×
  • Buscar
Publicidad

Cómo evitar la episiotomía

Cómo evitar la episiotomía

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya alertó a España del altísimo índice de episiotomías que registraba el país, donde se realizan como media un 90% de estas incisiones en los partos vaginales, frente al 20% que entran dentro del baremo que recomienda este organismo internacional o el 8% que se practican en países como Suiza.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la episiotomía?

La episiotomía es una incisión que se realiza en el perineo de la mujer (tejido que se encuentra entre la abertura vaginal y el ano) durante el parto para evitar desgarros. Hace años este era un procedimiento rutinario del parto, pero ya no es el caso, ya que son ya muchos los ginecólogos y matronas españoles que abogan por que la práctica de la episiotomía sea restrictiva.

¿Cuándo se recomienda ahora la episiotomía?

Como hemos dicho, la episiotomía no se debe hacer por rutina, pero hay ocasiones en las que este procedimiento resulta necesario. Tu proveedor de atención médica podría recomendarte la episiotomía si:

- El hombro de tu bebé está atorado detrás de tu hueso pélvico (distocia de hombro)

No te puedes perder ...

Dermatitis atópica, muy común en la infancia

Dermatitis atópica, muy común en la infancia

La prevalencia de la dermatitis atópica es mucho mayor en los niños que en los adultos, debido sobre todo a la naturaleza evolutiva de la misma, según la cual muchos niños con dermatitis atópica estarán libres de esta enfermedad pasados unos meses o años. Así, un 60% de casos aparece antes del año, y un 30% o más, entre los 12 meses y los 5 años de edad. Se calcula que la dermatitis atópica afecta en la actualidad al 20% de la población infantil de los países desarrollados.

Y tambien:

- Tu bebé tiene un patrón anormal de frecuencia cardíaca durante el parto

- Necesitas un parto vaginal instrumentado (con fórceps, ventosas, etc)

- Tu bebé está estresado

- Tu parto está durando demasiado tiempo

También existen otras circunstancias menos frecuentes que pueden incentivar la episiotomía.

En el seguimiento de tu embarazo puedes hablarle de tu postura ante la episiotomía a tu médico, y también al personal que te asista en el parto. Habrá casos en los que la episiotomía no se pueda evitar, sigue las recomendaciones de tu proveedor médico y confía en que esto será lo mejor para ti y para tu bebé, así como para evitar desgarros en el tejido perineal. 

¿Qué se puede hacer para intentar evitar la episiotomía?

En este sentido, “es fundamental preparar la zona del periné para la hora del parto con el objetivo de prevenir, en la medida de lo posible, este tipo de incisiones”, tal y como señala Belén Benito, farmacéutica de Laboratorios Suavinex.

Los masajes previos en la zona del periné y los ejercicios de Kegel son los mejores aliados para conseguir una buena dilatación durante el parto y evitar la práctica de la episiotomía”, explica la experta, quien recomienda también el uso durante los masajes de “aceites naturales que ayuden a hidratar y estimular la producción de elastina y colágeno antes del parto.

“Con los ejercicios de Kegel se fortalecen los músculos del suelo pélvico y, al mismo tiempo que se ayuda a evitar la incontinencia de la vejiga durante y después del embarazo, se previenen la aparición de desgarros y posibles episiotomías durante el parto”, indica la propia Benito.

Con los masajes, por su parte, se consigue que el periné sobrelleve mejor el parto sin necesidad de practicar episiotomías o de que se produzcan desgarros. Pero, ¿cómo practicar el masaje perineal? Realizándolos al menos dos veces por semana durante las cuatro o seis semanas anteriores al nacimiento del bebé. Recomendado por la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME), este masaje se debe realizar al menos entre cinco y diez minutos cada vez, con movimientos en forma de U, y practicarlo con los dedos índice y pulgar impregnados en aceite 100% natural. “Lo mejor es hacer el masaje en una posición cómoda para la mujer, ya sea en cuclillas, sentada o tumbada”, añade la farmacéutica.

También existen aparatos destinados a insertar en la zona de la vagina durante el embarazo y que, mediante el cambio constante y controlado de su tamaño, ayudan a preparar esta zona especialmente delicada para el parto.

Asimismo, practicar disciplinas como el Pilates, Yoga o Esferodinamia también permiten mejorar la circulación, la elasticidad, y reforzar el tono de la musculatura pélvica a la vez que enseñan a controlar la capacidad respiratoria. Todo ello redunda en beneficios para una mejor dilatación y evitar, de este modo, la práctica del corte en el periné.

Recomendaciones para evitar las episiotomías

1.- Es sumamente aconsejable realizar ejercicios de Kegel, que consiste en contracciones de la musculatura vaginal. Ser constante y realizar a diario las 200 repeticiones al día repartidas en varias series.

2.- Practicar masajes en la zona del periné al menos dos veces por semana, durante las cuatro y seis semanas antes del parto. Es importante estar cómoda y masajear la zona entre cinco y diez minutos cada vez.

3.- Utilizar en el masaje aceites 100% naturales que ayuden a hidratar y estimular la producción de elastina y colágeno antes del parto.

4.-  Es posible emplear algunos aparatos presentes en el mercado y destinados a preparar la vagina y la zona del periné para una mejor y más rápida dilatación durante el parto.

5.- Resulta muy aconsejable la práctica de disciplinas como el  Pilates, Yoga o Esferodinamia, que también contribuyen a reforzar el tono de la musculatura pélvica

¿Cuáles son los riesgos de la episiotomía?

- El corte puede desgarrarse y aumentar de tamaño en el parto

- Puede haber una hemorragia mayor

- El corte y los puntos de sutura pueden infectarse

- Las relaciones sexuales pueden ser dolorosas durante los meses posteriores al nacimiento del bebé

¿Cómo es la cicatrización de la episiotomía?

Las suturas que se utilizan para reparar la episiotomía suelen absorberse por sí solas. Mientras te curas, espera que las molestia mejore gradualmente, ten paciencia. Consulta con tu médico o matrona si el dolor se intensifica, si desarrollas fiebre o si la herida produce alguna secreción similar al pus, estos pueden ser signos o síntomas de una infección.

Podría ser necesario que te tomes algún medicamento recetado o un analgésico de venta libre, pero no te mediques. Algunos medicamentos producen interferencias en la lactancia materna. Consulta con tu médico o farmacéutico sobre cualquier medicamento que te quieras tomar.

Además, muchas mujeres sufren de estreñimiento debido a la herida de la episiotomía, ya que les da miedo evacuar por si se le saltan los puntos. En estos casos, podría ayudar un ablandador de heces.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.