• Buscar
Publicidad

Gestosis en el embarazo

Gestosis en el embarazo

Hacen referencia a diversas enfermedades o malestares que surgen como consecuencia de la presencia del feto en el útero. Las más comunes son la hiperémesis gravídica en el primer trimestre y los edemas y la hipertensión en el tercero.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es una gestosis?

Se llama gestosis a las toxemias gravídicas, es decir, a los síndromes maternos que pueden aparecer como consecuencia del embarazo. Antes se las denominaba toxemia porque se creía que la causa era una toxina, pero se ha comprobado que no es así.

Las causas de la gestosis no están claras, pero existe más riesgo de sufrir estas enfermedades si se tienen más de 35 años, sobrepeso, hipertensión previa o enfermedades renales y diabetes previas.

Las del primer trimestre se llaman también de adaptación y la más común es la hiperémesis gravídica, es decir, las náuseas y vómitos propios de las primeras semanas de embarazo, que pueden llegar a causar la deshidratación de la madre si son muy intensos.

Las gestosis del tercer trimestre están relacionadas con el envejecimiento de la placenta y están caracterizadas por edema, albuminuria (presencia de albúmina en la orina, lo que indica fallo renal) e hipertensión que puede dar lugar a preeclampsia. 
 

Síntomas de las gestosis

No te puedes perder ...

Y tambien:


En el caso de la hiperémesis gravídica, los síntomas son náuseas, vómitos, dolor abdominal y malestar. Cuando las náuseas y los vómitos son muy intensos y duraderos, la mujer puede llegar a sufrir deshidratación. En ese caso, sería necesario ingresar a la mujer en el hospital hasta que mejorara.

Si hablamos de preeclampsia, los síntomas son hipertensión, visión borrosa, proteinuria en la orina, edema brusco en cara y manos, aumento súbito de peso y retención de líquidos. La hipertensión aparece con valores superiores a 140/90 mmHg. En este caso, es necesario acudir al médico de inmediato ya que la preeclampsia puede resultar muy grave para el feto.
 

Consecuencias de las gestosis en el embarazo


La hiperémesis gravídica no es grave, más allá de la necesidad de ingresar a la madre durante un tiempo si sufre deshidratación. Sin embargo, la preeclampsia sí puede ser muy grave ya que, si no se detecta y trata a tiempo, puede causar parto prematuro, bajo peso del bebé y, en los casos graves, muerte fetal y/o materna y eclampsia.

La eclampsia puede producir convulsiones severas y complicaciones como trombosis, edemas cerebrales e insuficiencia renal aguda, que pueden ser peligrosas para la madre y el bebé.

El síndrome HELLP también es una evolución grave de la preeclampsia y causa alteraciones en la coagulación sanguínea y en las funciones del hígado. Los síntomas son fuertes dolores en la tripa, náuseas y vómitos. Lo más peligroso es que el síndrome HELLP es muy difícil de diagnosticar y, en casos extremos, puede producir la muerte en pocas horas.
 

¿Qué hacer si tengo una gestosis?


En el caso de las náuseas y vómitos, se pueden tomar medicamentos para los casos graves. El más aconsejable en el embarazo es el Cariban. Además, se aconseja comer cantidades pequeñas de comida, beber agua entre comidas, tomar jengibre, comer algo antes de levantarse de la cama y probar alimentos que suelen sentar mejor en estas semanas como las galletitas saladas, el pavo cocido, etc.

Para la preeclampsia no hay tratamiento, tan solo reposo y control del feto para evitar un parto prematuro o el desarrollo de eclampsia. Se aconseja una dieta equilibrada con poca sal y la suficiente cantidad de proteínas. Hay que evitar el estrés y, en algunos casos, administrar medicamentos para reducir la tensión arterial e ingresar a la madre para controlar su salud y la del feto y, en casos necesarios, provocar el parto, ya que tras nacer el bebé, el estado de la madre se normaliza.
 

¿Se pueden prevenir las gestosis?


La hiperémesis gravídica no se puede prevenir, aparece o no. Lo único que puedes hacer es cuidarte mucho desde las primeras semanas y esperar a que pase el primer trimestre.

La preeclampsia tampoco se puede prevenir, pero sí es importante que te cuides y acudas a todas las revisiones para que pueda detectarse cuanto antes. Con los exámenes de orina rutinarios y las mediciones de la presión arterial se puede detectar pronto. También es importante que estés atenta a los síntomas antes indicados (hinchazón de cara y manos, retención de líquidos en las piernas, visión borrosa…).

Intenta evitar el estrés, descansa y dormir, llevar una dieta sana y equilibrada y evitar el sobrepeso.


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 01-10-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×