×
  • Buscar
Publicidad

Qué hacer con un bebé asustado

Qué hacer con un bebé asustado

Es normal que los bebés se asusten ya que todo les parece nuevo, sorprendente y se sienten desprotegidos. Cuando notes a tu bebé asustado, lo mejor que puedes hacer es cogerle y abrazarle, en brazos se le pasarán todos sus miedos.

Publicidad

Indice

 

El susto en los bebés es normal

El miedo es una reacción innata ante un acontecimiento nuevo que no entendemos y nos asusta. Es un mecanismo de supervivencia que nos permite ponernos a salvo y protegernos de los peligros. Por eso, es una sensación que los bebés experimentan desde que nacen y, de hecho, es un sentimiento bastante habitual ya que para ellos casi todo da miedo al principio.

Entre los principales motivos que causan miedo a un bebé encontramos:

- Ruidos fuertes

- Movimientos bruscos

- El baño en los primeros días

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Que le coja en brazos un desconocido

- Pesadillas

- Separarlo de sus papás, sobre todo de la madre o figura principal de apego, a partir del octavo mes de vida, cuando surge la ansiedad por la separación

En definitiva, es normal que los bebés se asusten ante cualquier acontecimiento nuevo que les cause extrañeza y no comprendan, sobre todo si cuando ocurre están solos en su cuna o en el carro.


¿Cómo ayudar a un bebé asustado?

Cuando los bebés se asustan lloran, llaman a sus papás si ya saben hablar un poco, tiemblan, se sobresaltan y, en ocasiones, gritan. Es muy fácil reconocer cuándo un bebé está asustado, cuando eso pase, lo único que debes hacer es cogerlo en brazos, calmarle, hablarle con voz tranquila, abrazarlo o cantarle. Tu presencia le tranquilizará inmediatamente y hará que los miedos se pasen.

Por otra parte, no debes preocuparte si tu bebé es muy asustadizo, piensa que todo es nuevo para él y que es normal que las cosas extrañas le sobresalten. A medida que crezca y vaya conociendo el mundo estos miedos se irán pasando y ya no se asustará ante cualquier ruido ni llorará al separarlo de ti, aunque es normal que surjan miedos nuevos ya que forma parte del proceso de crecimiento y desarrollo.

Así, en torno a los 3-4 años es frecuente que los niños tengan miedo a la oscuridad, los insectos, los personajes imaginarios como los monstruos, etc.

No te preocupes a menos que estos miedos se conviertan en fobia y le impidan llevar a cabo sus tareas o actividades diarias. En esos casos, habrá que consultar a un psicólogo infantil.

Para ayudarle a superar sus miedos, nunca debes reírte de él y siempre debes mostrarle tu apoyo. Tampoco le obligues a enfrentarse a sus miedos de repente, debes ir haciéndole ver, gradualmente, que no hay por qué tener miedo de eso. 


Fuente: Juan Pedro Valencia, psicólogo infantil. 

Fecha de actualización: 08-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.