×
  • Buscar
Publicidad

Parto prematuro

Parto prematuro

El parto prematuro es aquel que ocurre antes de la semana 37, es decir, antes de que el feto esté totalmente preparado para nacer. ¿Por qué se produce? ¿Se puede evitar?

Publicidad

Indice

 

¿Cuándo se considera un parto prematuro?

El parto prematuro, sobre todo si se produce entre las semanas 22 y la 32, es muy peligroso para el bebé, ya que no ha madurado lo suficiente como para vivir fuera del útero materno, por lo que deberá pasar sus primeras semanas en una incubadora y luchar por su vida cada día. Asimismo, si hablamos de un bebé extremadamente prematuro, antes de la semana 25, le pueden quedar secuelas de por vida.

Los bebés prematuros, en especial los que han nacido mucho antes de la fecha prevista de parto, suelen tener problemas complicados. Por lo general, las complicaciones por el nacimiento prematuro del bebé varían. Sin embargo, cuanto más temprano nazca el bebé hay mayor riesgo de tener complicaciones.

Según que tan temprano nazca un bebé, puede ser:

- Prematuro tardío: si nació entre la semana 34 y la semana 36 completas de embarazo

No te puedes perder ...

¿Estresada por el embarazo?

¿Estresada por el embarazo?

Numerosos estudios han demostrado que el estrés crónico o severo durante el embarazo es perjudicial tanto para la madre como para el feto. Puede producir cansancio, insomnio, ansiedad, falta de apetito… Además, afecta al desarrollo del cerebro fetal, a su corazón y puede provocar un parto prematuro. Planificar tus actividades, una vida sana y el apoyo de tus seres queridos te ayudarán a mantener el estrés a raya. ¡Empieza ya a controlar tu estrés!

 

Y tambien:

- Prematuro moderado: si nació entre la semana 32 y la semana 34 de embarazo

- Muy prematuro: si nació antes de las 32 semanas de embarazo

Prematuro extremo: si nació antes de las semana 25 del embarazo

La mayoría de los partos prematuros son prematuros tardíos.

En cuanto una mujer embarazada sospeche que se está poniendo de parto antes de tiempo, debe acudir a Urgencias para tratar de prevenir el proceso.

Los síntomas de alarma son:

- Contracciones regulares que no paran al cambiar de postura y se hacen cada vez más frecuentes.

- Hemorragia vaginal

- Calambres abdominales

- Dolor fuerte en la baja espalda

 

¿Qué hacer en estos casos?

Ante una amenaza de parto prematuro, el médico determinará cómo de avanzado está el proceso para tratar de pararlo mediante reposo absoluto, medicación endovenosa y el uso de glucocorticoides que maduren rápidamente los pulmones del bebé en caso de que no se pueda detener el parto.

En algunas ocasiones es necesario practicar un cerclaje, una intervención que cierra el cuello del útero para evitar que el bebé salga. Una vez que pasa el peligro, se retira para que llegado el momento, puede nacer por vía vaginal sin necesidad de cesárea.

El peligro será mayor cuantas menos semanas de gestación lleve la paciente, ya que a partir de la semana 32, el bebé es viable al 99%.
 

¿Se puede prevenir un parto prematuro?

La prevención en este caso consiste en vigilar y controlar más aquellos embarazos de riesgo que puedan terminar en parto prematuro (embarazos múltiples, antecedentes de parto prematuro, placenta previa, desprendimiento de la placenta, anomalía en el cuello uterino, ciertas enfermedades maternas, anomalías cromosómicas del feto, etc.).

Además, se debe llevar una vida sana durante toda la gestación: dormir 8 horas, no estar estresada, alimentación sana y variada, nada de alcohol ni tabaco, beber mucha agua...

Hay que destacar que, por causas desconocidas, las mujeres afroamericanas son más propensas a tener partos prematuros que otras mujeres. Sin embargo, cualquier mujer puede tener un parto prematuro. De hecho, muchas de las mujeres que han tenido un parto prematuro no tienen factores de riesgo conocidos.

¿Qué complicaciones puede tener un parto prematuro?

Complicaciones a corto plazo:


- Problemas respiratorios: pueden tener problemas para respirar ya que tienen un sistema respiratorio inmaduro. Si a los pulmones del bebé les falta agente tensioactivo, puede padecer el síndrome de dificultas respiratoria ya que los pulmones no se pueden expandir y contraer con normalidad.

Los bebés prematuros también pueden tener un trastorno pulmonar llamado “displasia broncopulmonal”. Además, algunos bebés prematuros piden experimentar pausas prolongadas en la respiración, lo que conoce como apnea.

- Problemas de corazón: los problemas más comunes en los bebés prematuros son conducto arterial persistente y presión arterial baja.

- Problemas cerebrales: cuanto más temprano nace un bebé, más alto es el riesgo de sangrado en el cerebro (se conoce con el nombre de hemorragia intraventicular). La mayoría de las hemorragias son leves y se resuelven con pocos efectos a corto plazo, pero algunos bebés pueden tener sangrados cerebrales mayores, lo que causa una lesión cerebral permanente.

- Problemas de control de temperatura: los bebés prematuros pueden perder el calor rápidamente.

- Problemas gastrointestinales: los bebés prematuros son más propensos a tener un aparato digestivo inmaduro, lo que predispone a sufrir complicaciones, como entrecolitis necrosante.

- Problemas sanguíneos: los bebés prematuros tienen un mayor riesgo de tener problemas sanguíneos, como la anemia e ictericia infantil.

- Problemas de metabolismo: algunos bebés prematuros, por ejemplo, pueden tener un nivel anormalmente bajo de azúcar en sangre. Esto puede ocurrir porque los bebés prematuros normalmente tienen unas reservas más pequeñas de glucosa. Además, los bebés prematuros tienen mayor dificultad para convertir la glucosa almacenada en formas activas de glucosa más útiles.

- Problemas del sistema inmunitario: esto puede llevar a que el bebé tenga un mayor riesgo de contraer infecciones.

Complicaciones a largo plazo:

- Parálisis cerebral infantil: la parálisis cerebral infantil es un trastorno de movimiento, tono muscular o postura que puede deberse a una infección, un flujo sanguíneo inadecuado o una lesión en el cerebro en desarrollo de un recién nacido.

- Deficiencias en el aprendizaje: los bebés prematuros se suelen retrasar más en varios hitos del desarrollo.

- Problemas de visión: pueden padecer retinopatía del prematuro, una enfermedad que ocurre cuando los vasos sanguíneos se hinchan y crecen en exceso en la capa de nervios sensibles a la luz en la retina.

Problemas de audición: los bebés prematuros tienen un mayor riesgo de sufrir algún grado de pérdida de la audición. A todos los bebés se les controla la audición antes de que se vayan a su hogar.

- Problemas en los dientes: los bebés que han estado gravemente enfermos son propensos a tener determinados problemas de conducta o psicológicos y retrasos en el desarrollo comparados con los bebés a término.

Problemas de conducta y psicológicos: los bebés prematuros son más propensos a tener determinados problemas de conducta o psicológicos y retrasos en el desarrollo comparado con los bebés a término.

- Problemas crónicos de salud: son más propensos a manifestar infecciones, asma y problemas de alimentación o de que estos persistan. Además también tienen un mayor riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante.

 

 


Te puede interesar:

La fecha prevista de parto se calcula sumando 280 días al primer día de la última menstruación de la mujer. Se trata de una fecha aproximada que el obstetra irá ajustando conforme se vaya acercando la finalización de la gestación.

Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

MayoClinic, https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/premature-birth/symptoms-causes/syc-20376730

Fecha de actualización: 07-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.