Mobbing: 1 de cada 4 mujeres embarazadas pierde su empleo en España

Mobbing: 1 de cada 4 mujeres embarazadas pierde su empleo en España
comparte

Los datos demuestran una realidad aún precaria para las mujeres trabajadoras y, en concreto, las embarazadas: un 25% pierde su empleo y un 18% declara experimentar presiones. A pesar de que la ley suele ponerse del lado de las mujeres embarazadas, la penalización maternal sigue siendo una realidad.

A pesar de que a menudo la ley se pone de su parte, a muchas mujeres embarazadas no se les permite compatibilizar su maternidad con su trabajo y carrera profesional. Solo la mitad de las mujeres embarazadas españolas vuelve a su antiguo horario laboral, frente a casi el 100% de los hombres, como señaló el informe ‘Maternidad y Paternidad en el Trabajo’ (2014) de la Organización Internacional del Trabajo.

 

Es lo que se conoce como penalización maternal, que lleva también a que muchos empresarios opten por contratar o promocionar a hombres ante la posibilidad de que una mujer pueda entrar en el ciclo de la maternidad, y es una de las principales causas de la brecha salarial (diferencia injustificada de salario) que existe a lo largo del mundo entre hombres y mujeres.

 

Esto es también lo que explica los datos que aporta un informe publicado por el Bufete Juristas Laboralistas, que señala que el 25% de mujeres españolas entre los 18 y los 25 años termina siendo despedida a causa de su maternidad. A esto se añade un porcentaje menor de mujeres que recibe presión laboral o ‘mobbing’ (del inglés ‘asediar’, ‘acorralar en grupo’) tras su maternidad.

Solo 4 de cada 10 mujeres da el pecho durante los seis primeros meses

Solo 4 de cada 10 mujeres da el pecho durante los seis primeros meses

Cerca de 40.000 mujeres en etapa preconcepcional, embarazadas y madres lactantes han sido asesoradas en materia nutricional por 3.000 farmacéuticos durante el desarrollo de la cuarta edición del Plan de Educación Nutricional por el Farmacéutico, PLENUFAR IV. Esta campaña, llevada a cabo por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Alimentación ha tenido como objetivo lograr que las mujeres en etapa preconcepcional, embarazadas y en período de lactancia aumentasen sus conocimientos sobre los alimentos y su valor nutritivo y los aplicasen a su dieta diaria con el objetivo de adquirir conductas y hábitos alimentarios correctos que mejoran tanto su salud como el desarrollo y salud de sus hijos.

 

No obstante, este tipo de despidos son declarados nulos en la mayoría de casos, como señala el Bufete Juristas Laboralistas. A pesar de los pasos que se van dando en flexibilidad laboral, conciliación materna y paterna y endurecimiento a los despidos improcedentes, aún un 18% de trabajadoras embarazadas declaran sufrir algún tipo de presión en su empresa y un 25% pierde su puesto, lo que demuestra la delicada situación en la que muchas mujeres embarazadas se encuentran por tener y cuidar de sus hijos.

 

¿Qué es el mobbing?

 

El mobbing puede definirse como tácticas de presión e intimidación en el entorno laboral. Puede mostrarse en cambios drásticos de la rutina de la trabajadora (cambios de horario, por ejemplo), enfriamiento de las relaciones, trato injusto o humillante (por ejemplo, hacerla sentir que su embarazo implica que es mala trabajadora) y cambio de las condiciones laborales. Las causas son variadas pero, en cualquier caso, se trata de un delito que viola los derechos a la integridad moral y a las condiciones laborales dignas y equitativas.

 

La mejor manera de detectarlo es evaluar el entorno laboral antes y después. Si, en el caso de las mujeres embarazadas, se detecta un cambio a partir de cuando se comunicó la gestación.

 

Si no hay incumplimiento, no te pueden despedir

 

Como señalan desde el Bufete, tu maternidad no es un motivo de exclusión laboral y el despido de trabajadoras embarazadas entra en conflicto con el Derecho Constitucional de la mujer a la no discriminación por razón de sexo. En este vídeo de Loves Madrid, el bufete ABA Acogadas explica las principales dudas sobre los derechos laborales de madres y embarazadas. 

 

Como regla general, a menos que se cometa algún incumplimiento del contrato, se puede reclamar la nulidad del despido y ser reincorporada al puesto de trabajo con las mismas prestaciones y características que se tenían.

 

Imagen: Freestocks


0 Comentarios

Escribe tu comentario

Enviar
×


×
Volver

En Todopapás utilizamos cookies, propias y de terceros, analíticas y publicitarias, basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies y aceptarlas o rechazarlas en el Panel de Configuración.