×
  • Buscar
Publicidad

¿El sangrado de implantación duele?

¿El sangrado de implantación duele?

El sangrado de implantación no es otra cosa que un ligero sangrado que se produce a veces cuando el óvulo fecundado se implanta en el endometrio. Este hecho no es doloroso, aunque es posible notar ciertos dolores abdominales, similares a los de la regla, en estos primeros días de embarazo.

Publicidad

Muchas mujeres, cuando están intentando quedarse embarazadas, notan un pequeño sangrado, de color marrón o rosado, unos días antes de que les tenga que venir la regla, lo que pueden confundir con la menstruación. Sin embargo, es el sangrado de implantación, un sangrado ligero causado por la implantación o anidación del blastocisto (nombre que se da al embrión en su primera fase) en la mucosa del endometrio, donde se alojará para crecer y desarrollarse.


Al llegar a la pared del útero, este blastocisto produce unas enzimas que erosionan la pared del útero para anclarse a ella, lo que puede producir una leve hemorragia a medida que el blastocisto se va introduciendo en ella.


Asimismo, en estos días aumenta la cantidad de vasos sanguíneos y la irrigación al útero, lo que hace que sea más fácil que se produzca la hemorragia.


No obstante, este proceso de implantación no es doloroso, de hecho, muchas mujeres ni siquiera lo notan ya que no siempre se sangra.

No te puedes perder ...

Sangrado durante el embarazo

Sangrado durante el embarazo

La mayoría de las mujeres experimenta un leve sangrado vaginal en las primeras semanas de gestación que no suele tener ninguna importancia, ya que el útero está muy irrigado durante esta etapa y sangra con facilidad. Sin embargo, si es abundante, de color intenso, duradero y va acompañado de otros síntomas, puede indicar un problema mayor.

Y tambien:


Lo que sí es posible es que se noten unas ligeras molestias abdominales, similares a las de la menstruación, que pueden darse en el momento de la implantación o unos días después. Este dolor no tiene que ser fuerte ni durar mucho tiempo.


Por último, para distinguir el sangrado de implantación de la menstruación debes saber que este sangrado es más ligero y claro. Suele ser de color parduzco, sin coágulos de sangre, y se produce entre 6 y 12 días después de haber mantenido relaciones sexuales.


Asimismo, no dura más de 1 o 2 días y puede ir acompañado de otros síntomas propios de las primeras semanas de embarazo como cansancio, sueño, náuseas, aumento de ganas de hacer pipí, hinchazón, etc.


Para salir de dudas y saber si era el sangrado de implantación o un sangrado vaginal causado por otros motivos (regla, quistes, problemas hormonales…), lo mejor es hacerse un test de embarazo en torno a la fecha de la regla. Los test actuales en seguida reaccionan a la hormona del embarazo, la hCG, por lo que rápidamente se puede saber si se ha logrado el embarazo o no. No obstante, deberás esperar al menos al día de la regla para hacerte una prueba de orina; los análisis de sangre detectan cantidades menores de hCG y pueden hacerse un poco antes. 


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora del color de ojos del bebé que arroja como resultado la probabilidad de tener uno u otro color en función del color de ojos de los padres.


Fuentes:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 31-08-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad