La ecografía de las 20 semanas

La ecografía de las 20 semanas
comparte

Sobre la semana 20, aunque puede ser en la 18 o la 22, se realiza la llamada ecografía de la semana 20. Esta ecografía tiene una especial relevancia, porque en este momento el feto ya está prácticamente formado y se pueden valorar muchos de sus órganos y aparatos. Con esta prueba prenatal se pueden descubrir posibles perturbaciones y diagnosticar muchas malformaciones o anomalías que podrían complicar el embarazo.

Es además muy importante porque según la legislación española actual la semana 22 marca el límite para interrumpir la gestación en caso de malformación fetal.

 

¿Qué se examina en la ecografía de la semana 20?

 

Los órganos, para detectar defectos y anomalías. Entre ellos se observan el cerebro y la estructura encefálica, los órganos de la cara (en especial el labio superior para descartar el labio leporino), el corazón, los pulmones, el estómago, el intestino, el hígado, el diafragma, los riñones, la vejiga, las extremidades, los genitales, etc.

 

El cordón umbilical: Se comprueba su longitud y el número correcto de vasos sanguíneos, dos arterias y una vena.

 

La columna vertebral: Se cuentan las vértebras para identificar si hay espina bífida.

 

La placenta: Se estudia el tamaño, la madurez y la posición de la placenta, para confirmar que es normal y que no está colocada bloqueando el canal de salida del bebé, es decir el cuello del útero. Es lo que se conoce como placenta previa. Si no es así, se deberá controlar hasta el nacimiento.

 

El líquido amniótico: También se analiza el líquido amniótico para estimar la cantidad del mismo.

 

El tamaño del feto: Como el bebé ya no cabe entero en la pantalla del ultrasonido, la medición de la longitud del feto no puede realizarse como hasta ahora (midiendo la longitud de la coronilla a las nalgas), por lo tanto su tamaño, para comprobar que crece correctamente, se estimará midiendo su cabeza, la circunferencia de su vientre y la longitud del fémur.

 

El bienestar fetal: Se examinan los movimientos corporales y respiratorios, así como los latidos fetales.

 

El sexo del bebé: En esta semana los órganos genitales están formados por lo que, al menos que esté girado, se podrá distinguir el sexo del bebé. Por regla general no se suele revelar este dato sin preguntar a los padres previamente aunque depende de la política del hospital. Si no quieres conocer aún si es niño o niña debes decirlo al inicio de la ecografía.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×