La primera ecografía de tu bebé

La primera ecografía de tu bebé
comparte

Las sociedades profesionales ginecológicas recomiendan realizar la primera ecografía a partir de la semana 12, momento en el que se ha reducido el riesgo de aborto y el feto ya está lo suficientemente formado como para ver si sus principales órganos están bien o sufre alguna malformación o anomalía cromosómica. No obstante, cada vez es más habitual hacer una ecografía previa hacia la octava semana de embarazo.

Las ecografías son las pruebas principales del embarazo, ya que permiten visualizar el interior del útero mediante una fuente que emite una serie de sonidos que, al chocar contra un obstáculo (en este caso el feto y las estructuras placentarias), rebotan y vuelven a la fuente. Después, un sistema informático reconstruye la imagen que esos sonidos crean al chocar y volver.


Las ecografías son una prueba fundamental ya que permiten determinar el número de fetos, la edad gestacional del feto, vigilar si crece y engorda adecuadamente, observar la placenta, su posición y su envejecimiento, comprobar los niveles de líquido amniótico, detectar posibles anomalías cromosómicas o morfológicas, saber su sexo, comprobar si el bebé está colocado adecuadamente o no de cara al parto, etc.


Las principales asociaciones ginecológicas recomiendan hacer solo 3 ecografías en embarazos sanos y sin complicaciones: una en la semana 12, otra en la 20 y otra en la 33. No obstante, en los centros privados, y cada vez en más públicos, es normal realizar alguna otra ecografía entre medias para comprobar que todo transcurre con normalidad.

No te puedes perder ...

La 13ª semana de embarazo

La 13ª semana de embarazo

Tu bebé está formado casi completamente, por eso las posibilidades de una aborto espontáneo disminuyen bastante. De ahora en adelante seguirá creciendo hasta que esté suficientemente maduro. También para ti empieza la mejor etapa del embarazo, ya que la mayoría de las molestias (náuseas, ardores, etc.) desaparecen..


Por eso, aunque lo normal es que tu primera ecografía sea en la semana 12, también es muy probable que te realicen una ecografía previa en torno a la octava semana de embarazo. En esta ecografía ya se podrá comprobar si existe un feto o dos y si hay latido fetal, señales de que el embarazo va bien. También se puede medir al feto para comprobar su edad gestacional.


Si en esta primera ecografía se detecta algún problema, como un saco vacío, un embarazo molar, un embarazo ectópico o la ausencia de latido, el embarazo deberá terminar con un aborto. Si todo va bien, se reduce la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo en las siguientes semanas.


Pero, como decíamos, en muchos casos no se realiza la primera ecografía hasta la semana 12 de embarazo. Se aconseja hacerla entre la semana 12 y la 13 para obtener los valores necesarios para determinar la evolución del feto.


En esta ecografía se comprueba la vitalidad del feto y sus movimientos, el latido fetal, el tamaño del bebé para confirmar su edad gestacional, si hay un feto o más… Es el momento en el que podrás ver a tu bebé por primera vez, que ya tiene aspecto totalmente humano y sus principales órganos formados a pesar de medir solo entre 5 y 6 cm. También podrás escuchar latir su corazón (no te asustes porque lata muy rápido, es lo normal ya que la frecuencia cardiaca de los fetos es muy superior a la de los adultos). Si tienes suerte y está bien colocado, y el médico te lo va indicando, podrás ver en la pantalla su cabeza, su nariz, sus manos, sus brazos, su columna vertebral… incluso ver cómo mueve sus manitas. ¡Es un momento maravilloso y muy emocionante!


El médico comprobará que todos sus órganos y estructuras principales (corazón, estómago, columna, extremidades…) están correctamente situadas y formadas para la edad gestacional, lo que implica que, por el momento, no tiene ninguna malformación.


También mide el pliegue nucal, es decir, la cantidad de líquido que hay en la nuca del bebé, entre la piel y el tejido blando que recubre la columna cervical. Un tamaño superior a 3 mm indica una posible anomalía cromosómica, principalmente síndrome de Down, aunque esta medida se debe combinar con el análisis de sangre que forma parte del triple screening (que mide dos sustancias producidas por la placenta y el embrión, la proteína A del plasma sanguíneo asociada al embarazo (PAPP-A) y la subunidad beta libre de la gonadotropina coriónica humana (fßhCG)). Estos tres valores se combinan, dando un cálculo de un índice de riesgo basado en el Protocolo de la Fetal Medicine Foundation. Según sea este cálculo, se podrá saber si hay muchas o pocas posibilidades de que el bebé padezca alguna anomalía cromosómica, aunque habría que hacer otras pruebas para confirmar.


Y se comprueba que el bebé tiene un cordón umbilical aparentemente trivascular, aunque esto se detecta mejor en la ecografía de la semana 20.


Además de ver al feto, el ginecólogo comprueba también si la madre presenta patologías o anomalías en los órganos de la madre, como útero u ovarios, que puedan afectar al embarazo, como miomas.


Por último, comprueba la posición de la placenta, que puede a ser anterior o posterior, alta o baja. En esta semana ya es posible detectar la placenta previa, aunque esta podría ascender al crecer del útero y dejar de ser previa en el segundo trimestre de embarazo. También se pueden detectar otros posibles problemas de la placenta, como el acretismo, para estar más atentos y llevar un control mayor en el resto del embarazo.


Al ser una ecografía tan importante, debes ir acompañada de tu pareja o de otra persona que sea un gran apoyo por si acaso hay malas noticias o para alegraros juntos cuando estas sean buenas.


No se debe hacer nada especial antes de la prueba, aunque se recomienda no echarse crema en la tripa en ls horas previas, ya que esta ecografía ya no es vaginal si se hace en la semana 12. Ecografías anteriores sí deben hacerse a través de la vagina.

 

 


Te puede interesar:
Calcula tu embarazo: realizar esta operación es muy sencillo ya que sólo es preciso añadir 280 días al primer día de la última regla de la mujer y se podrá obtener tanto la fecha prevista de parto así como el tiempo de gestación.


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 23-01-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>