¿Qué es la episiotomía?

¿Qué es la episiotomía?
comparte

La episiotomía consiste en un corte en el orificio externo de la vulva con el fin de facilitar la salida del bebé.

En ocasiones, durante la fase del expulsivo, al bebé le cuesta salir ya que la abertura no es lo suficientemente grande para que salga sin problemas. En estos casos, el ginecólogo realiza un pequeño corte en la zona del periné (entre la vagina y el ano) para agrandar la apertura vaginal y lograr que salga sin causar un desgarro o tener que recurrir a fórceps u otro tipo de instrumental.


Este procedimiento se realiza con tijeras estériles y debe repararse por medio de una sutura (episiorrafia).


La episiotomía, por lo tanto, se debe llevar a cabo solo en casos necesarios, y no como procedimiento rutinario ya que la recuperación tras una episiotomía siempre será un poco más molesta que si no es necesario hacer nada.


En los últimos años en algunos países, como España, se había abusado de la episiotomía, pero esta es una práctica que se está empezando a controlar y cada vez son más los centros en los que los médicos solo la llevan a cabo si es necesaria para evitar un mal mayor, como un desgarro grande o problemas en el pequeño por parto prolongado.


Estos puntos (que pueden oscilar entre 2 y 5) se caen solos al cabo de unos días. No hace falta volver al médico para que los retire, ni si quiera los externos ya que se tienen que coser todas las capas (vagina, músculos y piel).

¿Qué es la neumonía infantil?

¿Qué es la neumonía infantil?

La neumonía es una de las enfermedades con mayor incidencia en la población infantil menor de 5 años. Sin embargo, aunque habitualmente no suele revestir gravedad, es necesario saber cómo actuar para que no surjan mayores complicaciones, cuáles son sus síntomas, etc.


No obstante, es importante que lleves una higiene cuidadosa en los días siguientes hasta que los puntos se caigan (lo que suele ocurrir entre 7 y 10 días después del parto). Tienes que intentar que la zona no esté húmeda, lavarte a diario con agua y jabón neutro, secar bien dando pequeños toquecitos (nada de frotar) y cambiarte a menudo las compresas de los loquios.


Si notas dolor intenso, pinchazos o supuración y mal olor, debes acudir a Urgencias porque puede que se te esté infectando algún punto. En estos casos, te darán una crema antibiótica.


Asimismo, debes de saber que los expertos recomiendan preparar la zona antes del parto para evitar una episiotomía. ¿Cómo? La mejor manera es realizando los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos pélvicos y haciéndote un masaje en la zona perineal con aceite de rosa de mosqueta para flexibilizar los músculos y que dilaten mejor.

Redacción: Elena Arroyo Bello. Docente: Cristina Tudela Machuca.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×