×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal vomitar sangre en el embarazo?

¿Es normal vomitar sangre en el embarazo?

Las náuseas y el vómito son síntomas del embarazo con los que vas a tener que lidiar, pero si ves que este último sale con sangre no es normal, por lo que debes ir con el médico de manera inmediata.

Publicidad

Índice

Durante esta hermosa etapa en la que te encuentras vas a experimentar distintos síntomas que pueden ser algo molestos, ya que te pueden hacer sentir mal durante un rato y no saber cómo solucionarlos.

A veces pueden ser algo confusos los síntomas del embarazo, puesto que si eres primeriza o no conoces mucho del tema vas a tener muchas dudas, por lo que es ideal que sepas qué es normal y qué no lo es para asistir al médico inmediatamente cuando algo no esté correcto.


Las náuseas del embarazo

Uno de los primeros síntomas en el embarazo, incluso que puede hacerte pensar que estás embarazada si no lo sabías, son las náuseas del embarazo o náuseas matutinas, ya que a muchas les ocurren durante la mañana.

Este síntoma no es exclusivo de las primeras horas del día, aunque su nombre lo diga, puesto que puedes experimentarlo a cualquier hora del día y de la noche.

Normalmente empiezan cerca de la sexta semana del embarazo, por lo que tu cuerpo todavía no va a tener un cambio considerable que demuestre que te encuentras embarazada, pero este tipo de síntomas lo pueden hacen notorio.

Este síntoma es totalmente normal y lo mejor de todo es que no dura todo el embarazo, pues a nadie le gusta tener náuseas o vómito, por lo que no debes preocuparte ya que cerca de las semanas 16-18 van a detenerse.
 

Náuseas de carácter grave

No te puedes perder ...

¿Es normal tener ansiedad en el embarazo?

¿Es normal tener ansiedad en el embarazo?

La ansiedad puede lograr que sientas que te encuentras en peligro o que pienses que algo va a salir mal. Recuerda que en el embarazo tendrás muchos cambios físicos y fisiológicos, por lo que el nivel de tus hormonas, unido a los cambios en tu cuerpo, los síntomas del embarazo y planear todo para la llegada de tu pequeño pueden estar ocasionando este problema.

Y tambien:

Algo que no es normal durante el embarazo es tener múltiples y constantes vómitos, debido a que las náuseas son muy fuertes e insoportables.

Cuando una persona vomita demasiado puede llegar a tener una deshidratación y perder peso en poco tiempo, por lo que si una mujer embarazada pasa por esto va a poner en riesgo su salud y la de su bebé.

Este tipo de náuseas también son conocidas como hiperémesis gravídica, que significa un exceso de vómitos durante la gestación.

La hiperémesis gravídica suele empezar antes de tiempo que las náuseas normales del embarazo, cerca de la cuarta semana, además de que se alargan por más tiempo de lo normal en esta etapa.

No se conoce la causa exacta de esta afección, pero se dice que puede tener una razón genética, aunque una causa hormonal también puede crearla.

Una mujer embarazada que tiene esta afección va a poder generar varias complicaciones para su salud, ya que puede llegar a deshidratarse y perder peso, lo que puede perjudicar a su embarazo, por lo que es necesario que visites inmediatamente al doctor.

 

Vómito con sangre

Ver que tu cuerpo expulsa sangre en cualquier situación suele ser impactante, pero si esto ocurre en un vómito, y más durante un embarazo, es señal de que algo está mal y necesitas atención médica de inmediato.

Algunas de las causas por las que se puede vomitar sangre son las siguientes:

- Pasar mucho tiempo sin comer bien o beber líquido suficiente, así el cuerpo puede presentar sangre en el vómito

- Irritatación de garganta, esófago o estómago: por ejemplo un desgarro del esófago ocasionado después de toser durante mucho tiempo o toser en repetidas ocasiones

- Una deficiencia nutricional

- La hipertensión en el embarazo

- Desgarre o irritación del esófago por vomitar mucho

- Mala coagulación de la sangre

- Por ingesta de algún producto químico o un alimento en mal estado

- Por una úlcera en el tracto digestivo: para diagnosticarla, es necesario que te sometas a una endoscopio de las vías altas. Es un procedimiento muy desagradable, pero necesario. La úlcera de estómago suele ser causada por una bacteria, por beber alcohol, fumar o abusar de inflamatorios (entre otras cosas)

- Por un tumor en el tracto digestivo: puede ser en el estómago, en el esófago en la garganta o en la boca. Esto se debe a los casos más graves. Para diagnosticar y tratar un tumor es necesario que consultes con tu doctor.


¿Cuándo acudir a mi médico?

Si estás embarazada y acabas de vomitar sangre, deja lo que estás haciendo y acude a urgencias cuanto antes. El vómito con sangre en ningún caso es buena señal, da igual la semana de embarazo en la que te encuentres.

Es verdad que las mujeres que tienen vómitos muy intensos durante meses en el embarazo, pueden devolver con algún resto de sangre, pero lo más recomendable es que un especialista te evalúe.

Vomitar sangre durante el embarazo suele indicar problemas de salud graves. El cuerpo te puede estar avisando de que hay un estado de inanición y deshidratación importante. También te puede estar avisando de que tu cuerpo necesita una mayor ingesta de nutrientes, de una intoxicación alimenticia o de que tienes la tensión demasiado alta.

Si vomitas sangre, no dudes en acudir a tu médico para que averigüe la causa y la trate de inmediato.

 

¿Cómo se tratan los vómitos con sangre?

El tratamiento de los vómitos con sangre dependerá de la causa. Puede consistir en medicamentos, soluciones y derivados endovenosos, transfusiones y, en casos extremos, se puede requerir cirugía. En cualquier caso es fundamental seguir las indicaciones del médico al pie de la letra, con el fin de conseguir una recuperación total.

Si la hemorragia es consecuencia de una úlcera, después de realizar la gastroescopia, el especialista decide si puede o no iniciar un tratamiento. El tratamiento más recurrente en estos casos es cerrar las varices que se encuentran en el esófago.

En algunos casos es necesario vaciar el estómago para conseguir controlar la hemorragia. Para esto es necesario colocar una sonda nasogástrica (no recomendable en el caso de que existan varices esofágicas). Otras pruebas que se pueden realizar con el fin de obtener un diagnóstico son: ecografías, endoscopio, radiografías, análisis de sangre u otras que se consideren pertinentes por el médico especialista.

 

 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 14-05-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.