¿Por qué los bebés mueven mucho las manos?

¿Por qué los bebés mueven mucho las manos?
comparte

Algunos movimientos y gestos de tu hijo pueden parecerte sorprendentes e incluso preocuparte, por eso es importante que sepas si es normal o no que, por ejemplo, mueva mucho las manos.

Los recién nacidos apenas si se mueven y, durante las primeras semanas de vida, sus movimientos son más bien espasmódicos. Parecen asustados todo el rato y se sobresaltan ante los ruidos fuertes, lloran mucho, sus manos tiemblan y patalean mucho. Solo se quedan tranquilitos cuando maman o toman el biberón o cuando están en tus brazos. Estos movimientos dan paso a movimientos más suaves a medida que madura el sistema nervioso del bebé y su control muscular, lo que se empieza a notar hacia el final del primer mes de vida. A partir de esta edad, si lo acuestas boca abajo puede hacer movimientos con los brazos hacia arriba, intentando levantarse.


Pero no solo aumenta su control muscular en las extremidades, sino que también mejora la fuerza de su cuello, lo que le permite ir manteniendo la cabeza erguida sin ayuda, algo que conseguirá en torno a los 3-4 meses.


En cuanto a sus manos, las primeras semanas sus movimientos son muy limitados y mantiene casi todo el tiempo los puños cerrados y las manos encogidas. Sin embargo, sí puede llevárselas a las manos y observarlas fijamente, algo que en seguida empezará a hacer ya que sus manos le resultarán muy sorprendentes, aunque no pueda controlarlas de manera precisa.

No te puedes perder ...


Durante los primeros meses conservan parte de sus reflejos primitivos, por eso hace muchos movimientos automáticos que comienzan a desaparecer hacia el segundo o tercer mes de vida. En ese intervalo puede parecer que se mueve menos, hasta que hacia los 3 meses su control muscular mejora y vuelve a moverse mucho, agitando las manos constantemente o moviéndolas delante de sus ojos para poder observarlas a gusto. Sus movimientos se vuelven intencionales y ya puede agarrar cosas con una mano. También sabe abrir y cerrar las manos y lo hace muy a menudo, lo que puede preocuparte, pero debes saber que forma parte de su desarrollo.


Entre los 3 y los 6 meses es capaz de alargar la mano para agarrar objetos y con 7 meses puede pasarse objetos de una mano a otra y comienza a hacer el movimiento de pinza con los dedos.


Pero ¿es normal que mueva tanto las manos?


Como hemos dicho, los primeros movimientos del bebé son espasmódicos y no intencionales, pero a medida que crece y se desarrollo adquiere autonomía y control sobre sus manos. El descubrimiento de sus manos y de las cosas que puede ir haciendo con ellas (llevárselas a la boca, coger objetos, apilar bloques, pasar páginas), hará que haya meses que las mueva constantemente ya que, para el bebé, es todo un logro mover aposta sus manos delante de sus ojos o dirigirlas hacia un objeto que desea coger. Por eso, es normal que haya determinadas épocas de la vida del bebé en las que mueva mucho sus manos, no debes preocuparte.


No obstante, también es posible que esos movimientos impliquen algo más si van acompañados de otros gestos o actividades como llanto constante, movimiento de las piernas sin control, gesto de disgusto o dolor, retortijones, etc. En esos casos, es posible que el bebé se esté moviendo tanto porque le duele algo o se encuentra mal y quiere llamar su atención.


Además de estar atento a otros gestos que puedan indicar problemas o molestias, debes tener en cuenta si tu bebé es muy tranquilo y apenas se mueve y un día comienza a mover sus manos sin control. Este cambio también puede indicar algún problema.


Observa a tu bebé para tratar de averiguar la causa de esos movimientos (enfermedad, angustia, miedo) y, ante cualquier duda, consulta con tu pediatra ya que él podrá indicarte si está enfermo o si esos movimientos se deben a algún problema físico, mental, emocional o de desarrollo. Pero, como decíamos, lo normal es que tu bebé simplemente mueva mucho las manos porque está explorando y descubriendo el mundo o porque sea muy activo y nervioso y, ante la imposibilidad de gatear o andar (algo que no podrá hacer hasta los 8 o los 9 meses), tenga que pasarse el día moviendo los brazos, las manos y pataleando para poder ejercitar sus músculos.


Por último, el movimiento constante de manos y piernas, además de inquietud o nervios, también puede indicar alegría, así que puede que tu bebé no pare ni un segundo porque es muy feliz.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan por "¿cuáles son las cantidades para el biberón del bebé?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda.


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 16-10-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>