Beber agua durante la lactancia

Beber agua durante la lactancia
comparte

Durante el embarazo tu cuerpo ha experimentado una serie de cambios importantes que tras el embarazo vuelven paulatinamente a su estado original. Tu bebe ya está aquí y depende totalmente de ti. Tanto a través de tus cuidados como para su alimentación e hidratación.

Durante la lactancia la calidad de tu leche depende de ti por lo que es especialmente importante que prestes atención a tu salud para poder darle lo mejor a él. La leche materna contiene exactamente lo que tu bebé necesita para estar bien alimentado, crecer sano, tener energía y desarrollar su cerebro; además de aportarle defensas inmunológicas frente a las enfermedades.

 

Por eso, para llevar una lactancia de calidad que efectivamente le brinde todos esos beneficios a tu bebé, es necesario que lleves una dieta equilibrada y, sobre todo, que estés bien hidratada.

 

La leche materna siempre contiene agua suficiente para satisfacer la sed del bebé, independientemente de si la madre toma menos líquidos de los que realmente necesita. Sin embargo, no por ello debes olvidarte de beber en abundancia, ya que de ello depende que mantengas o no un adecuado estado de hidratación.

 

Según Unicef, “la madre en período de lactancia necesita tomar líquidos para mantenerse hidratada de modo que pueda mantener la cantidad suficiente de leche; el mejor indicador de la cantidad de líquidos que la mujer requiere es la sed, por esto es importante que consuma agua, leche o zumos cada vez que sienta sed, pero sin olvidar que la producción de la leche se garantiza por la succión del bebé”.

Medicamentos durante la lactancia

Medicamentos durante la lactancia

Tengo que tomar una medicina ¿Debo suspender la lactancia? Suspender la lactancia y retomarla no es sencillo y se corre el riesgo de padecer ingurgitaciones, obstrucciones de conductos, mastitis, etc. Pero tampoco hace falta. Ni siquiera por la administración de un medicamento. Hay poquísimos fármacos que sean incompatibles con la lactancia.

 

¿Cuánta agua debo tomar si estoy dando el pecho?

 

Durante la época de la lactancia, las necesidades de la madre son las mismas que en otras épocas de la vida, aunque debe sumarse una cantidad para compensar la pérdida de agua a través de la producción de leche materna.

 

Teniendo en cuenta que el 85-88% de la leche materna es agua y que la producción media estimada es de 750-850 ml de leche al día, será necesario que incrementes el consumo de agua en unos 700 ml para compensar esta producción de leche y mantenerte hidratada. Por tanto el consumo total de agua debería ser de 2,3 litros diarios.

 

Una forma de beber el agua necesaria durante el día es llevar una pequeña botella de plástico y tenerla siempre delante en la mesa de trabajo, o a la vista, para ir dando pequeños tragos a lo largo del día. Beber cantidades pequeñas de forma regular es más fácil que tomar de golpe dos vasos de agua.

 

Hidratarte con agua mineral durante la lactancia aporta una serie de ventajas saludables que ayudarán a mantener tu estado de salud y la calidad de tu leche.

 

- El agua mineral natural procede de manantiales subterráneos que están protegidos de cualquier tipo de contaminación. Al ser sanas desde su origen, las aguas minerales naturales no necesitan tener ningún tratamiento desinfectante ni filtrado doméstico para su consumo, envasándose tal cual están en la Naturaleza. Por eso, cuando se bebe un agua mineral natural se está bebiendo un agua en su estado natural.

 

- Dos litros de agua mineral natural al día contienen minerales esenciales y oligoelementos ayudando al organismo a satisfacer las necesidades diarias de forma saludable. El cuerpo absorbe fácilmente los minerales disueltos en el agua, por ello es importante el consumo de agua mineral que ayudará al organismo de la mujer en esa etapa.

 

- La composición en minerales y oligoelementos del agua mineral natural es constante en el tiempo, por lo que siempre se está bebiendo lo mismo sin variaciones en su composición y sabor.

 

- El agua mineral natural es una bebida sin calorías, por eso es ideal para mantener un hábito de vida saludable durante la lactancia, donde la mujer especialmente cuida su peso para eliminar los kilos de más ganados en el embarazo. Los zumos y refrescos también evitan la deshidratación, pero hay que contar con que añaden calorías a la dieta, por lo que no conviene abusar de ellos.

 

 


Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Redacción: Lola García-Amado

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "Por favor necesito sabes mi hijo tiene 1 mes 18 dias de nacido y alterno la lactancia mixta con la leche maternizada , lo que deseo sabes que se le puede dar a mi hijo dado que al tomar la leche maternizada le produce estreñimiento y tiene dificultad para hacer su deposición. Necesito por favor algún método natural o medicamento que le pueda dar a mi hijo . Estaré muy agradecido por la ayuda que reciba mil gracias. Por favor hacerlo llegar a mi correo electrónico hilmar_romero@hotmail.com".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×