×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo afectan los miomas durante el embarazo?

¿Cómo afectan los miomas durante el embarazo?

Los miomas son tumores que aparecen en órganos del aparato reproductor femenino. La presencia de estos tumores son comunes y suelen ser benignos. 

Publicidad

El diagnóstico de la miomatosis uterina es complicado. Del total de los casos, el 75% tiene síntomas comunes entre otros problemas ginecológicos, y los casos restantes son asintomáticos.

¿Por qué surgen los miomas durante el embarazo?

Esta enfermedad surge en la edad reproductiva y cualquier mujer puede llegar a desarrollarla, siendo común que se encuentren miomas durante el embarazo.

En la etapa de gestación, las hormonas de la mujer se elevan provocando cambios en los miomas. El aumento de tamaño de estos fibromas pueden causar molestias e inconvenientes durante el embarazo y en el parto.

¿Cómo afectan los miomas el embarazo?

Según estudios de la revista Ginecología y Obstetricia de México, los miomas no presentan cambios en el primer trimestre, sino hasta el segundo trimestre que comienzan a cambiar de tamaño.

Los fibromas más riesgosos durante el embarazo son los submucosos, es decir, los que se crean en el revestimiento uterino. Los síntomas más comunes por miomas que pueden presentar las mujeres embarazadas son los siguientes.

Sangrado. Es la afección más común entre las mujeres embarazadas con miomatosis. El sangrado se debe a que la placenta se encuentra muy cerca al fibroma y tienen contacto. Según un estudio del Instituto FIVIR, el 60% de los casos de embarazo presenta este problema.

Aumento en el nivel de estrógenos. El cambio en el nivel de estrógenos puede alterar el tamaño del mioma, y es que, aunque lo más común sea un crecimiento, el mioma puede mantenerse o disminuir su tamaño. El crecimiento altera la implantación del embrión y puede llegar a provocar un aborto espontáneo.

Crecimiento intrauterino retardado. En determinados casos, la miomatosis uterina provoca una deformación en la cavidad uterina para el crecimiento adecuado del bebé. Como consecuencia, el feto puede tener un peso más bajo para su edad gestacional, y el embarazo no ser candidato para un parto natural.

Desprendimiento de placenta. Si el mioma se localiza en el útero, el problema más común que encontrarás es el desprendimiento de placenta. Es muy importante acudir con el médico al presentar esta complicación, pues el mioma y su tejido circundante pueden presentar necrosis parcial.

Parto prematuro. Después del segundo trimestre, el bebé recibe más sangre que el mioma y, al no recibir la suficiente cantidad de sangre, puede sufrir una inflamación. Como resultado, la paciente puede presentar contracciones y amenaza de parto prematuro.

Deformaciones fetales. Cuando el fibroma ocupa una gran cantidad de espacio en el útero, puede comprimirlo dejando poco espacio para la óptima formación del bebé. Entre las deformaciones que se han encontrado están la dolicocefalia, deformación en el cuello y reducción de algunas extremidades.

¿Cómo afectan los miomas el parto?

Además de existir complicaciones durante el segundo y tercer trimestre de embarazo -que puede o no presentar la futura madre-, hay una probabilidad de encontrar dificultades en el momento del parto.

Las complicaciones más comunes durante el parto en una mujer con miomatosis son:

Obstrucción del canal de parto. Los miomas submucosos crecen en la cavidad uterina, teniendo la probabilidad de obstruir el cuello uterino, donde pasa el bebé para ser expulsado. Un parto natural sería complicado e incluso imposible de realizar.

Problemas de contracción en el útero. Los fibromas se forman en la capa externa, la cual es responsable de las contracciones.

Posición del feto. Este factor puede traer diversos problemas según factores como el tamaño y la ubicación. Si el mioma es muy grande y se encuentra en el útero, dificulta la posibilidad de que el bebé pueda acomodarse correctamente para el parto.

Tipo de parto. El parto natural para una mujer embarazada con miomatosis no es la mejor alternativa. La decisión de un parto por cesárea se toma debido a los síntomas que se plantearon anteriormente: problemas en las contracciones, la posición del bebé y la obstrucción del cuello uterino.

Intervención durante la cesárea. En algunos casos, el mioma puede localizarse en el área donde se realizará la incisión de cesárea. Como solución, el médico debe realizar una técnica quirúrgica más complicada que puede traer otras consecuencias como una hemorragia.

Es muy importante asistir al último ultrasonido durante el embarazo, porque los miomas afectan potencialmente la vía de parto y tanto el médico como la madre deben estar preparados para la valoración y conocer el tipo de parto adecuado.

¿Qué pasa con la miomatosis después del parto?

Los miomas disminuyen su tamaño porque la alteración hormonal es menor. A partir de ese momento, la paciente puede acudir con el ginecólogo para la reevaluación de los miomas que presente y encontrar el tratamiento adecuado.

Si la paciente desea nuevamente un embarazo, lo recomendable es que elimine los miomas antes de la nueva gestación para evitar complicaciones más severas durante el proceso. 

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

 


Redacción: Dr. Claudio Badillo

Fecha de actualización: 03-12-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.