Efectos en el bebé de la preeclampsia

Efectos en el bebé de la preeclampsia
comparte

La preeclampsia es una enfermedad que pueden desarrollar las embarazadas que se caracteriza por la aparición de hipertensión arterial y proteinuria (proteínas en la orina). Puede llegar a ser muy grave tanto para el bebé como para la mamá si no se detecta y se trata a tiempo.

La preeclampsia es una enfermedad exclusiva de las gestantes, es decir, va asociada al embarazo. Los expertos estiman que entre un 5 y un 12% de embarazadas puede desarrollar esta enfermedad, aunque los datos en España son inferiores a los de otros países del ámbito anglosajón. Aquí, las tasas se encuentran entre el 1y el 2%. El problema es que puede resultar muy grave si no se detecta, por lo que conviene estar atento a las señales que indican que se puede estar desarrollando una preeclampsia:


- Tensión arterial elevada: por encima de 140 mmHg en la preeclampsia leve y por encima de 160 en la grave.


- Proteinuria: presencia de proteínas en la orina, lo cual puede detectarse gracias a los análisis de orina rutinarios. La cantidad de proteínas en la orina sería de 300 mg o más en 24 horas (en el caso de preeclampsia leve) y 5 g o más en orina de 24 horas (si se trata de preeclampsia grave).

No te puedes perder ...

Diabetes gestacional

Diabetes gestacional

Las complicaciones durante el embarazo, como la diabetes gestacional, suelen ser poco frecuentes, pero existen. Así que nunca está de más conocer los posibles riesgos y detectar sus síntomas para solucionar el problema antes de que sea demasiado tarde


- Edema o hinchazón brusca y repentina, especialmente en la cara y las manos.


- Aumento de peso repentino y en poco tiempo.


- Dolor abdominal en el flanco derecho.


- Cefaleas intensas.


- Náuseas y vómitos.

 

Si sospechas que puedes padecer preeclampsia, deberás acudir a urgencias para que te hagan una serie de pruebas y análisis. Si se confirma el diagnóstico, la preeclampsia es leve y se detecta antes de la semana 36, recomendarán reposo absoluto, dieta baja en sal y medicamentos antihipertensivos, en algunos casos. La preeclampsia no se puede curar, solo desparece tras el parto, por lo que si el bebé está maduro o la preeclampsia es grave y afecta a la vida de la mamá y el bebé, se tendrá que inducir el parto.


Y es que la preeclampsia puede llegar a ser muy grave ya que altera el flujo sanguíneo, que es el encargado de llevar al bebé los nutrientes y oxígeno que necesita, pudiendo llegar a causar estos efectos en el bebé si no se detecta a tiempo:


- Crecimiento intrauterino retardado (CIR). Esta alteración provoca que el feto no crezca ni engorde de manera adecuada, pudiendo ocasionarle la muerte si no se detecta.


- Parto prematuro, ya sea espontáneo o inducido si se ve que la mamá o el bebé están en riesgo. La prematuridad, dependiendo de la edad gestacional, lleva asociada muchos problemas de desarrollo en el niño, como alteraciones metabólicas, cardiacas, respiratorias, digestivas, auditivas, etc.


- Oligoamnios: disminución de la cantidad de líquido amniótico, lo que también puede alterar el crecimiento del bebé así como su bienestar ya que aumenta las posibilidades de tener complicaciones con el cordón umbilical.


- Mortalidad perinatal, lo cual ocurre entre un 3,5 y un 35% de veces. Cuanto mayor sea la preeclampsia y más tiempo dure, mayores posibilidades de muerte perinatal.


- La preeclampsia también aumenta el riego de desprendimiento prematuro de placenta, accidentes cerebrovasculares en la madre, hemorragias, problemas renales, e incluso la muerte.

 

Como no hay tratamiento, es recomendable que estés atenta a las señales, sobre todo si presentas los siguientes factores de riesgo:


- Primer embarazo

- Embarazo múltiple

- Preeclampsia en embarazos previos

- Embarazos muy seguidos

- Infecciones recurrentes de las vías urinarias

- Antecedentes de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión arterial

- Obesidad

- Mujer de más de 35 años

- Síndrome de ovarios poliquísticos

 

Y recuerda que si se detecta y trata a tiempo, tu bebé podrá nacer sin problemas.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora para elegir nombres de bebés en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>