×
  • Buscar
Publicidad

¿Se puede mejorar la calidad de la leche materna?

¿Se puede mejorar la calidad de la leche materna?

La leche materna se produce a partir de los nutrientes que tenemos en nuestro organismo, por eso depende totalmente de lo que coma la madre y, para asegurar la mejor calidad, es necesario seguir una dieta equilibrada, sana y variada rica en una serie de vitaminas y minerales. 

Publicidad

Índice

 

La leche materna es el mejor alimento para el bebé en sus primeros meses de vida siempre. 
 

Consejos para una dieta sana en la lactancia

Aunque la leche materna siempre sea un buen alimento, podemos hacer que sea aún mejor y más completo si nos aseguramos de seguir una dieta sana. Así, existen muchos alimentos que benefician la salud de nuestro bebé, igual que hay otros que se deben evitar en estos meses.

Mientras estés dando el pecho, debes tener en cuenta los siguientes consejos para que tu leche tenga la mejor calidad posible y cuente con todos los nutrientes que necesita tu pequeño:

Bebe unos dos litros de agua al día. Esto es fundamental en el periodo de lactancia. La leche es en un 85% agua en su composición, por lo que si se quiere preservar la cantidad y la calidad de la leche es importante el agua.

- Incluye alimentos ricos en zinc, mineral que puede verse comprometido en la lactancia (cereales, frutos secos, legumbre e hígado). También debes consumir suficiente yodo. Elige sal yodada y alimentos como los pescados. Y alimentos con selenio, presente en carnes y pescados.

- Es importante aumentar la cantidad de algunas vitaminas liposolubles pues su presencia en la leche depende directamente de lo que coma la madre. Principalmente, debes asegurar el consumo de vitamina A (que se encuentra en los productos de origen animal como la leche, la yema de huevo, el hígado de pescado o los vegetales coloreados); y vitamina E (presente en aceites vegetales, aguacate, frutos secos, legumbres y pescados).

- En cuanto a las vitaminas hidrosolubles, no se acumulan en nuestro organismo sino que su exceso se elimina por la orina, por lo que debes consumir todos los días alimentos ricos en vitaminas del grupo B. Las vitaminas B1, B2, B3 o niacina en encuentran tanto en alimentos de origen vegetal como de origen animal. Abundan en alimentos como el hígado, los pescados, los huevos y lácteos, así como en algunos alimentos ricos en fibra como legumbres, cereales integrales y algunos vegetales. La vitamina B9 o ácido fólico la encontramos en alimentos de hoja verde (acelgas, espinacas, escarola, etc.), frutos secos (sobre todo en avellanas), cereales integrales y frutas como la naranja y las fresas. Y, por último, la vitamina C está en cítricos y verduras como los pimientos.


Súper alimentos que debes incluir

No te puedes perder ...

¿A qué dedicar el tiempo libre?

¿A qué dedicar el tiempo libre?

Si existe algo de lo que puedan disfrutar nuestos hijos e hijas es de sus momentos de tiempo libre dedicados al esparcimiento y a la diversión. Pero estos espacios de ocio también pueden convertirse en múltiples oportunidades de aprendizaje a través de formas lúdicas de juego

Y tambien:

Además de seguir una dieta basada en las recomendaciones antes indicadas, puedes incluir estos alimentos que ayudan a aumentar la calidad y cantidad de la leche materna:

1- Aceite de coco: Es beneficioso porque contiene un sinfín de nutrientes y grasa buena que ayuda a que tu leche también tenga excelente grasa para tu bebé. Debes comprarlo en crudo y sólido. El aceite de coco ya líquido no es bueno.

2- Nueces: Las nueces, consumidas con moderación, aumentan las grasas buenas de la leche.

3- Aguacate: Los aguacates son el alimento (sin contar a la leche materna) con el mejor tipo de grasa ya que tiene gran cantidad de ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado, y también ácidos grasos omega 3 y omega 6 que son realmente beneficiosos para la salud.

4- Avena: Una sola taza de leche por la mañana ayuda a mantener una cantidad buena de leche. Entre otros muchos beneficios, tiene una gran cantidad de ácidos omega 3 y linoleicos, conocidos como “grasas buenas”. Además, la avena estimula la producción de oxitocina, la hormona que ayuda con el proceso de parto, la unión con el bebé y la producción de leche.

5- Almendras: Las almendras son una fuente no láctea de calcio y las grasas monoinsaturadas que contienen aumentan la riqueza de la leche materna. Las almendras están llenas de proteínas, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, elementos importantes para la salud de la madre y del recién nacido.

6- Zanahoria: La zanahoria es rica en vitamina A, elemento importante durante el embarazo y la lactancia. Este nutriente ayuda al desarrollo saludable del feto y del recién nacido, especialmente en el desarrollo y maduración de los pulmones. Además, la zanahoria tiene un alto contenido de alfa y beta-caroteno promueven la salud del tejido mamario y la lactancia.

7- Espinacas: El consumo de espinacas es importante, al igual que otros vegetales verdes. La vitamina A que poseen asegura el desarrollo saludable del bebé, mientras que sus antioxidantes mejoran su sistema inmune.

8- SalmónEl pescado, especialmente el salmón, es un alimento que deben incluir en su dieta tanto madres embarazadas como madres lactantes. Es una excelente fuente de proteínas y DHA (un tipo de ácido graso omega-3 fundamental para el desarrollo del sistema nervioso del bebé). El consumo de salmón durante el embarazo mejora la calidad de leche materna durante la lactancia temprana.

9- Levadura de cerveza: Este es un complemento nutricional en polvo. Lo ideal es acompañarlo de un zumo de naranja por las mañanas. Esto ayuda a mantener un nivel de leche adecuado.

10- Espirulina: Este súperalimento rico en clorofila y aminoácidos mejora la composición de la sangre.


Alimentos y bebidas a evitar

- Comidas muy grasas

- Bebidas con alcohol ya que este pasa a la sangre y de ahí a la leche materna. Además, esto no tienen aportes nutricionales y tampoco vitaminas

- Tabaco, muy perjudicial durante la lactancia

- Bebidas excitantes (modera su consumo) o con cafeína ya que pueden pasar a la leche y no dejar que el bebé concilie el sueño y esté irritable.

- Alimentos que puedan alterar el sabor de la leche: alcachofas, coles rábanos, coles, grandes cantidades de ajo y cebolla crudos, así como especias picantes e irritantes

- Alimentos que pueden producir flatulencias en el bebé. Estas pueden ser la coliflor, el brócoli, los garbanzos, las coles, etc.


Fuente:  Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 14-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.