×
  • Buscar
Publicidad

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Aunque un embarazo comienza en el momento de la concepción, hasta que un test no lo confirma 15 días después, la mayoría de las mujeres no suele ser consciente de que lleva una vida en su interior. Sin embargo, algunas, sobre todo aquellas que ya han tenido otros embarazos, aseguran sentirse diferentes ya durante fases muy tempranas y saber que están en estado dos o tres días después de la fecundación.

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo aparecen los síntomas de embarazo?

Ahora bien, lo habitual es que los primeros síntomas aparezcan sobre la semana 6 contada desde la última regla (FUR). Eso sí, no todas los notan tan pronto y algunas no sentirán ninguno en todo el embarazo. La ausencia de síntomas no significa que algo vaya mal, así que si es tu caso, alégrate por ello.

Es evidente que los cambios (físicos y emocionales) acompañarán todo el embarazo, pero no todos ocurren a la vez. La mayor parte de ellos tendrán que ver con la acción de las hormonas, por lo que podrán manifestarse desde el inicio de la gravidez; otros están directamente relacionados con la transformación física del cuerpo, por lo que se presentan cuando el feto es mayor y la barriga es más prominente.
 

Algunos de los síntomas tempranos más característicos

No te puedes perder ...

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Aunque un embarazo comienza en el momento de la concepción, hasta que un test no lo confirma 15 días después, la mayoría de las mujeres no suele ser consciente de que lleva una vida en su interior. Sin embargo, algunas, sobre todo aquellas que ya han tenido otros embarazos, aseguran sentirse diferentes ya durante fases muy tempranas y saber que están en estado dos o tres días después de la fecundación.

Y tambien:

- Náuseas y vómitos: aunque no se conoce con seguridad qué provoca este desagradable malestar, lo cierto es que las náuseas y los vómitos son signos comunes del comienzo del embarazo. Prácticamente la mitad de las mujeres los han padecido. Una de las teorías que se baraja apunta al aumento de la hormona gonadotropina coriónica humana. Esta hormona es segregada cuando el embrión se implanta en el útero, por ello las náuseas son más frecuentes entre los 15 días posteriores a la fecundación y la semana 12 de gestación, momento en el que suelen desaparecer, justo cuando el nivel de gonadotropina desciende.

Hambre: el desarrollo y crecimiento del embrión exige un mayor aporte calórico, por lo que es normal que ya desde los primeros días notes que tienes más hambre. Por el contrario otras mujeres pierden el gusto por la comida (hipogeusia) o sienten asco por algunos sabores, incluso por sus platos favoritos. Las náuseas matutinas pueden contribuir a esa inapetencia.

- Cambio en los pechos: esta parte del cuerpo es la primera zona en cambiar de forma cuando una mujer se queda embarazada, al menos que pueda apreciarse externamente. La primera percepción es el aumento de tamaño. Cada pecho crecerá una media de 5 cm y aumentará 1,5 kg de peso en el transcurso del embarazo. Desde el principio el pecho empieza a crecer y a la 5ª o 6ª semana desde la FUR, puede notarse más blando al tacto o bien más tirante por el aumento repentino de volumen. Con el paso de las semanas puede que aparezcan venas azules, debido a los estrógenos. Los pezones también se transforman, se oscurecen y se vuelven especialmente sensibles al roce. La areola se hincha y en ella aparecen pequeñas protuberancias, conocidas como tubérculos de Montgomery.

- Flujo vaginal de color rosado: cuando el óvulo es fecundado, puede haber una leve descarga de flujo de color rosado, que es en realidad la descarga normal que la mujer presenta con rastros de sangre causando por la entrada del espermatozoide en el óvulo y su desplazamiento hacia el útero. Esta descarga puede aparecer unos minutos después de la relación o hasta 3 días después de las relaciones sexuales. A veces, esta descarga solo se observa al limpiarse después de orinar.

- Cólicos y dolor abdominal: con el óvulo fecundado existe un aumento del flujo sanguíneo en el área pélvica y las hormonas femeninas entran en acción para preservar el embrión y continuar con el embarazo. Esto puede causar molestias abdominales que pueden ser confundidas con los cólicos menstruales de intensidad débil a media. La mujer puede tener una pérdida de sangre, similar a la menstruación, pero en menor cantidad.

La inflamación del vientre también es uno de los primeros síntomas de embarazo y es causado por las intensas alteraciones pélvicas que se están produciendo, surgiendo con más frecuencia en los primeros 7 días hasta las 2 semanas. Alrededor de las 7 semanas la parte inferior del ombligo comienza a endurecerse.

- Variaciones de humor: en las dos primeras semanas de embarazo, la mujer puede notar variaciones en su humor, sin causa aparente. Es muy común que la embarazada llore por situaciones que no le harían llorar antes de estar embarazada. Este síntoma puede permanecer durante todo el embarazo.

Esto ocurre debido a las fuertes alteraciones hormonales, normales en el embarazo, que pueden causar un desequilibrio en los niveles de los neurotransmisores, haciendo que el humor sea más inestable.

- Micciones frecuentes: la necesidad de orinar a menudo también es otro de los efectos secundarios del embarazo y se sufre sobre todo en el primer y tercer trimestre.

- Ptialismo: este es el nombre científico para denominar el exceso de saliva. El aumento del nivel hormonal también provoca una secreción excepcional de saliva, y sucede habitualmente en las primeras semanas de gestación.

- Cansancio: esta sensación aparece a lo largo del primer trimestre y se debe al aumento de los niveles hormonales y a los cambios que experimenta el cuerpo de la futura madre por el crecimiento del bebé en su interior. A partir de la semana 13 la mayoría de las embarazadas recupera la energía.

- Modificación del olfato: el incremento de las tasas hormonales parece estar también detrás de la sensibilidad olfativa, que provoca en las embarazadas que algunos olores aparentemente normales, se vuelvan insoportables casi desde los primeros días de gravidez.

- Amenorrea: la ausencia de la menstruación, aproximadamente 15 días después de la fecundación, es uno de los síntomas más importantes que indican que hay un embarazo. Pero este síntoma tampoco es exclusivo. La amenorrea puede tener otra causa (trastornos psicológicos o emocionales, enfermedad, ciclos irregulares, perturbaciones por alguna causa particular…).

Si quieres saber si tienes síntomas de embarazo o no, consulta nuestra calculadora de síntomas de embarazo. 

 


Te puede interesar:

La calculadora de peso del bebé está diseñada en base a las tablas de percentiles de la OMS con el fin de facilitar al máximo el control del crecimiento de un bebé dado en relación a otros de su misma edad.

Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 14-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.