• Buscar
Publicidad

La ecografía de las 20 semanas

La ecografía de las 20 semanas

Sobre la semana 20, aunque puede ser en la 18 o la 22, se realiza la llamada ecografía de la semana 20. Esta ecografía tiene una especial relevancia, porque en este momento el feto ya está prácticamente formado y se pueden valorar muchos de sus órganos y aparatos. Con esta prueba prenatal se pueden descubrir posibles perturbaciones y diagnosticar muchas malformaciones o anomalías que podrían complicar el embarazo.

Publicidad

Índice

 

¿Qué se examina en la ecografía de la semana 20?

Los órganos, para detectar defectos y anomalías. Entre ellos se observan el cerebro y la estructura encefálica, los órganos de la cara (en especial el labio superior para descartar el labio leporino), el corazón, los pulmones, el estómago, el intestino, el hígado, el diafragma, los riñones, la vejiga, las extremidades, los genitales, etc.

El cordón umbilical: Se comprueba su longitud y el número correcto de vasos sanguíneos, dos arterias y una vena.

La columna vertebral: Se cuentan las vértebras para identificar si hay espina bífida.

La placenta: Se estudia el tamaño, la madurez y la posición de la placenta, para confirmar que es normal y que no está colocada bloqueando el canal de salida del bebé, es decir el cuello del útero. Es lo que se conoce como placenta previa. Si no es así, se deberá controlar hasta el nacimiento.

El líquido amniótico: También se analiza el líquido amniótico para estimar la cantidad del mismo.

El tamaño del feto: Como el bebé ya no cabe entero en la pantalla del ultrasonido, la medición de la longitud del feto no puede realizarse como hasta ahora (midiendo la longitud de la coronilla a las nalgas), por lo tanto su tamaño, para comprobar que crece correctamente, se estimará midiendo su cabeza, la circunferencia de su vientre y la longitud del fémur.

El bienestar fetal: Se examinan los movimientos corporales y respiratorios, así como los latidos fetales.

El sexo del bebé: En esta semana los órganos genitales están formados por lo que, al menos que esté girado, se podrá distinguir el sexo del bebé. Por regla general no se suele revelar este dato sin preguntar a los padres previamente aunque depende de la política del hospital. Si no quieres conocer aún si es niño o niña debes decirlo al inicio de la ecografía.
 

¿Cuándo debe realizarse la ecografía morfológica?

Se debe realizar entre las semanas 18 y 22 de embarazo ya que en este momento el feto mide aproximadamente 20 centímetros de la cabeza a los pies y se puede analizar perfectamente su morfología completa.

Además, es el momento óptimo por otros motivos:

- El feto es lo suficientemente grande para visualizar bien sus órganos y, la vez, suficientemente pequeño para que pueda estar dentro del útero con comodidad.

- La mayoría de los órganos y sistemas se han desarrollado y son visibles por ecografía.

- El líquido amniótico, imprescindible para una buena visualización ecográfica, tiene todavía un nivel alto, lo que facilita mejor la visibilidad, incluso la de estructuras que más delante estarán detrás de otros órganos y no serán visibles.  

Articulo relacionado: Prolapso del cordón umbilical

- El grado de osificación fetal no dificulta tanto la exploración como al final del embarazo.

- El feto es todavía inviable. Según la legislación española actual la semana 22 marca el límite para interrumpir la gestación en caso de malformación fetal.
 

¿Se necesita algún tipo de preparación para la ecografía?

No es necesario tener la vejiga llena ni estar en ayunas, pero sí se recomienda no darse crema en el abdomen los dos días previos ya que la grasa que contiene algunas de ellas puede dificultar la penetración de los ultrasonidos.

Además, es mejor haber desayuno o comido algo antes para que el feto esté activo y se visualice mejor el movimiento fetal.
 

¿Cuánto tiempo dura la ecografía?

El tiempo de realización de la ecografía es variable, depende de si el feto se deja ver bien y es posible visualizar todos los órganos y estructuras fácilmente. En general, una ecografía de la semana 20 puede durar entre 10 y 30 minutos, más que otras ecografías ya que es muy rutinaria y hay que observar bien cada estructura.
 

¿Qué circunstancias pueden dificultar una correcta interpretación ecográfica?

- La posición fetal. Dependiendo de cómo esté colocado, se pueden ver con mayor facilidad unas estructuras u otras. Por ejemplo, si está de espaldas a nosotros, se verá bien la columna vertebral, pero no el corazón. Por eso es tan importante que el feto tenga movilidad y espacio suficiente para que pueda girarse y permita ver bien tanto la parte de delante como la de detrás.  

- Escasez de líquido amniótico. El líquido es un transmisor excelente de los ultrasonidos, por lo que si hay poco líquido amniótico por cualquier motivo, se verá peor.

- Obesidad materna. La grasa dificulta la transmisión ultrasónica, por lo que en madres con sobrepeso u obesidad puede verse peor el feto.

Articulo relacionado: Cuidado del cordón umbilical

- Presencia de gas intestinal. El gas bloquea completamente el paso de los ultrasonidos. De hecho, el gel que se aplica en el abdomen antes de empezar la ecografía tiene como misión eliminar el aire entre la sonda y la piel.  

- Presencia de miomas u otras tumoraciones abdominales que pueden interferir con la visualización fetal

En estos casos, si no se llega a ver bien algún órgano o estructura puede ser necesario repetir la ecografía un poco más tarde, indicando a la embarazada que coma algo o camine para que el feto se mueva; o incluso otro día. No te preocupes si esto te pasa, no significa que hayan visto alguna anomalía, puede ser simplemente que no han visualizado bien alguna parte.
 

¿Qué enfermedades no detecta la eco 20?

A través de la ecografía se pueden detectar anomalías físicas, pero no defectos de medicina de otra naturaleza, como enfermedades hereditarias o alteraciones cromosómicas. Además, hay algunas malformaciones o problemas que no puede detectar:

- Algunas malformaciones no tienen expresión directa en ningún momento del embarazo, como por ejemplo la atresia de esófago ya que el esófago no se ve habitualmente por ultrasonido.

- Aunque la mayoría de los órganos están formados en la semana 20, hay órganos que no han terminado su desarrollo, como puede ser el cuerpo calloso o el vermis cerebeloso, por lo que en este momento no se detectarían anomalías en ellos.   

- Muchas anomalías, aunque ya estén presentes en la semana 20, son indetectables en esta ecografía y, sin embargo, pueden ponerse claramente de manifiesto en ecografías posteriores, como la obstrucción intestinal, las obstrucciones de la vía urinaria por el mismo motivo, o la hernia diafragmática. Por eso, se deben seguir las visitas rutinarias hasta el final de la gestación.

Y por eso también debes firmar antes de entrar a la consulta el consentimiento informado, un documento escrito donde viene reflejado el procedimiento que se va a realizar, sus posibilidades diagnósticas y sus limitaciones.


Glosario

Labio leporino

Definición:

Hendidura o separación en el labio y/o en el paladar.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Intervención quirúrgica.

Fuente:

SEGO

Fecha de actualización: 10-03-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×