×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal que duelan los intestinos durante el embarazo?

¿Es normal que duelan los intestinos durante el embarazo?

El dolor en los intestinos es algo muy común en el embarazo. Normalmente es producto de las digestiones más pesadas o de los gases que se forman debido al aumento de progesterona. A pesar de que este sea el motivo más común, existen más que se deben tener en cuenta.

Publicidad

índice

 

¿A qué se debe el dolor intestinal en el embarazo?

En el embarazo el ritmo intestinal se vuelve más lento. En estos casos se favorecen dolores tipo flato o gas retenido. El dolor intestinal durante el embarazo puede aparecer en cualquier punto del abdomen. A veces son casi pélvicos y puede costar distinguir si están producidos por el útero o el intestino, incluso para un especialista. Ten en cuenta que estos dolores no tienen ningún riesgo ni para ti ni para tu bebé.

Además, cuando los gases se acumulan pueden poner la barriguita dura y producir presión, dolor o incomodidad. Este dolor intestinal suele ir acompañado de acidez, estreñimiento o diarrea.
 

No te puedes perder ...

Y tambien:

¿Cómo puedo aliviar o eliminar los gases?

Es totalmente normal que en el embarazo haya un aumento en la producción de gases, esto se debe al aumento de la hormona progesterona que relaja todos los tejidos del cuerpo (incluso los del sistema digestivo).

Para evitar los gases en el embarazo debes:

- Evitar comer alimentos que te causen una difícil digestión y bebidas gaseosas.

- Evitar alimentos que causan gases, como por ejemplo: boniato, huevos, repollo, cebolla, brócoli, garbanzo, alubias, frituras, guisantes, etc.

- Evitar hablar mientras comes.

- Comer despacio y masticar muy bien los alimentos.

- Usar ropa holgada y cómoda.

- Caminar a diario ya que favorece la expulsión de los gases.

- Evitar chicles.

Beber agua de manera abundante para evitar o intentar remediar el estreñimiento.

- Realizar ejercicios leves y respirar profundamente. Esto ayuda a mejorar el proceso digestivo, ayudando a eliminar los gases y disminuyendo su formación.

Para evitar los gases o aliviarlos cuando ya los tienes, la mejor opción es con movimiento. Caminar es una excelente opción.

Cualquier medicamento que te tomes durante el embarazo debe estar recetado por tu médico. Hay medicamentos para los gases compatibles con el embarazo, pregunta por ellos al médico que sigue tu embarazo.

Otra opción para aliviar los gases en el embarazo es la aplicación de un microenema de glicerina, sobre todo si presentas gases y estreñimiento. Debes seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante.

Si estás buscando un remedio simple y natural para los gases durante el embarazo, puedes pensar en el té de menta piperita. La menta piperita tiene propiedades antiespasmódicas que ayudan a aliviar el dolor y el malestar estomacal. Para preparar este té coloca de 2 a 4 gramos de hojas frescas en una taza de agua hirviendo y déjalas reposar 10 minutos. Cuela la mezcla y bébela. Puedes beber de 2 a 3 tazas de té por día, lo ideal es que sea después de las comidas principales.
 

¿Cómo puedo identificar los gases?

Los gases al principio y al final el embarazo son más comunes después de las comidas principales. Los síntomas de los gases durante el embarazo son:

- dolor abdominal intenso, a veces en forma de punzada

- flatulencia

- estreñimiento

- cólicos intestinales

Cuando además de estos síntomas tienes dolor abdominal acompañado de náuseas, vómitos o diarrea, debes consultar con tu obstetra.
 

No son gases, ¿qué otra cosa puede ser?

Otra causa menos común del dolor intestinal puede ser un prolapso del intestino delgado (llamado enterocele). Esto ocurre cuando el intestino delgado desciende al interior de la cavidad pélvica inferior, empuja la parte superior de la vagina y se forma una protuberancia.

Las medidas de cuidado personal y otras opciones no quirúrgicas suelen ser eficaces para controlar el prolapso del intestino delgado. En los casos más graves puede que sea necesario realizar una operación quirúrgica.

El embarazo y el parto son las causas más frecuentes del prolapso de los órganos pélvicos. Los músculos, los ligamentos y la fascia que sirven de apoyo y de sostén de la vagina se estiran y se debilitan durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto.
 

¿Cuáles son los factores de riesgo para sufrir un prolapso intestinal?

Los factores que aumentan el riesgo de padecer prolapso del intestino delgado son:

- Embarazo y parto: el parto vaginal de uno o más bebés contribuye al debilitamiento de las estructuras que sostienen el suelo pélvico al aumentar el riesgo de sufrir un prolapso. Mientras más embarazos tengas, mayor será el riesgo de padecer cualquier tipo de prolapso de los órganos pélvicos. Las mujeres que tienen solo partos por cesárea son menos propensas a presentar este prolapso.

- Edad: el prolapso del intestino delgado y otros tipos de prolapso de los órganos pélvicos ocurren con mayor frecuencia a medida que la edad avanza. Esto es debido a la pérdida de fuerza y de masa muscular en todos los músculos.

- Una cirugía pélvica previa.

- El sobrepeso, ya que aumenta la presión del abdomen lo que hace aumentar el riesgo del prolapso intestinal.

- Fumar: debido a que los fumadores tosen con frecuencia.

- Raza: por motivos que se desconocen las mujeres blancas e hispanas tienen un mayor riesgo de padecer prolapso de los órganos pélvicos.

- Predisposición genética.
 

¿Cómo puedo prevenir el prolapso intestinal?
 

- Manteniendo un peso saludable

- Evitando el estreñimiento

- Si tienes tos crónica, trátala

- Deja de fumar

- Evita levantar objetos pesados
 

¿Cuáles son los síntomas del prolapso intestinal?

El prolapso leve de intestino en la mayoría de las ocasiones no produce signos ni síntomas. Sin embargo, un prolapso intestinal importante puede tener los siguientes síntomas:

- Sensación de tironeo en la pelvis que se alivia cuando estás recostada.

- Sensación de dolor, presión y plenitud en la pelvis.

- Dolor lumbar que se alivia cuando te recuestas.

- Una protuberancia de tejido blando en la vagina.

- Molestias vaginales o dolor mientras mantienes relaciones sexuales.

- Muchas de las mujeres que tienen prolapso en el intestino delgado también presentan prolapso de otros órganos pélvicos, como la vejiga, el útero o el recto.
 

¿Cuándo debo llamar a mi médico?
 

- El dolor es severo o persistente

- Existe manchado o sangrado

- Tienes fiebre

- Tienes escalofríos

- Tienes mareos

- Presentas molestias al orinar

- Tienes náuseas y vómitos

- Sospechas que algo va mal

- Tienes dudas sobre tu estado físico


Te puede interesar:

Tener síntomas del embarazo pero sin retraso de la regla puede resultar confuso. En estos casos siempre se recomienda realizar un test de embarazo para salir de dudas y, si se confirma que es negativo, acudir al ginecólogo para que valore por qué se están produciendo los síntomas.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad