Cuándo empiezan los síntomas del embarazo

Cuándo empiezan los síntomas del embarazo
comparte

Aunque un embarazo comienza en el momento de la concepción, hasta que un test no lo confirma 15 días después, la mayoría de las mujeres no suele ser consciente de que lleva una vida en su interior. Sin embargo, algunas, sobre todo aquellas que ya han tenido otros embarazos, aseguran sentirse diferentes ya durante fases muy tempranas y saber que están en estado dos o tres días después de la fecundación.

Ahora bien, lo habitual es que los primeros síntomas aparezcan sobre la semana 6 contada desde la última regla (FUR). Eso sí, no todas los notan tan pronto y algunas no sentirán ninguno en todo el embarazo. La ausencia de síntomas no significa que algo vaya mal, así que si es tu caso, alégrate por ello.

 

Es evidente que los cambios (físicos y emocionales) acompañarán todo el embarazo, pero no todos ocurren a la vez. La mayor parte de ellos tendrán que ver con la acción de las hormonas, por lo que podrán manifestarse desde el inicio de la gravidez; otros están directamente relacionados con la transformación física del cuerpo, por lo que se presentan cuando el feto es mayor y la barriga es más prominente.

 

Algunos de los síntomas tempranos más característicos son los siguientes: 

 

- Náuseas y vómitos: Aunque no se conoce con seguridad qué provoca este desagradable malestar, lo cierto es que las náuseas y los vómitos son signos comunes del comienzo del embarazo. Prácticamente la mitad de las mujeres los han padecido. Una de las teorías que se baraja apunta al aumento de la hormona gonadotropina coriónica humana. Esta hormona es segregada cuando el embrión se implanta en el útero, por ello las náuseas son más frecuentes entre los 15 días posteriores a la fecundación y la semana 12 de gestación, momento en el que suelen desaparecer, justo cuando el nivel de gonadotropina desciende.

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

Uno de los síntomas del embarazo es el sangrado de implantación. Este tipo de hemorragia se suele confundir con la regla, pero no tiene nada que ver. Suele ocurrir días antes de lo esperado, la sangre es escasa y de color rosado. Lo sufren aproximadamente un tercio de las mujeres gestantes.

 

Hambre: El desarrollo y crecimiento del embrión exige un mayor aporte calórico, por lo que es normal que ya desde los primeros días notes que tienes más hambre. Por el contrario otras mujeres pierden el gusto por la comida (hipogeusia) o sienten asco por algunos sabores, incluso por sus platos favoritos. Las náuseas matutinas pueden contribuir a esa inapetencia.
 

- Cambio en los pechos: Esta parte del cuerpo es la primera zona en cambiar de forma cuando una mujer se queda embarazada, al menos que pueda apreciarse externamente. La primera percepción es el aumento de tamaño. Cada pecho crecerá una media de 5 cm y aumentará 1,5 kg de peso en el transcurso del embarazo. Desde el principio el pecho empieza a crecer y a la 5ª o 6ª semana desde la FUR, puede notarse más blando al tacto o bien más tirante por el aumento repentino de volumen. Con el paso de las semanas puede que aparezcan venas azules, debido a los estrógenos. Los pezones también se transforman, se oscurecen y se vuelven especialmente sensibles al roce. La areola se hincha y en ella aparecen pequeñas protuberancias, conocidas como tubérculos de Montgomery.
 

- Micciones frecuentes: La necesidad de orinar a menudo también es otro de los efectos secundarios del embarazo y se sufre sobre todo en el primer y tercer trimestre.
 

- Ptialismo: Este es el nombre científico para denominar el exceso de saliva. El aumento del nivel hormonal también provoca una secreción excepcional de saliva, y sucede habitualmente en las primeras semanas de gestación.
 

- Cansancio: Esta sensación aparece a lo largo del primer trimestre y se debe al aumento de los niveles hormonales y a los cambios que experimenta el cuerpo de la futura madre por el crecimiento del bebé en su interior. A partir de la semana 13 la mayoría de las embarazadas recupera la energía.
 

- Modificación del olfato: El incremento de las tasas hormonales parece estar también detrás de la sensibilidad olfativa, que provoca en las embarazadas que algunos olores aparentemente normales, se vuelvan insoportables casi desde los primeros días de gravidez.
 

- Amenorrea: La ausencia de la menstruación, aproximadamente 15 días después de la fecundación, es uno de los síntomas más importantes que indican que hay un embarazo. Pero este síntoma tampoco es exclusivo. La amenorrea puede tener otra causa (trastornos psicológicos o emocionales, enfermedad, ciclos irregulares, perturbaciones por alguna causa particular…).

Si quieres saber si tienes síntomas de embarazo o no, consulta nuestra calculadora de síntomas de embarazo. 



Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×