×
  • Buscar
Publicidad

Estoy amamantando y estoy muy flaca, ¿es malo para el bebé?

Estoy amamantando y estoy muy flaca, ¿es malo para el bebé?

Durante la lactancia debes cuidarte y mantener una alimentación sana y equilibrada para asegurar los nutrientes necesarios que necesitas tanto tú, como tu bebé. Si estás muy delgada, pero sana, no debes preocuparte. Pero si te encuentras cansada y pierdes peso cada día a pesar de comer mucho, es bueno que vayas al médico a hacerte análisis de sangre por si tuvieras algún problema de salud que te haga adelgazar demasiado. O que analices si tu dieta es la adecuada.

Publicidad

Índice

 

¿Es malo estar muy delgada en la lactancia?

Muchas mujeres se obsesionan con recuperar el peso de antes del embarazo nada más dar a luz y comienzan dietas restrictivas en las que no incluyen casi nada de proteínas animales, evitando la carne, el pescado o los huevos para adelgazar rápidamente. Pero este tipo de dietas no son saludables ni aconsejables en la lactancia ya que dar el pecho requiere justo lo contrario, aumentar ligeramente las calorías diarias en unas 500 más para asegurar las 2.500 calorías que necesitas para poder amamantarle y garantizar sus requerimientos de leche.

Y es que es cierto que dando el pecho se pierde peso ya que se gasta mucha energía, por lo que lo último que debes hacer es eliminar este tipo de alimentos de tu dieta. Es importante seguir una dieta sana, sí, pero también variada y rica en alimentos proteínicos como carnes blancas, pescado, huevos, cereales, frutos secos… Si cogiste mucho peso en el embarazo y quieres acelerar la pérdida, consulta a un nutricionista qué dieta debes seguir para perder peso siguiendo una dieta sana que asegure todos los nutrientes que necesitas para estar sana y para aportar al bebé, a través de la leche, todas las sustancias que necesita.

Así que si estás perdiendo mucho peso y estás muy flaca a causa de una dieta inadecuada, olvídate de ella y empieza a comer más y más sano. Debes hacer 5 comidas al día que incluyan gran cantidad de lácteos desnatados, frutas, verduras y cereales. También debes comer 3 veces a la semana legumbres, carnes blancas 3 o 4 veces por semana, huevo al menos 2 veces y pescado blanco y azul entre 4 y 5 veces a la semana. Varía en la comida y en la cena tu alimentación para asegurar que comes de todo.

Pero si tu alimentación es sana, variada y completa y aun así estás perdiendo mucho peso, puede que se deba al estrés de estos primeros meses con el bebé. Intenta relajarte, descansar y disfrutar de tus comidas.

Problemas que pueden causar pérdida de peso



Aunque también es posible que tengas alguna carencia nutricional causada por el parto o un desajuste metabólico que afecta a tu peso. Si te notas cansada, puede que tengas anemia, muy habitual tras el parto por la pérdida de sangre en este. Pide a tu médico que te haga análisis de sangre para valorar si todo está bien o si debes tomar suplementos vitamínicos.

También es habitual sufrir hipertiroidismo posparto, un desajuste en la tiroides causada por los cambios hormonales. El hipertiroidismo causa, entre otros síntomas, pérdida de peso involuntaria. También nerviosismo, sudoración abundante, cansancio o taquicardias. En un análisis de sangre se puede controlar también el nivel de las hormonas tiroideas (TSH, T3 y T4) para ver si sus niveles están muy bajos y hace falta tomar tiroxina para regularlos.

Hay otras enfermedades más graves que pueden causar pérdida de peso involuntaria (como algunos tipos de cáncer), pero no debes preocuparte por ellas ya que lo normal es que se deba a una dieta insuficiente, mucho estrés y ansiedad o problemas en tu tiroides. Consulta a tu médico para salir de dudas y procura llevar una dieta sana en la que no faltan las calorías, así como no hacer ejercicio en exceso. Un ejercicio regular y moderado 3 veces por semana es suficiente para estar en forma. Recuerda que mientras dure la lactancia, tu salud es esencial para garantizar la producción de leche y asegurar la salud de tu pequeño.

¿Qué alimentos debo consumir durante la lactancia?

Como ya hemos dicho, la mujer durante la lactancia materna necesita un aporte mayor de energía y de proteínas. Esto lo puede conseguir con una alimentación equilibrada que incluya todos los grupos de alimentos.

Además de esto, debes asegurarte de cumplir con las raciones adecuadas de productos lácteos para cubrir las necesidades de calcio en esta etapa. Algunos consejos para facilitar la alimentación de la madre son consumir:

- Por lo menos 5 porciones entre frutas y vegetales frescos a diario

- Proteína como pollo o pavo (bien cocinados) o huevo

- Pescado (de 2 a 3 veces por semana), debiendo ser bajos en mercurio

- Los carbohidratos de preferencia deben deben ser integrales como el arroz, la pasta, cereales, tostadas y pan para aumentar el consumo de fibra

- 2 o 3 raciones de lácteos al día como 1 vaso de leche desnatada o semi desnatada, queso o yogur natural

Además, recuerda consumir una buena cantidad de líquidos para favorecer la producción de leche materna.

Ejemplo de Menú equilibrado y variado para realizar durante la lactancia

No te puedes perder ...

¿Cómo se riñe a un bebé?

¿Cómo se riñe a un bebé?

Cuando un bebé es recién nacido no se le debe reñir jamás porque además de que no lo entiende está desarrollándose a pasos agigantados cada día y lo que hay que hacer es disfrutar de su presencia y de todo el amor que nos ofrece con su simple mirada.

Y tambien:

 

Comidas

Día 1

Día 2

Día 3

 

 

 

Desayuno

 

 

2 tortitas de maíz con 2 rebanadas de queso blanco  + 1 pera

 

 

Omelet de espinacas + 1 vaso (200 ml) de zumo de naranja

 

 

2 rebanadas de pan integral + 2 lonchas de queso blanco + 1 vaso (200 ml) de zumo de sandía

 

 

 

 

Merienda de la mañana

 

 

240 ml de yogur con media taza de fruta picada en trozos

 

 

 

1 vaso (200 ml) de zumo de papaya + 1 1 paquete de galletas integrales

 

 

1 plátano mediano

 

 

 

 

 

 

Almuerzo/cena

 

140 gramos de salmón a la plancha + 1 taza de arroz integral + 1 taza de judías verdes con zanahoria cocida + 1 cucharadita de aceite de oliva

 

 

Postre: mandarina

 

 

 

100 gramos de tiras de pollo con pimentón y cebolla + media taza de arroz integral + media taza de lentejas + 1 taza de ensalada cruda + 1 cucharadita de aceite de oliva

 

Postre: manzana

 

100 gramos de pechuga de pavo mediana + 2 patatas medianas + 2 tazas de ensalada cruza + 1 cucharadita de aceite de oliva

 

 

 

Postre: trozo de melón

 

 

Merienda de la tarde

 

 

1 manzana

 

 

 

Media taza de cereales de tipo muesli + 240 ml de leche desnatada

 

 

 

1 rebanada de pan de centeno + 1 loncha de queso + aguacate

 

 


Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 07-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.