×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo un bebé agarra cosas?

¿Cuándo un bebé agarra cosas?

Uno de los hitos de desarrollo más importantes en los primeros meses de vida es agarrar cosas con intencionalidad, es decir, no simplemente cerrar la mano sobre un objeto que le coloques en la palma, sino ver algo que el bebé quiere y ser capaz de cogerlo con sus manitas. ¿Cuándo alcanza este logro?

 

Publicidad

No te puedes perder ...

Qué hacer con un bebé asustado

Qué hacer con un bebé asustado

Es normal que los bebés se asusten ya que todo les parece nuevo, sorprendente y se sienten desprotegidos. Cuando notes a tu bebé asustado, lo mejor que puedes hacer es cogerle y abrazarle, en brazos se le pasarán todos sus miedos.

Y tambien:

La motricidad fina, o las habilidades motrices, es la coordinación de los movimientos musculares pequeños de partes del cuerpo como los dedos, generalmente, en coordinación con los ojos. Por lo tanto, esta habilidad no solo depende del control muscular de las manos, sino también de la coordinación de estas con la vista.

Cuando nacen los bebés apenas tiene habilidades o destrezas y, en cuanto a sus manos, solo cuentan con el reflejo prensil, que es aquel que aparece al poner un dedo en la palma de la mano abierta del bebé, lo que hace que esta se cierre alrededor del dedo con mucha fuerza. Y, si intentas retirarlo, el niño aumenta su agarre.

A medida que pasan los meses, sus habilidades motrices, o su destreza manual y su coordinación mano-vista, va aumentando mucho, lo que permite que el niño pueda agarrar objetos grandes y pequeños, llevárselos a la boca, comer solo, rasgar, pintar, apilar, colorear, escribir… Aunque estos hitos tardan años en lograrse del todo.

Desarrollo de la motricidad fina

Recién nacido: cuenta con el reflejo prensil para agarrarse al dedo de su mamá.

3 meses: ya es capaz de abrir y cerrar las manos. También puede llevarse sus manos o cualquier objeto a la boca y agarrar objetos grandes que estén cerca con la mano.

4 meses: la coordinación mano-vista-objeto aumenta mucho en este mes y ya puede abrir la mano lo suficiente como para coger aquello que desee. Se sigue llevando todo a la boca, ya que se encuentra en la fase oral y la boca le ayuda a descubrir los objetos, por lo que no debes impedírselo. Trata de alcanzar objetos, aunque rara vez lo consigue. Hacia el final del cuarto mes ya puede agarrar objetos grandes con las dos manos y empieza a usar la última falange del dedo para enganchar mejor las cosas.

6 a 9 meses: se pasa objetos de una mano a otra sin que se le caigan y comienza a hacer el movimiento de pinza con los dedos, lo que le permite coger cosas pequeñas.

10 a 12 meses: ya es capaz de manejar diversos objetos como un peine, el vaso, la cuchara o un lápiz para usarlo de manera funcional.

¿Y si no agarra cosas con 4 meses?

Estas edades que hemos dado son generales, es decir, la mayoría de los niños logra agarrar objetos grandes con 4 meses y hacer el movimiento de pinza con 7, pero no debes preocuparte si tu hijo lo consigue un poco más tarde, puesto que el desarrollo de cada niño tiene su propio ritmo y evolución. Algunos lo consiguen con 4 meses, y otros, con 6. Mientras vaya avanzando en su desarrollo, no debes preocuparte. De todas formas, puedes usar las revisiones periódicas con el pediatra, que al principio son cada 2 o 3 meses, para preguntarle cualquier duda sobre su desarrollo.

También es conveniente que estimules a tu hijo lo más posible desde recién nacido para que maximice sus destrezas manuales. Algunos juegos y actividades que puedes practicar con él en este sentido son:

Con 2 meses. Deja que agarre tus dedos y los mueva. Colócale varios juguetes en la mano para que los coja y los suelte. Ponlo boca abajo para que se vea las manos.

Con 3 meses. Enséñale objetos de diferentes colores y texturas y deja que los toque, los acaricie y juegue con ellos. Mueve objetos que suenen y de diversas formas y colores delante de su vista para que los siga con la mirada. Anímale a que intente alcanzar objetos blandos. Juega a palmas-palmitas.

Con 4 meses. Dale hojas de papel para que pueda arrugarlas. Ofrécele sonajeros para que pueda hacer ruidos con sus manos. Muéstrale un sonajero por detrás para que lo atrape. Luego ofréceselo por el lado y por delante. Así lograrás que use sus brazos, no solo sus manos.

Con 5 meses. Para que entienda el principio de causa y efecto, puedes coger un juguete y tirarlo al suelo o empujar una pelota hacia él.

Con 6 meses. Ofrécele objetos pequeños fáciles de agarrar, como maíz dulce, para que intente atraparlo con sus deditos haciendo el movimiento de pinza.

De 7 a 9 meses. Dale la cuchara para que intente llevarse solo la comida a la boca, probablemente se le caiga mucho al principio, pero poco a poco irá mejorando.

De 10 a 12 meses. Ofrécele todo tipo de objetos y ensáñale a usarlos, como cucharas, lápices, peines, vasos… así mejorará su habilidad manual y su coordinación mano-ojo. Déjale experimentar y probar para que pueda aprender. 


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta. 

Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2009), Todo un mundo de sonrisas, Madrid, Ed. Pirámide.

Fecha de actualización: 16-04-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.