con una serie de habilidades perceptivas, motoras, cognitiva y sociales que nos predisponen a la comunicación. Es por esta razón que los bebés prefieren la voz humana frente a otros sonidos del ambiente, así como también prefieren los rostros humanos. También los seres humanos llegamos al mundo con la capacidad innata para la imitación social.

Es verdad que, durante los dos primeros meses de vida del bebé, se muestran muy poco activos delante de las interacciones sociales. Las formas de comunicación de los bebés hasta el momento son muy rudimentarias. Hasta el momento los bebé solo saben expresarse mediante los lloros, los gemidos, los sonidos vegetativos y algunos gestos faciales limitados buscando el confort o la disminución de la sensación de hambre por los adultos. A pesar de que muestren cierto interés por los estímulos sociales, necesitan tiempo para desarrollar sus habilidades comunicativas. Alrededor de la sexta y la octava semana de vida, aparecen las primeras sonrisas y, con ellas, la capacidad de intercambiar emociones e interactuar durante más tiempo cara a cara con los adultos.

Los primeros intercambios afectivos entre adultos y bebés se suelen dar cara a cara y sirven para organizar el comportamiento comunicativo del bebé en forma de diálogo. Entre el tercer y el sexto mes de vida, de manera gradual, los bebés van aumentando su expresividad y estructurando su comportamiento “respetando los turnos de palabra” propuestos por los adultos.

Estas primeras interacciones sirven para aprender a compartir afecto y emociones con los demás. De esta manera, empiezan a crear relaciones comunicativas complejas con su entorno y a desarrollar una habilidad necesaria y esencial para el desarrollo del lenguaje.

¿Cuáles son los signos de alarma en el desarrollo infantil?

Si a los 2 meses:

- Presenta un llanto raro (por ejemplo un llanto muy agudo y corto)

No te puedes perder ...

El bebé no hace caca

El bebé no hace caca

¿Por qué mi bebé no hace caca? Esta es la pregunta estrella que se hacen muchas mamás. Es necesario saber que, según el tipo de leche que tome, ya sea materna o de biberón, producirá una caca diferente. 

Y tambien:

- Mantiene las manos cerradas de forma permanente, manteniendo el dedo pulgar incluido en una o en ambas manos

- Presenta un llanto excesivo e irritabilidad persistente

- No puede mantener la cabeza erguida cuando empuja el cuerpo hacia arriba estando boca abajo

- No responde a los ruidos fuertes

- No se calma con la voz de la madre

- No se lleva las manos a la boca

- No mueve la cabeza hacia los lados

- No fija la mirada en la persona que le mira de cerca

- No sonríe

- Escasa reacción ante caras o voces familiares

- No sigue con la vista las cosas que se mueven

- Presenta desviación permanente o intermitente de uno o ambos ojos

- Presenta movimientos oculares anómalos, sin dirección y sin ritmo

Si a los 4 meses:

- Duerme mucho y no reclama atención

- Tiene dificultad para mover uno o los dos ojos en todas las direcciones

- No sigue con la mirada las cosas que se mueven

- No empuja con los pies cuando le apoyan sobre una superficie dura

- No le sonríe a las personas que tiene delante

- No se lleva las cosas a la boca

- No realiza gorjeos o arrullos

- No mantiene firme la cabeza cuando le sientan

Si a los 6 meses:

- No trata de agarrar las cosas que están a su alcance

- Se ve sin fuerza, como blandito

- No demuestra afecto por quienes le cuidan

- Se ve rígido y tenso con los músculos

- No se da la vuelta cuando lo llaman suavemente

- No rueda en ninguna dirección con el fin de darse la vuelta

- No reacciona a los sonidos que suceden a su alrededor

- No se ríe ni hace sonidos de placer

- No presenta vocalizaciones recíprocas

- No produce sonidos vocales ni balbucea

- Tiene dificultad para llevarse las cosas a su boca

Si a los 9 meses:

- No se sostiene en las piernas con apoyo

- No se sienta solo

- No aparece el balbuceo o imitación vocálica

- No pasa juguetes de una mano a otra

- No mira hacia donde señalas, en cambio se queda mirando al dedo

- No parece reconocer a las personas conocidas

- No responde cuando le llaman por su nombre

- No juega a nada que sea por turnos

- Deja de balbucear

- Se muestra aislado del ambiente, tiene reacciones diferentes a las de otros bebés

- No muestra atención a cuentos o canciones

- No responde a sonidos familiares como al timbre o al teléfono

- No entiende palabras simples

- No vocaliza en respuesta a lo que se habla

Si al año:

- No gatea

- Pierde habilidades que ya había adquirido

- No puede permanecer de pie con ayuda

- No busca objetos que ha visto como escondes

- No dice palabras sencillas como mamá o papá

- No aprende a usar gestos sencillos (saludar con la mano o decir que no con la cabeza)

- Se lleva los objetos muy cerca de los ojos

- Presenta de forma frecuente o intermitente bizqueo de uno o ambos ojos

Si a los 18 meses:

- No camina solo

- Se muestra más rígido

- Pierde habilidades que ya había adquirido

- Ausencia de juego imaginativo

- Presenta falta de interés por el entorno y por las personas que lo cuidan

- No copia lo que hacen las demás personas

- No señala cosas con el fin de mostrárselas a otra personas

- No utiliza palabras aisladas para comunicarse

- Utiliza gestos en lugar de palabras para comunicarse

- No comprende órdenes sencillas de una etapa

Si a los 2 años:

- No extraña

- No imita gestos

- Tiene muchos berrinches por frustración

- Posee un vocabulario expresivo inferior a 10 palabras

- No se aprecian combinaciones de al menos 2 palabras

- No sabe qué hacer con las cosas comunes (tenedor, teléfono, etc.)

- No imita acciones o palabras

- No sigue instrucciones simples

- No reconoce las partes de su cuerpo

- Exhibe conductas autolesivas

- Presenta una respuesta exagerada o inusual ante ciertos estímulos

- Presenta comportamientos repetitivos

- Camina con las puntas de los pies

- Pierde el equilibrio de frecuencia

- Pierde habilidades que había adquirido

Ten en cuenta que el desarrollo infantil hasta los 18 meses es desigual, algunos niños se desarrollan muy rápido y a otros les lleva más tiempo (y no necesariamente tiene que ser debido a un problema). Puedes consultar en una de las revisiones rutinarias tus dudas con el pediatra del niño.

Es importante que le comuniques a su pediatra todas las preocupaciones que tengas sobre el desarrollo de tu bebé y le comuniques las señales de alarma que has visto en él.


Fuentes:

Red Cenit, Centros de desarrollo cognitivo , https://www.redcenit.com/signos-de-alarma-en-el-desarrollo-infantil/

Kids Health, https://kidshealth.org/es/parents/bonding-esp.html

Fecha de actualización: 15-04-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.