• Buscar
Publicidad

Maternidad y condiciones ergonómicas en el trabajo

Maternidad y condiciones ergonómicas en el trabajo

Puede que las condiciones actuales de tu trabajo te preocupen cuando estás buscando un bebé, estás embarazada o en periodo de lactancia. Tienes que saber que tienes unos derechos exigibles amparados por la Ley. FREEMAP, una mutua colaboradora con la Seguridad Social, ha analizado todo lo que rodea la maternidad y las condiciones ergonómicas en el trabajo.

Publicidad

Índice

 

¿Cuáles son los riesgos para la futura madre de las condiciones ergonómicas de trabajo?

Hay una serie de riesgos laborales relacionados de origen ergonómico:

- Fatiga: en el embarazo se produce un incremento del metabolismo basal, de la frecuencia cardíaca en reposo y del consumo de oxígeno. Esto hace que las mujeres embarazadas alcancen los umbrales máximos de estas variables más fácilmente. Esto hace que exista un mayor riesgo de fatiga física de la mujer embarazada a la hora de desarrollar una actividad laboral con requerimientos físicos importantes.

- Lesiones dorsolumbares: el aumento del peso corporal de la mujer, el desplazamiento del centro de gravedad hacia delante, la prominencia abdominal, la mayor laxitud de ligamentos y la menor fuerza muscular contribuyen a la aparición de lesiones dorsolumbares. Aproximadamente un 50% de las mujeres embarazadas tiene dolor de espalda.

- Lesiones musculoesqueléticas: los cambios hormonales y la acumulación de líquidos durante el embarazo predisponen a la mujer gestante al desarrollo de trastornos musculoesqueléticos de las extremidades superiores cuando se realizan trabajos repetitivos.

- Riesgos cardiovasculares: tanto el edema como las varices en las piernas contribuyen a disminuir la tolerancia de las posturas estáticas prolongadas, tanto sentada como de pie. Además, los mareos y desmayos están relacionados con la postura de pie prolongada, así como con el calor y la humedad excesiva.


¿Cuáles son los factores de riesgo laborales de origen ergonómico?

Los factores de riesgo laborales de origen ergonómico son los siguientes:

- Carga física de la mujer gestante: es el conjunto de requerimientos físicos a los que se ve sometida la trabajadora a lo largo de su jornada laboral. Se suele clasificar en:

> Carga física dinámica

> Carga física estática o postural

> Manipulación manual de cagas

> Movimientos repetitivos

- Factores ambientales: estos pueden afectar al bienestar y salud de la mujer embarazada. Estos son:

Articulo relacionado: Tacto vaginal en el embarazo

> Ambiente sonoro

> Ambiente térmico

> Iluminación

> Ambiente cromático

- Factores psicosociales y organizacionales:

Estrés

Mobbing

> Autonomía

> Trabajo a turnos

> Trabajo nocturno

- Medios de transporte
 


¿Cómo puedo evaluar los riesgos en mi trabajo?

Es muy importante determinar qué puestos o condiciones de trabajo son un riesgo específico para la salud reproductiva (tanto para hombres como para mujeres), para la mujer embarazada o en periodo de lactancia.

En la Evaluación de Riesgos se tienen en cuenta los factores que pueden incidir en la reproducción o en la futura descendencia y también la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente y procedimientos o condiciones de trabajo que influyan negativamente en la salud del feto o lactante. Se tendrán en cuenta una serie de riesgos contemplados en los anexos VII y VII del Real Decreto 289/2009.

Si la Evaluación de Riesgos pone de manifiesto la existencia de algún riesgo para la seguridad, la salud o una posible repercusión negativa sobre embarazo o lactancia, el empresario debe adoptar las medidas necesarias preventivas para eliminar, minimizar o controlar los riesgos existentes. Esta Evaluación se realizará por parte de personal competente y teniendo en cuenta los testimonios aportados por los trabajadores.


¿Cómo pueden ser las medidas?

Una vez que se realice esta Evaluación, la adopción de las medidas preventivas se desarrollará en el siguiente orden:

- Adaptación de las condiciones y del tiempo de trabajo: se debe eliminar el riesgo o adaptar las condiciones o el tiempo de trabajo de la trabajadora afectada. La eliminación del riesgo siempre es la solución ideal. Si no es posible eliminar el riesgo en su totalidad, se optará por la reducción del mismo.

- Cambio de puesto de trabajo: el cambio de puesto o función se llevará a cabo de conformidad con las reglas y criterios que se apliquen en los supuestos de movilidad funcional y tendrán efectos hasta el momento en el que el estado de salud de la mujer permita su reincorporación al puesto anterior.

En el caso de que no existiese un puesto de trabajo o función compatible con su estado dentro de su grupo profesional o categoría equivalente, la trabajadora puede ser destinada a un puesto no correspondiente a los mismos, si bien conservará el derecho al conjunto de retribuciones de su puesto de origen.

- Suspensión de contrato por riesgo durante el embarazo o lactancia natural: en el caso de que no resulte técnicamente u objetivamente posible, o no se pueda razonablemente exigirse por motivos justificados, puede declararse el paso de la trabajadora afectada a la situación de suspensión de contrato por riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural de un menor de 9 meses.


¿Cómo puedo adaptar las condiciones de trabajo?

- Cambia con frecuencia de posturas.

- Fórmate sobre la ergonomía postural.

- Ten en cuenta la disminución de los alcances frontales de los miembros superiores.

- Dispón de asientos regulables.

- No estés más de 2 horas sentada seguidas.

- Evita la postura desgarbada.

- No cruces las piernas, esto dificulta la circulación.

- No realices trabajos cuya carga sea superior al 70% de tu capacidad aeróbica, aproximadamente 140 pulsaciones por minuto.

- Evita la manipulación y transporte de cargas manualmente.

- Evita subir escaleras o trepar postes verticales.

- Reduce el tránsito frecuente por escaleras o rampas.

- Obvia los trabajos pesados.

- Evita repetir los mismos movimientos de los miembros superiores más de 2 veces por minuto durante más de 1 hora al día.

- Favorece la rotación de puestos y la ampliación de tareas para disminuir la repetitividad del trabajo.

- Trabaja con las muñecas en la posición más recta posible. Evita actividades que requieren los movimientos de flexión o extensión mayores de 45º o desviaciones laterales mayores de 15º.

- No realices movimientos de pronosupinación mayores de 60º.

- Efectúa las tareas con los codos en la posición más baja posible evitado movimientos de flexión de hombro mayores de 80º y abducciones mayores de 45º.

- Evita las flexiones del tronco mayores de 20º repetidas más de 2 veces por minuto y las mayores de 60º repetidas más de 10 veces por hora.

- No realices inclinaciones laterales del tronco mayores de 20º repetidas más de 2 veces por minuto.

- Dispón de un sistema flexible de pausas de recuperación proporcionando autonomía a la trabajadora para regularlas.

- Haz ejercicios de estiramiento antes de iniciar el trabajo y al finalizarlo.

- Disminuye la fuerza manteniendo las herramientas de corte bien afiladas.

- Evita puestos de trabajo donde se realicen movimientos repetitivos con ritmo impuesto.

- Empápate de información específica del embarazo.

- Reduce los niveles de presión sonora.

- Disminuye el medio de propagación (silenciadores, encerramientos del foco emisor, etc).

- Limita los tiempos de exposición a las condiciones térmicas no adecuadas.

- Para exposiciones ocasionales, usa la ropa adecuada.

- Evita los cambios bruscos de temperatura.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×