×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé no balbucea

Mi bebé no balbucea

Balbucear es el primer paso del los bebés para aprender a hablar. Se debe recordar de que cada bebé tiene sus ritmos, pero si te preocupa que tu bebé aún no balbucee, acude a su pediatra para una revisión.

Publicidad

¿A qué edad empiezan a balbucear los bebés?

A pesar de que los bebés hasta los cuatro meses expresen con gran intensidad placer, alegría y deseo a través de sus expresiones faciales, hacia los cuatro meses el bebé empieza a balbucear, esto hace que te puedas comunicar mejor con él.

Entre los cuatro y los seis meses de edad, el bebé desarrolla de manera exponencial su capacidad para comunicarse con los demás y empieza a balbucear las primeras palabras. La vista y la mirada dejan de ser suficientes a la hora de que el bebé se exprese.

De forma gradual el bebé empezará a utilizar una serie de vocablos y a descubrir la posibilidad de unir consonantes a las vocales (estableciendo los cimientos del verdadero lenguaje del niño). Las primeras palabras suelen ir acompañadas de gestos que ayudan al entendimiento del niño.

La capacidad de expresar las palabras va unida al desarrollo del pensamiento. A los ocho meses, el niño es capaz de relacionar las diferentes sensaciones visuales, táctiles y auditivas. El pequeño aprende a elaborar una imagen mental de lo que ve, escucha y toca traduciéndolo en una palabra. En este momento es importante hablarle mucho, leerle cuentos, explicarle algún episodio de la vida diaria, etc. El bebé no puede descifrar las palabras, pero puede seguir el tono de la voz, la expresión de la cara y los gestos.

¿Por qué balbucean los bebés?

Los bebés balbucean como paso previo al lenguaje. Es la manera que tienen para ir entrenando los músculos faciales y los órganos fonatorios para poder aprender a hablar. También es la primera forma que tienen de acercarse a su lengua y a su entorno. 

Se puede ver cómo los niños pasan de vocalizaciones reflejas (como puede ser el llanto) a juegos vocálicos, apreciando el balbuceo reduplicativo (cuando los niños repiten dos sílabas iguales), al que le seguirá el balbuceo no reduplicativo. Esta es una manera de hablar con la que no dicen palabras, pero pueden realizar subidas y bajadas de tono que se parece a la forma de hablar de los adultos.

¿Qué señales indican que el lenguaje del bebé está evolucionando?

Desde que el bebé nace (y llora por primera vez) vemos cómo se van consiguiendo distintos logros como la aparición de la sonrisa cuando algo le gusta, los sonidos guturales y vocálicos y, poco a poco, empezará a distinguir entonaciones de los padres (distinguirá si estáis enfadados, contentos, etc.).

En la evaluación del conseguimiento de los logros, también aparece el balbuceo y las primeras aproximaciones al lenguaje con valor comunicativo. Cada vez este balbuceo irá ganando mayor intencionalidad y significado. Los padres iréis identificando una aproximación al lenguaje (muchas veces solo sabréis que dice vosotros) hasta que el niño se vaya acercando a la palabra.

¿Cómo estimular el balbuceo de los bebés?

Hablar con ellos, a pesar de que sean muy pequeños y no te puedan entender.

- Cantarles canciones y leerles cuentos.

- Establecer contacto visual cuando hablemos con ellos.

- Acompaña tus palabras con gestos que puedan ayudar al entendimiento.

- Cambia el tono de tu voz.

- Alaba cuando diga algo bien.

- Aprovecha la hora de juegos para enseñarles vocabulario nuevo (colores, animales, partes del cuerpo, etc.).

- Enséñalea onomatopeyas de animales cuando veas alguno en un libro, en la vida real, etc.

¿Cuándo se puede hablar de un retraso en el desarrollo del lenguaje?

Los retrasos en el lenguaje son los tipos más comunes de retraso del desarrollo. Uno de cada 5 niños aprende a hablar o a usar las palabras más tarde que los otros niños de su edad. Muchas veces estos retrasos en el lenguaje pueden venir acompañados de frustración debido a que no pueden expresar lo que quieren.

Los retrasos simples del habla muchas veces son temporales y puede que se resuelvan solos o con un poco de ayuda adicional de la familia. Es importante estimular al niño para que “hable” contigo con gestos o sonidos. Además, que pases mucho tiempo leyendo, jugando y hablando con tu bebé o niño pequeño.

En algunos casos el niño puede necesitar ayuda de un profesional capacitado, un terapeuta del habla y del lenguaje, para poder aprender a comunicarse.

¿A qué se debe el retraso simple del lenguaje?

- Hay un componente hereditario, pregunta a tus familiares si saben de alguien en la familia que le haya pasado lo mismo.

- También hay factores ambientales que causan este retraso:
 

No te puedes perder ...

El bebé no hace caca

El bebé no hace caca

¿Por qué mi bebé no hace caca? Esta es la pregunta estrella que se hacen muchas mamás. Es necesario saber que, según el tipo de leche que tome, ya sea materna o de biberón, producirá una caca diferente. 

Y tambien:

            · Padres con un vocabulario pobre o inadecuado

            · Padres que estimulan poco a su bebé

            · Familias bilingües

            · Modelos de crianza sobreprotectores. Estos pueden ser anticiparse a las demandas del niño (no darle la oportunidad de decir qué es lo que quiere), mantener hábitos como comer triturado, el uso del biberón o el chupete más allá del año de vida o actitudes de indiferencia (no prestar atención a las demandas del niño o ridiculizar sus errores del habla).

¿Qué se debe hacer si mi hijo tiene retraso simple del lenguaje?

- Vocalizar adecuadamente, no hablarles muy deprisa o evitar el vocabulario infantil.

- Es aconsejable que vaya a la guardería para fomentar la socialización.

- Se debe fomentar el diálogo en casa.

- Completar indirectamente sus frases completándolas con palabras que haya omitido.

- Cambiar sus expresiones incorrectas evitando los mensajes que puedan ridiculizarlo. Simplemente proporciónale los modelos correctos del lenguaje.

 - Promueve la autonomía personal del niño.

- Consulta con su pediatra por si fuese necesario acudir al logopeda.

A veces los retrasos pueden ser un signo de advertencia de un problema más grave, como puede ser la pérdida auditiva, un retraso del desarrollo en otras áreas o incluso un trastorno del espectro autista (TEA). Los retrasos del lenguaje al inicio de la infancia también pueden ser un signo de un problema de aprendizaje (esto posiblemente no sea diagnosticado hasta los años escolares).

Si estás preocupado por el desarrollo de tu hijo, acude a que su pediatra le realice una evaluación; si no estás contento con el diagnóstico, puedes pedir una segunda opinión.


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Kids Health, https://kidshealth.org/es/parents/c13m-esp.html

Healthy Children, https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/toddler/Paginas/language-delay.aspx

Fecha de actualización: 19-01-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.