• Buscar
Publicidad

Desprendimiento prematuro de la placenta

Desprendimiento prematuro de la placenta

Es una complicación del embarazo relativamente común que sucede cuando la placenta comienza a desprenderse de las paredes del útero antes de que se produzca el parto, lo que pone en riesgo el embarazo y la vida del feto.

Publicidad

Indice

 

¿Para qué sirve la placenta?


La placenta es un órgano que se crea al principio del embarazo a partir del saco amniótico y sirve, principalmente para proveer al feto de nutrientes y oxígeno, por lo que, si no funciona correctamente, pone en riesgo la vida del bebé.

Además, sirve para proteger al feto del paso de ciertas sustancias perjudiciales que no pueden atravesar la barrera que supone la placenta y para fabricar ciertas hormonas fundamentales para el embarazo.
 

¿Qué significa tener un desprendimiento de placenta?


La placenta está unida al útero mediante numerosos vasos sanguíneos. Si se desprende o separa de la pared uterina antes del parto, se produce el desprendimiento prematuro de la misma. Es un fenómeno que sucede en 1 de cada 120 embarazos.

Existen tres grados según la gravedad:

- Grado 1: el más leve, el sangrado es escaso, así como las contracciones uterinas, y no hay signos de sufrimiento fetal.

- Grado 2: la hemorragia es más abundante, también las contracciones y la frecuencia cardiaca del feto puede disminuir.

- Grado 3: el caso más grave. La placenta se desprende total o casi totalmente, por lo que las contracciones, el dolor y el sangrando son más intensos. La madre puede llegar a sufrir un shock y es necesario practicar una cesárea de urgencia. Dependiendo de las semanas de vida del feto éste tendrá más o menos posibilidades de sobrevivir.
 

Causas del desprendimiento de placenta


Se desconocen las causas concretas que están detrás de esta complicación gestacional, posiblemente se deba a un defecto de la vascularización de la placenta, pero no está del todo confirmado. Muchas veces es difícil determinar las causas del desprendimiento prematuro de la placenta, pero sí se conoce algunos factores que influyen:

- Lesiones en el abdomen por un golpe o un accidente.

- Pérdida súbita del líquido amniótico.

- Trastornos de la coagulación de la sangre,

- Diabetes no controlada.

- Hipertensión.

- Consumo de tabaco y alcohol.

- Antecedentes de desprendimiento prematuro de la placenta.

- Ruptura prematura de las membranas.

- Miomas uterinos.

- Edad avanzada de la madre.

- Embarazo múltiple.

Lo normal es que los síntomas del comienzo del desprendimiento alertan a la madre de que algo va mal y acuda rápidamente a Urgencias, con lo que normalmente se controla antes de que se produzca una separación total.

Estos síntomas son dolor abdominal y de espalda fuerte, contracciones uterinas frecuentes, sangrado vaginal, náuseas, disminución de los movimientos del feto.


¿Qué hacer en estos casos?


No hay tratamiento posible para esta enfermedad, no se puede volver a reimplantar la placenta. Lo único que se puede hacer, si el feto está inmaduro, es recomendar reposo absoluto a la madre y controlar sus constantes y las del feto, y si sus vidas se ponen en peligro, practicar una cesárea de urgencia o un parto vaginal.

Mientras no haya riegos para la madre ni sufrimiento fetal, se dejará que el embarazo continúe para intentar que éste llegue a término. Si el desprendimiento se produce después de la semana 37 se provocará el parto ya que el feto ya está totalmente formado y no es necesario alargar una situación que puede llegar a ser peligrosa.

Para prevenir el desprendimiento prematuro de la placenta se recomienda no tomar alcohol ni fumar durante la gestación.

También es conveniente acudir regularmente a las vistas prenatales para controlar cualquier síntoma o posibles enfermedades de la madre, como diabetes o hipertensión.
 

¿Se puede prevenir el desprendimiento de placenta?


No, un desprendimiento de placenta como tal no se puede prevenir, pero sí se pueden disminuir algunos factores de riesgo intentando mantener la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y la diabetes bajo control, no consumiendo tabaco, alcohol o cocaína y siguiendo las instrucciones de tu médico o matrona en todo momento.
 

Consecuencias de un desprendimiento de placenta


En el bebé, el desprendimiento de la placenta puede provocar:

- crecimiento deficiente por no recibir suficientes nutrientes

- insuficiencia de oxígeno

- parto prematuro

- muerte fetal

Por eso, ante cualquier síntoma de posible desprendimiento, debes acudir a urgencias para que tu obstetra te examine y se pueda detener el parto prematuro si es posible, minimizando los riesgos para el bebé.


Glosario

Saco amniótico

Definición:

Es la cubierta de dos membranas que cubre al embrión y que se forma entre el octavo y noveno día de la fecundación. La membrana interna contiene el líquido amniótico y el feto en su interior. La membrana exterior es la parte de la placenta. La ruptura de aguas se produce cuando el saco amniótico libera su contenido. Cuando se produce al final del embarazo o en el momento de parto, se denomina \"ruptura espontánea de membranas\". Si por el contrario las membranas se rompen antes del parto, este hecho se denomina \"ruptura prematura de membranas\"

Tratamiento:

El saco amniótico se utiliza para reconstruir y tratar lesiones de la superficie ocular en oftalmología, tanto en la córnea como en la conjuntiva, en tratamientos de quemaduras, en cirujía reparadora y maxilofacial.

Fuentes:

Francois KE, Foley MR. Antepartum and postpartum hemorrhage. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 18.

Actuación en un desprendimiento prematuro de placenta normalmente inserta. Estudio de un caso, María del Socorro Arnedillo Sánchez, Almudena Barroso Casamitjan , María Cecilia Ruiz Ferrón. Hospital de la Mujer. Sevilla. Federación de matronas. https://www.federacion-matronas.org/revista/wp-content/uploads/2018/01/vol9n2pag24-26.pdf

Fecha de actualización: 08-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×