×
  • Buscar
Publicidad

¿Se puede tomar café en el embarazo?

¿Se puede tomar café en el embarazo?

El café y las bebidas con cafeína no están recomendadas durante el embarazo, por lo que siempre que se pueda debemos evitarlas e intentar sustituir el café por descafeinado. 

Publicidad

No te puedes perder ...

Los 10 temores más frecuentes en el embarazo

Los 10 temores más frecuentes en el embarazo

Como la mayoría de las madres saben, el embarazo puede convertirse en una etapa de mucho estrés. Las hormonas se revolucionan, nuestra vida cambia y revolotean de golpe un sinfín de preocupaciones sobre nuestras cabezas: temores por la salud del bebé, por el nuevo rol que nos tocará desempeñar, por el parto… Si te sirve de consuelo has de saber que no experimentas nada distinto a otras embarazadas. Estos sentimientos son comunes a la mayor parte de las gestantes. A continuación te mostramos cuáles son los miedos más habituales y cómo plantarles cara

Y tambien:

Siempre que el crecimiento del bebé sea el adecuado y dentro del contexto de un embarazo normal, si no podemos dejar de tomar café o bebidas con cafeína, por lo menos debemos disminuir su consumo.

En aquellas situaciones en las que empiezan a surgir problemas, sobre todo cuando el bebé no gane suficiente peso, la primera recomendación que nos dará el ginecólogo es llevar una vida tranquila, no tomar café, ni bebidas estimulantes, ni alcohol, ni tabaco para favorecer el crecimiento adecuado.

Imagen: FreeDigitalPhoto.net


Fecha de actualización: 01-04-2020

Redacción: Matrona Elena Arroyo

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.