Ardor de estómago en el embarazo

Ardor de estómago en el embarazo
comparte

La acidez o ardor de estómago es una de las molestias más habituales durante la gestación, causada por los cambios hormonales y la presión del bebé sobre algunos órganos del aparato digestivo. Se puede evitar siguiendo una serie de consejos dietéticos y posturales.

¿Por qué se produce la acidez?


Durante el embarazo se produce una auténtica revolución hormonal que hace que la progesterona aumente, lo que provoca la relajación del esfínter gastroesofágico haciendo que las digestiones sean más lentas. Asimismo, en estos meses disminuye el ácido clorhídrico encargado de digerir los alimentos, lo que también ralentiza las digestiones y las hace más pesadas, por lo que aumentan las posibilidades de que el ácido del estómago suba hacia el esófago, provocando esa molestia que se conoce como ardor.


Por último, el aumento de tamaño del útero en las últimas semanas hace que el estómago tenga menos espacio y ascienda, favoreciendo que el contenido ácido del mismo llegue al esófago.


Puede ser una molestia puntual o darse tras cada comida. Sea como sea, es muy incómodo por lo que conviene seguir una serie de recomendaciones para evitarlo.


Medidas para evitar el ardor de estómago


Si es muy molesto puedes consultar a tu médico para que te mande alguna medicación. Además, te aconsejamos que sigas estas medidas:


- Haz 5 comidas al día ligeras en lugar de comidas abundantes y copiosas.

Dolor de riñones en el embarazo

Dolor de riñones en el embarazo

Entre las molestias y afecciones que surgen en el embarazo, el dolor de riñones es uno de los más frecuentes. No pocas mujeres embarazadas se quejan de este malestar, que se sufre especialmente por la noche o al final del día, a partir del segundo trimestre.


- Es bueno comer cada dos o tres horas, no pases mucho tiempo en ayunas.


- Evita comidas picantes y especias.


- De primer plato se recomienda comer arroz, patata o pasta cocida con un poco de aceite
de oliva.


- Evita las frituras y cocina todo a la plancha, al horno o hervido.


- Los alimentos integrales no son aconsejables. Tampoco los cítricos, la piña o el tomate; ni las bebidas con gas.


- La fruta en ayunas puede provocar acidez.


- Bébete un vaso de leche desnatada después de comer. La leche es rica en calcio que neutraliza los ácidos del estómago, pero la leche entera puede tener mucha grasa.


- Bebe agua entre comidas a sorbos pequeños.


- No te acuestes justo después de comer, espera un rato sentada o semisentada mientras se hace la digestión.


- Si tienes sueño y no quieres esperar dos horas para irte a la cama o dormir la siesta, acuéstate con la cabecera de la cama elevada, o pon cojines para que el tronco esté un poco más elevado que el cuerpo y los ácidos no puedan ascender por el esófago.


- Tómate una taza de manzanilla después de la comida para calmar las molestias.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×