• Login
  • Registrarme
×


×
×

Tabaco y café: un peligro para el futuro de tu bebé

Tabaco y café: un peligro para el futuro de tu bebé
comparte

Los estudios desvelan que un 50% de las europeas son fumadoras y, de éstas, un 30% continúa fumando durante el embarazo. Como todos sabemos, el tabaco perjudica la salud de los fumadores, y disminuye su calidad de vida; pero estos efectos se multiplican si hablamos de mujeres embarazadas.

Las graves consecuencias que provoca el cigarrillo, sobre la mujer embarazada y su hijo, debe ser objeto de una información muy detallada. Pero no sólo el tabaco, también un exceso de cafeína puede resultar nocivo para la salud de tu hijo.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, la mujer se inició en el consumo de tabaco, y desde entonces el aumento ha sido continuo, llegando a cierta recesión en la década de los 80, cuando comenzaron a realizarse las primeras campañas informativas sobre las graves consecuencias de esta moda.


El tabaco es una droga socialmente aceptada y, como tal, provoca una dependencia física y psíquica. La embarazada fumadora pasiva, al permanecer en sitios cerrados donde aspira humo de cigarrillo, está expuesta a peligros muy similares a los que tiene la fumadora activa.


Una toma de conciencia necesaria



Durante el periodo de gestación, todos tus actos se van a ver reflejados en el bebé. El hecho de fumar un simple cigarrillo provoca una alteración cardiaca en el feto, que no se normaliza hasta casi una hora después de que tú hayas terminado de fumar. 

¿A qué edad empiezan a andar los bebés?

¿A qué edad empiezan a andar los bebés?

Normalmente los 12 meses marcan un hito en el desarrollo de tu bebé. Se adentra en el mundo de la independencia y la comunicación. A esta edad, unos un poco antes y otros después, los niños empiezan a andar y a hablar, dos habilidades importantes para su autonomía y desarrollo social. Además, en el momento en el que se ponga de pie, su mundo cambiará. Tendrá otra perspectiva y otros horizontes que explorar que despertarán, sin duda, su curiosidad incitándole a perfeccionar su marcha intentándolo uno y otra vez.  


El monóxido de carbono del humo de tu cigarro va a sustituir al oxígeno de la sangre. Además la nicotina disminuye también la cantidad de sangre que va a la placenta, y como consecuencia se reduce el nivel de oxígeno. Todo esto  provoca una mala oxigenación del feto.

 

Otros efectos de la nicotina son la disminución de la absorción de calcio, vitamina c, minerales esenciales y otros nutrientes a nivel de la placenta que resultan imprescindibles para el buen desarrollo de la salud de tu bebé.

 

Las mujeres fumadoras sufren, durante el primer trimestre del embarazo, un porcentaje mucho más alto de riesgo de aborto, y durante los dos siguientes, los peligros para el bebé se multiplican por partos prematuros, mayor probabilidad de desprendimiento de placenta, asociación con algunas malformaciones y retraso en el crecimiento intrauterino.

 

Otras consecuencias pueden aparecer bastante tiempo después del nacimiento del niño: el tabaquismo pasivo debilita las vías respiratorias, provocando bronquitis, asma y otitis. Además el tabaco es el causante principal entre los casos de muerte súbita en los niños. Los últimos estudios han demostrado que el número de cigarrillos fumados durante el embarazo está fuertemente asociado con el desarrollo de este síndrome.

 

Efectos nocivos del tabaco para tu bebé


Durante el primer trimestre de gestación:

 -Mala oxigenación


 -Alteración cardiaca del feto


 -Riesgo de aborto



Durante el segundo y el tercer trimestre de gestación:

 

-Peligro de parto prematuro


-Mayor probabilidad de desprendimiento de placenta


-Retraso del crecimiento intrauterino

 

Después del nacimiento del niño:


-Enfermedades asociadas con las vías respiratorias: bronquitis, asma y otitis


-Mayor riesgo de padecer el Síndrome de Muerte Súbita


Nunca es tarde para dejarlo


Así que, ya sabes, si estás embarazada, es el momento perfecto para dejar de fumar. Cuida tu salud y la de tu bebé. Incluso si ya llevas varios meses embarazada, nunca es demasiado tarde. Si tú sola no lo consigues, puedes pedir ayuda a una terapeuta, o dejar de fumar junto con alguna amiga. Por supuesto al niño también le afecta el humo del padre fumador, por lo que, si fumáis los dos, sería una buena idea que os apoyaseis mutuamente para dejarlo de manera definitiva.


 

¡No enciendas ese cigarro!

 

Además de tu esfuerzo y fuerza de voluntad te damos estos trucos para conseguirlo...


• Lávate los dientes después de las comidas, cuando la tentación de fumar es más fuerte


• Cuando vayas a encender un cigarro, sustitúyelo por un caramelo o un chicle


• Mete el dinero de una cajetilla de tabaco en una hucha para darte algún capricho a ti misma o a tu bebé


• Deshazte de los ceniceros de casa y, en su lugar, coloca ramos de flores


• Acude a tu médico o farmacéutico para pedirle consejo



Evita un exceso de cafeína

 

El exceso de café es otro riesgo al que es preferible no exponer a nuestro bebé.
Si el consumo de cafeína de una mujer embarazada supera los 300 miligramos por día puede aumentar el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso y en algunos casos, aumenta también la posibilidad de aborto, sobre todo si este exceso de cafeína está asociado con el tabaco. Además la cafeína impide una correcta absorción del hierro por parte del feto, y no aporta vitaminas ni minerales.


Pero, la cafeína no sólo se encuentra en el café, también en otros alimentos como el chocolate o el té, y en algunas bebidas gaseosas.

 

La equivalencia a 300 miligramos de cafeína se encuentra en:
 
• 3 tazas grandes de café o 4 tazas pequeñas


• 6 tazas normales de té


• 400 gramos de chocolate


• 8 latas de bebidas gaseosa

 

Para limitar el consumo de cafeína durante el embarazo, los nutricionistas aconsejan prácticas como tomar tes y cafés descafeinados o rebajarlos añadiendo leche, también se puede sustituir estas bebidas por infusiones como la manzanilla, la tila o la menta, o por zumos de frutas naturales, muy beneficiosos para la salud de la embarazada y de su bebé. En cuanto a las bebidas gaseosas es preferible decantarnos por las descafeinadas y por las lights en lugar de las normales. 

 

“Es fácil dejar de fumar si sabes cómo"

 

Una gran ayuda para todas las personas que estén intentando dejar de fumar es este libro, “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo”. Escrito por el asesor financiero Allen Carr, quien decidió escribir este manual, contando su experiencia, después de dejar de fumar sin ningún esfuerzo.

 

Muchas son las personas que, gracias a este método, han conseguido apagar su último cigarrillo de forma fácil, rápida y sin emplear la fuerza de voluntad. Allen Carr, de manera casi milagrosa, logra convencer al fumador de que puede vivir sin tabaco, de que en realidad, no lo necesita. Y créetelo, ¡funciona!

 

El éxito ha sido tan grande que ha sido traducido a nueve idiomas, y en nuestro país va ya por la novena edición (de Espasa-Calpe S.A.)

 

“Es fácil dejar de fumar si sabes cómo” ha sido avalado por las autoridades sanitarias europeas, y desde TodoPapás, te recomendamos su lectura para dejar de fumar sin ansiedad, sin aumentar de peso y sin recaídas. Su precio ronda los 10 euros.
 

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.