Qué hacer con un niño inquieto

Qué hacer con un niño inquieto
comparte

Un niño inquieto se caracteriza por ser muy activo, travieso y tener un carácter muy fuerte. Suelen ser todo un reto para sus padres, pero existen formas de reducir su temperamento y de enseñarles a controlarse en su día a día. 

Es muy común que en los primeros años de vida los niños tengan muchas ganas de jugar, correr, gritar,…  Además, están descubriendo el mundo y todo les llama la atención. Sin embargo, es preciso preocuparse para que logren desarrollar hábitos adecuados y sanos para que utilicen esa energía en actividades productivas.


Asimismo, el temperamento hace que algunos niños sean más nerviosos e inquietos que otros, unido al hecho de que todavía no son capaces de controlar sus emociones. Es decir, tienen una intensidad de reacción, por ejemplo, que puede verse reflejada en la fuerza de su risa, de su enfado y, sobre todo, en sus rabietas.


Otros de sus rasgos característicos son:


- Querer ser los primeros en todo.


- Presentar retrasos en el habla y en el desarrollo.


- Al agotar la paciencia, tanto de familiares como de profesores, tienden a estar castigados.


- Se suelen pelear con sus hermanos y amigos a causa de su efusividad y personalidad dictatorial.

No te puedes perder ...


- Tienen facilidad para sufrir accidentes debido a su impulsividad. Suelen ir muy rápido y sin mirar.


Para canalizar estos comportamientos es necesario que no pierdas los nervios, comprende que es una actitud inevitable para el pequeño. Lo que tienes que hacer es actuar con calma y ser muy comprensivo con él. Recuerda que los niños basan en gran parte su educación en lo que ven. Otros consejos que te pueden ayudar son:


- No hacerle sentirse mal por su comportamiento, etiquetándolo como malo por ello. Explícale por qué te molesta su actitud para que lo entienda.


- Para aprender a controlar su energía en actividades productivas, prueba a practicar con él cualquier deporte que sea de su interés. Evita a toda costa que se quede en casa jugando a la consola o viendo la tele.


- Colorear o dibujar es una actividad que le encanta a los más pequeños. Asimismo, en este caso va a conseguir que tu hijo logre relajarse y pueda mejorar su concentración y creatividad.


- Prémiale con mensajes positivos cuando su comportamiento sea el correcto para que lo incorpore a su vida diaria.


- Enséñale técnicas de relajación, como las de aprender a respirar, para que se tranquilice y descargue sus nervios.


Por último, existen también remedios naturales que benefician el descanso y sueño de los niños inquietos:


- El extracto de avena es perfecto para los momentos en los que el niño se encuentre tenso. Para su consumo se recomienda tomar en extracto líquido. 


- Una cucharada de semillas de lino aliviará su nerviosismo y contribuirá positivamente a su concentración gracias a sus niveles de omega 3.


- Un vaso de leche antes de irse a dormir siempre funciona a la hora de conciliar el sueño.


- Al plátano se le conoce por ser un relajante natural gracias a que es una fuente de triptófano –compuesto que contribuye a la activación de la hormona de la relajación– al igual que el magnesio y calcio. 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de estatura final de los niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 06-09-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>