Parto prematuro

Parto prematuro
comparte

El parto prematuro es aquel que ocurre antes de la semana 37, es decir, antes de que el feto esté totalmente preparado para nacer. ¿Por qué se produce? ¿Se puede evitar?

El parto prematuro, sobre todo si se produce entre las semanas 22 y la 32, es muy peligroso para el bebé, ya que no ha madurado lo suficiente como para vivir fuera del útero materno, por lo que deberá pasar sus primeras semanas en una incubadora y luchar por su vida cada día. Asimismo, si hablamos de un bebé extremadamente prematuro, antes de la semana 25, le pueden quedar secuelas de por vida.

 

En cuanto una mujer embarazada sospeche que se está poniendo de parto antes de tiempo, debe acudir a Urgencias para tratar de prevenir el proceso.

 

Los síntomas de alarma son:

 

- Contracciones regulares que no paran al cambiar de postura y se hacen cada vez más frecuentes.

 

- Hemorragia vaginal

 

- Calambres abdominales

 

- Dolor fuerte en la baja espalda

 

¿Qué hacer?

Ante una amenaza de parto prematuro, el médico determinará cómo de avanzado está el proceso para tratar de pararlo mediante reposo absoluto, medicación endovenosa y el uso de glucocorticoides que maduren rápidamente los pulmones del bebé en caso de que no se pueda detener el parto.

Síntomas del parto prematuro

Síntomas del parto prematuro

El parto prematuro es el que se produce antes de la semana 37 de gestación. Por lo tanto, hablamos de parto pretérmino cuando éste tiene lugar entre la semana 22 y 37. Antes de la semana 22 o 24 el feto, de producirse el parto, no es viable, es decir, rara vez es compatible con la vida.

 

En algunas ocasiones es necesario practicar un cerclaje, una intervención que cierra el cuello del útero para evitar que el bebé salga. Una vez que pasa el peligro, se retira para que llegado el momento, puede nacer por vía vaginal sin necesidad de cesárea.

 

El peligro será mayor cuantas menos semanas de gestación lleve la paciente, ya que a partir de la semana 32, el bebé es viable al 99%.

 

¿Se puede prevenir?

La prevención en este caso consiste en vigilar y controlar más aquellos embarazos de riesgo que puedan terminar en parto prematuro (embarazos múltiples, antecedentes de parto prematuro, placenta previa, desprendimiento de la placenta, anomalía en el cuello uterino, ciertas enfermedades maternas, anomalías cromosómicas del feto, etc.).

 

Además, se debe llevar una vida sana durante toda la gestación: dormir 8 horas, no estar estresada, alimentación sana y variada, nada de alcohol ni tabaco, beber mucha agua...

 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar