• Buscar
Publicidad

Bebidas en el embarazo, qué se puede tomar y qué no

Bebidas en el embarazo, qué se puede tomar y qué no

La hidratación en el embarazo es uno de los factores más importantes para que se desarrolle de manera saludable. Para estar bien hidratadas se recomienda beber 2 litros de agua diarios, aunque esto en ocasiones puede suponer todo un reto si no estás acostumbrada a beber tanto.

 

Publicidad

Índice

 

El agua, fundamental en el embarazo

El agua es la mejor opción para mantenerse hidratada, contribuye a preparar el cuerpo para los cambios fisiológicos que experimentarás a lo largo de la gestación.

A la hora de elegir la bebida es aconsejable evitar, en la medida de lo posible, tomar agua del grifo y beber agua mineral embotellada, teniendo en cuenta que no son todas iguales. Algunas tienen escaso contenido en minerales, mientras que otras son de alta mineralización.

Algunos beneficios que produce beber agua son:

- Te ayuda a purificar el sistema y deshacerte de las cantidades innecesarias de sodio.

- Te ayuda a prevenir la tensión alta y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

- Hidrata tu cuerpo y facilita el flujo de nutrientes hacia el torrente sanguíneo.
 

Otras bebidas que se pueden tomar en la gestación

Pero el agua no es la única opción para estar hidratada, puedes tomar también:

- Café, aunque no se recomienda tomar más de 200 mg de cafeína al día, lo que viene a ser un café al día. Si se toma descafeinado no habría límite, aunque sí se debe vigilar la cantidad de azúcar.

- Zumos, es mejor si se trata de zumos naturales o caseros, como el zumo de naranja, porque su aporte vitamínico es mayor y, además, tienen menos azúcares que los envasados.

- Smoothies, al igual que los zumos, aportan vitaminas y nutrientes, y pueden ser tanto de fruta como de alimentos ricos en folato como espinacas, acelgas o kale.

- Leche, esta es indispensable durante el embarazo. Aunque puedes tomar leche entera, se recomiendan las opciones de desnatada o semidesnatada debido a que contienen menos calorías. Es una bebida que, aparte de aportar calcio a los huesos y servir de alimento tanto para la madre como para el bebé, también contiene mucha agua, lo que la convierte en un sustituto perfecto.

- Los caldos son ricos en minerales y bajos en calorías, y un rico alimento durante los meses más fríos.

Agua con limón. Aparte de actuar como calmante contra las náuseas, que pueden resultar muy molestas en el embarazo, también es una buena forma de mantenerse hidratada.

- De manera parecida al agua con limón, puedes añadirle al agua trozos de fruta, adquirirá otro sabor y tendrá muchos más nutrientes y vitaminas que el agua normal.

- La horchata de chufa tiene muchos beneficios, aparte de ser una bebida refrescante en verano. Tiene propiedades energéticas y diuréticas, por lo que es perfecta para consumir durante un embarazo.

Cerveza 0% alcohol, es refrescante y contiene nutrientes como el ácido fólico y el potasio.

Otras bebidas que puedes tomar mientras estás esperando a un bebé son: el agua de piña, de coco, de apio o de arroz.

Respecto a las bebidas con gas, no hay problema, pero es recomendable evitar tomarlas en exceso, ya que en el embarazo siempre hay más frecuencia de gases y este tipo de bebidas pueden empeorar la situación.
 

¿Qué infusiones se pueden beber en el embarazo?

Sobre las infusiones o tés, existen algunos que están desaconsejados durante el embarazo por el riesgo que tienen de provocar contracciones o abortos y que precisamente son los más frecuentes, como el poleo menta y la manzanilla, que se pueden tomar solo de manera muy ocasional.

Sin embargo, existen otros que se pueden tomar sin problemas, aunque siempre sin excesos, como:

- Té de jengibre. El jengibre es un remedio tradicional para tratar las náuseas. Puedes hacer tu propio té añadiendo un trozo de jengibre fresco a una taza con agua hirviendo y, si quieres, lo puedes endulzar con un poco de miel.

- Té de hojas de frambuesa. Aunque menos conocido, al parecer desde hace años es muy utilizado. Entre los beneficios que se le atribuyen a esta bebida está tonificar las paredes uterinas, ayudar a tener un parto suave y a calmar los dolores menstruales.

- Té negro. Esta es quizás la variedad de té para embarazadas más inofensiva, especialmente si se toma descafeinado ya que si los ingerimos excesivamente en su forma natural (con cafeína) esta sustancia puede traspasar la placenta y afectar el ritmo cardíaco del bebé.

 -Té roiboos. Es una de las opciones más recomendadas para embarazadas debido a que contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, que muchas veces suelen estar bajos durante las primeras semanas del embarazo.

Té de paja de avena. Aporta vitaminas y minerales esenciales para una mujer embarazada. Ayuda a combatir la fatiga y tiene un efecto relajante.

Té de ortiga. Tiene un alto contenido en vitaminas y minerales como hierro y calcio, además, estimula el flujo de sangre y actúa como tónico.

Por supuesto, el alcohol está fuera de la lista de bebidas que se pueden tomar en el embarazo, por el riesgo que supone para el feto, el cual puede presentar el síndrome de alcoholismo fetal, una patología grave que se da en las madres consumidoras de alcohol durante la gestación, y que se produce cuando el alcohol traspasa la placenta, llega al feto y al hígado fetal, el cual es inmaduro y puede verse seriamente dañado con tan solo con pequeñas dosis de alcohol.

 

 


Fuentes:

- El costo que conlleva beber alcohol durante el embarazo. Por la OMS. 2017. http://www.who.int/bulletin/volumes/95/5/17-030517/es/

- Restricción de la ingesta de cafeína durante el embarazo. Por la OMS. http://www.who.int/elena/titles/caffeine-pregnancy/es/

Fecha de actualización: 27-01-2021

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×