• Buscar
Publicidad

¿Cómo calmar los gases en el embarazo?

¿Cómo calmar los gases en el embarazo?

Los gases y el ardor de estómago durante el periodo de gestación son otro de los molestos síntomas que puede padecer una mujer embarazada. ¿Por qué se producen? Y lo más importante, ¿cómo puedo aliviarlos? 

Publicidad

Índice

 

¿Por qué aparecen los gases?

Estos malestares se producen, como casi todos los cambios en el embarazo, a causa de la acción de las hormonas, la progesterona hace que los procesos digestivos se vuelvan más lentos incrementando la hinchazón abdominal y los gases. Pero también hay que sumarle los cambios digestivos que se producen por el crecimiento del útero que conlleva a un desplazamiento y compresión del estómago, el intestino y otros órganos del aparato digestivo. 

En estos casos los gases se vuelven más molestos de lo habitual e incluso pueden llegar a ser dolorosos al presentarse como punzadas en el vientre. Estos dolores tienden a localizarse en las zonas donde se encuentran las asas intestinales. Durante el primer trimestre se siente en todo el abdomen y en el segundo y tercer trimestre cambia y se localiza en los lados de la cavidad abdominal y debajo del diafragma. 

También pueden aumentar las flatulencias, que pueden igualmente causar dolor. 
 

¿Cómo debe ser la alimentación si tengo gases en el embarazo?

Una vez más la alimentación tiene mucho que ver en este aspecto y es la mejor manera de combatir estas molestias. Existen algunos alimentos que se deben evitar en estos casos como el brócoli, la coliflor, las lentejas, los garbanzos, las judías blancas, la cebolla, el repollo o las naranjas, es decir, todos aquellos alimentos que tiendan a provocar flatulencias. 

Asimismo, si se está sufriendo de gases o de ardor de estómago se recomienda comer en pequeñas cantidades varias veces al día en lugar de realizar comidas copiosas y, además, se deben masticar muy bien los alimentos. Por otro lado, en el momento en el que los gases aparecen lo aconsejable es cambiar la postura, colocarse de pie y levantar los brazos puede ayudar a que la bola de aire siga su recorrido y no se acumulen. 

Del mismo modo que existen alimentos que se recomienda evitar también hay otro que pueden servir de ayuda para aliviar los gases durante esta etapa. Algunas de las comidas que no se recomienda comer son: 

1. Granos integrales. 

2. Alimentos con alto contenido en fructosa como la pera, el trigo, la alcachofa o la cebolla. 

3. Los vegetales verdes como el brócoli, la col de Bruselas, la lechuga o el repollo.
 
4. Legumbres como los garbanzos, lentejas, o frijoles. 

5. Los alimentos con mucha grasa no producen gases de por sí pero favorecen a que la digestión se ralentice . 

6. Los lácteos producen gases e hinchazón en aquellas personas que padezcan un mínimo de intolerancia. En estos casos puede venir acompañada de otros síntomas como dolor abdominal y diarrea. 

 

Remedios para aliviar los gases en la gestación

En general existen varios remedios que ayudan al alivio de estos síntomas: 

1. Tomar yogur y fruta. Algunos alimentos como el kiwi, la piña o la papaya contienen enzimas que mejoran el proceso de digestión evitando la formación de gases. Además, los yogures y el kéfir contienen probióticos que ayudan a regular la flora intestinal y favorecen las digestiones y el tránsito intestinal previniendo la formación de los gases. 

2. Las infusiones de anís verde. Esto es un fantástico remedio natural. Tomar infusiones de anís verde después de las comidas o durante el día favorecen el alivio contra las flatulencias y ayuda a expulsar los gases en la digestión. Esto se debe a que contiene anetol, un principio activo con propiedades digestivas que ayuda a la prevención. En este sentido hay que tener muy en cuenta que esta infusión es segura para las mujeres embarazadas, pero el aceite esencial de anís verde no lo es. En este caso lo adecuado es consultar al ginecólogo. 

3. Evitar los alimentos flatulentos y las bebidas gaseosas. Evitar estos alimentos y bebidas es una medida preventiva contra la formación de gases en el intestino, pero también existen ciertos alimentos sin azúcar que contienen edulcorantes artificiales como sorbitol o xilitol que aumentan la fabricación de gases. 

4. Llevar un estilo de vida sano y tranquilo. Evitar grandes comilonas y apostar por las comidas ligeras, sentarse a comer sin prisas y disfrutando de la comida, consumir alimentos ricos en fibra y beber mucha agua para evitar el estreñimiento y, como consecuencia, los gases, evitar los laxantes que pueden provocar contracciones uterinas. Tener actividad diaria como salir a caminar, realizar ejercicios de meditación y respiración, hacer ejercicios suaves de estiramiento, etc. Todo de manera controlada y sin efectuar esfuerzos. 
 

¿Y si tengo ardor?

Por otro lado, si lo que se padece es de ardor en el estómago, el cual se produce por el retraso en la evacuación del estómago a causa de la disminución en la motilidad intestinal, también existen una serie de recomendaciones para su alivio: 

1. Realizar la digestión en posición sentada y evitar acostarse nada más comer. 

2. Eludir alimentos fritos, especiados, el tabaco, el alcohol y el café.

3. Si ya tiene los síntomas tomar pastillas que el ginecólogo puede recetar como almagato o ranitidina. 


Fuentes: 

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 20-04-2021

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×