• Buscar
Publicidad

Dolor de cabeza posparto

Dolor de cabeza posparto

En teoría, cuando una mujer da a luz, los trastornos típicos que han acompañado el embarazo quedan atrás. Pero desafortunadamente el puerperio también cuenta con unas cuantas molestias. Algunas forman parte del proceso normal de recuperación pero otras pueden ser síntoma de que algo va mal.

Publicidad

Indice

 

¿Qué produce el dolor de cabeza en el posparto?

El dolor de cabeza es uno de los malestares posparto frecuentes. Este puede ser originado por diversas causas. Entre las más comunes están:

Dolor de cabeza posparto por administración de analgésicos. Muchas mujeres, a las que se les ha aplicado anestesia epidural en el transcurso del parto, presentan dolores de cabeza fuertes y muy intensos en las horas y días posteriores a este. Suele durar, sin tratamiento, entre 48 horas y una semana.

El dolor de cabeza es uno de los efectos secundarios más comunes de la anestesia epidural y así debe advertirse antes de administrarla, con el fin de que la parturienta pueda valorar la conveniencia de recibirla o no, sopesando si el alivio del dolor del parto compensa las jaquecas posteriores. Esto se aconseja especialmente a las mujeres propensas a sufrir migrañas, pues tienen más riesgo de padecerlas tras la epidural. El porqué de las jaquecas tras la epidural está en la pérdida de líquido cefalorraquídeo que se puede producir con la punción en la médula espinal, esto sucede si se punza la duramadre con la aguja o con el catéter durante el proceso de colocación de este.

Dolor de cabeza debido a preeclampsia posparto: esta es una enfermedad poco frecuente y se da cuando la mujer tiene una presión arterial alta y exceso de proteínas en la orina. Aunque esto se suele solucionar cuando nace el bebé (las 48 horas después del nacimiento), hay en ocasiones no es así. Puede extenderse seis semanas o más después del parto y se conoce “preeclampsia posparto tardía”. Esto puede ocasionar entre otros síntomas dolores de cabeza intensos. Es importante que si sospechas que puedes tener preeclampsia posparto acudas de inmediato a tu médico ya que puedes necesitar atención médica de inmediato.

Articulo relacionado: Dolor de cabeza posparto

Dolor de cabeza tensional: estas cefaleas suceden por la tensión o contracción de los músculos del cuello o la cabeza como consecuencia del estrés o de un esfuerzo físico. Es típico, tras el nacimiento del bebé y el proceso del parto, sufrir este tipo de dolencias por la tensión sufrida, la falta de sueño, la ausencia de descanso, las posturas al dar de mamar y/ o cargar con el bebé. El cansancio es un factor muy a tener en cuenta, sobre todo si tienes tendencia a tener migrañas. Los primeros días pueden ser realmente agotadores, esto le pasa a todo el mundo, no estás sola y está claro que esto puede repercutir en el dolor de cabeza.

Puede que también venga dada por la fiebre. Esto puede producirse si se te ha hecho una episiotomía y se te han infectado los puntos, también puede darse una infección del pecho, del útero, ect. Esto puede ocasionar fiebre y desencadenar dolor de cabeza y malestar general. En este caso es importante visitar a tu médico por si pudieses necesitar medicamentos.

El dolor de cabeza abarca toda la cabeza y suele afectar también al cuello. Relajarse, tratar de dormir, y beber mucho líquido son medidas que pueden prevenir estas situaciones.

Depresión posparto: la llegada al mundo de un hijo debería ser un momento muy feliz para toda mujer, pero no siempre es así. De hecho en la mayoría de ellas afloran también sentimientos de tristeza o decaimiento emocional, provocados por los cambios hormonales, el cansancio del parto, los cambios, las nuevas responsabilidades, etc.

Esto que puede ser normal cuando es leve y no se prolonga más de 15 días, es realmente peligroso si la situación se agrava y perdura en el tiempo hasta el punto de poner en peligro la vida del recién nacido. Es lo que se conoce como depresión posparto y el dolor de cabeza fuerte es uno de sus síntomas. Si bien, para poder hablar de un verdadero trastorno de depresión puerperal, la cefalea debe ir acompañada de otros síntomas y comportamientos, como tristeza profunda, ansiedad, ausencia de ilusión, deseos de suicidio, ataques de pánico, inapetencia, rechazo del bebé, etc.

Si los dolores de cabeza son tan intensos que impiden hacer una vida normal y compromete el cuidado del niño, debe acudirse al médico de inmediato. Igualmente debe pedirse ayuda si estos dolores van acompañados de mareos, náuseas o vómitos o de síntomas característicos de la depresión posparto.

 

¿Cuándo acudir al médico en el posparto?

Es importante ante cualquier duda o miedo que puedas tener acudir a un especialista. Si a tus dolores de cabeza le acompañan alguno de los siguientes síntomas tienes que acudir de inmediato a tu médico.

- Tienes fiebre mayor de 38ºC

- Has sufrido alguna hemorragia importante

- La herida de la episiotomía o de la cesárea se pone rosa, se inflama o supura pus

- Tus loquios tienen un mal olor

- Enrojecimiento o dolor exagerado en mamas o episiotomía

- Dolor torácico, nauseas o vómitos

- Dolor o inflamación en alguna de las piernas

- Problemas para respirar

- Molestias urinarias o disminución de la orina

- Visión borrosa, pérdida temporal de la vista o sensibilidad de la luz

A parte de esto si sospechas o alguien cercano a ti sospecha que tienes depresión posparto debes acudir a un especialista para intentar pasarla cuanto antes. Piensa que esto es totalmente normal y le pasa a muchas mujeres (entre el 30 y el 80% de las puérperas), no te sientas culpable. Esto no suele ser algo grave, es una reacción general a una situación de estrés acompañada de una brusca caída de los niveles hormonales tras el parto. Suele haber una notable mejoría después de unos pocos días. En este punto es importante el apoyo de tu pareja, el familiar y no descuidar tu aspecto e intentar salir de casa.

Este trastorno es conveniente conocerlo ya antes del parto y comentarlo con tu pareja por lo que pueda pasar. Así obtendrás la máxima ayuda en estos días.
 

 

 


Glosario

Anestesia epidural

Definición:

Anestesia que se inyecta en la médula espinal para aliviar los dolores del parto. Suele hacerse cuando ya se ha dilatado unos 4 o 5 cm.

Síntomas:

Una vez que se ha dado a luz, la mujer podrá notar unas molestias debidas a la anestesia, como cefaleas, temblores y picores, que se pasan solas ocn el tiempo.

Tratamiento:

Ninguno.

Hemorragia

Definición:

Perda abundante de sangue causada pela rotura de um vaso sanguíneo.

Tratamiento:

Deitar o ferido no chão. Tapar a ferida responsável (se a hemorragia é externa) com uma compressa esterilizada e pressionar fortemente cerca de 10 minutos. Elevar a zona acima do coração e colocar uma ligadura elástica (sem apertar em excesso). Se a gaze ficar empapada em sangue, coloque outra. Se apesar de tudo a ferida continuar a sangrar, comprima a artéria correspondente o mais perto do coração. Vá urgentemente para o hospital mais próximo.

Fuente:

Smulders, Beatrijs (2010), Posparto seguro y los primeros meses tras el parto, Ed. Medici.

Mayo Clinic, https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/postpartum-preeclampsia/symptoms-causes/syc-20376646

Instituto Marqués, https://institutomarques.com/obstetricia/embarazo-y-parto/posparto/

Fecha de actualización: 14-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×