• Buscar
Publicidad

¿En qué semana termina la organogénesis?

¿En qué semana termina la organogénesis?

La organogénesis es el conjunto de cambios que permiten que las capas embrionarias se transformen en los diferentes órganos que conforman un organismo. Las diferentes capas embrionarias son el ectodermo, el mesodermo y el endodermo.

Publicidad

Indice

 

El desarrollo del embrión

La embriología humana es la parte de la biología que trata de la formación y desarrollo del embrión, subdisciplina de la genética que se encarga de estudiar la morfogénesis, el desarrollo embrionario y nervioso desde la gametogénesis hasta el nacimiento del bebé, y a su vez, la que define la organogénesis como el periodo comprendido entre la tercera y la octava semana de desarrollo.

En la tercera semana es donde se produce el paso de embrión bilaminar a embrión trilaminar, conocido como gastrulación. La gastrulación es la etapa de desarrollo embrionario que ocurre después de la formación de la blástula, que sigue a la de segmentación, y tiene como consecuencia la formación de las diferentes capas del embrión.

En cuanto a la formación de las diferentes capas del embrión, el ectodermo es la capa germinal más externa y la primera en formarse. Forma parte de la epidermis y las estructuras asociadas con los pelos, las uñas y el sistema nervioso; por su parte, el mesodermo hace referencia a las células que forman la parte superior de la capa que creció hacia el interior de la blástula y que se desarrolla en la tercera semana de gestación; y, por último, el endodermo, la capa de tejido más interno de las tres capas germinativas, que forma parte del sistema digestivo, glándulas anexas y aparato respiratorio.

Como decíamos arriba, la organogénesis se contempla hasta la semana 8 de embarazo, pues es aquí justo cuando los órganos principales del feto ya están formados, aunque es cierto que todavía les falta crecer y desarrollarse completamente.


¿En qué semanas se forman los primeros órganos?

Es en la tercera semana cuando realmente se produce la implantación del embrión en las paredes del útero materno, donde se seguirá desarrollando hasta el día de su nacimiento. Con estas tres semanas de embarazo, el corazón es un grupo de células musculares aletargadas y diminutas.

En la semana cuatro de embarazo, el embrión estará formado por las tres capas de células que originarán después los tejidos del cuerpo humano. El endodermo o capa más interna se convertirá en los pulmones, hígado y formará el sistema digestivo y respiratorio. El mesodermo o capa media constituirá los huesos, los cartílagos, los riñones, los órganos sexuales y el sistema circulatorio. Y, finalmente, la capa más externa o ectodermo formará la piel, el cabello, los ojos y el sistema nervioso.

Además, comenzará a formarse también el sistema nervioso central, constituido por el encéfalo y la médula espinal.

Durante las cinco semanas de embarazo, el embrión multiplica ya por cuarenta su medida, aumentando así aproximadamente dos milímetros su longitud. Su esqueleto y sistema circulatorio empiezan a tomar forma, a la vez que la placenta, donde se aloja el embrión durante las cuarenta semanas, cuenta con el suficiente líquido amniótico para protegerlo.

En la semana seis de embarazo, el corazón del bebé sigue creciendo y sus células se dividen sin parar. Comienza ya a parecerse más a un bebé. No obstante, si lo comparamos con su cuerpecito la cabeza es muy grande, ya hay manchas oscuras que más tarde estarán ocupadas por la nariz y los ojos y se empezarán a marcar, además, el cuello, la lengua y las cuerdas vocales. También continúan formándose el tracto digestivo y los pulmones. En este momento ya tiene el apéndice y el páncreas.

Cuando se cumplen las siete semanas, el embrión se convierte en feto. Es aquí cuando los tejidos y los órganos formados en la fase embrionaria maduran. La cola del embrión comienza a caer y el esqueleto adquiere forma. Por supuesto, la placenta sigue formándose y empezará a pasar nutrientes al bebé.

Cuando llega la octava semana, por tanto, todos sus órganos mayores se han formado, aunque no por completo. En esta semana el feto ya tiene párpados, labio superior, y la nariz y las orejas se están empezando a formar. Además, el cuerpo se está alargando y pueden reconocerse lo que serán brazos y piernas. Es posible ver el esqueleto a través de su piel formado todavía por un cartílago suave. El corazón y el hígado funcionan y siguen especializándose.

Por tanto, como decíamos arriba, y según la rama de la embriología humana, la organogénesis termina aproximadamente en esta semana (semana ocho), aunque sigan desarrollándose los diferentes órganos en el cuerpo del bebé.  


Glosario

Líquido amniótico

Definición:

Fluido líquido que amortigua y rodea al embrión y luego al feto. Le permite caminar y saltar dentro de la pared del útero y le proporciona sustentación hidraúlica. Este líquido es producido por la madre hasta la semana 17 de gestación. El líquido amniótico alcanza su volumen máximo en la 34 semana de gestación aproximadamente llegando a un promedio de 800 ml. El defecto o exceso de líquido amniótico puede ser la causa o el indicador de problemas para la madre y el feto

Fuente:

T.W.Sadler. Embriología Médica de Langman con orientación clínica. Ed. Médica Panamericana 10.ª ed. 2007

Fecha de actualización: 17-02-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×