×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo ayudar a un hijo a superar el miedo a los monstruos?

¿Cómo ayudar a un hijo a superar el miedo a los monstruos?

La imaginación infantil no tiene límites tanto para lo bueno como para lo malo por lo que igual que tienen una capacidad enorme para imaginarse historias y pasarse horas y horas jugando, también pueden tener capacidad para ver monstruos donde no los hay, pero esos monstruos pueden hacerles sentir muy mal y sentir mucho miedo. 

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Para un niño un monstruo no tiene por qué ser los monstruos que se ven en la televisión o en películas, un monstruo puede ser cualquier cosa que le dé miedo (sobre todo en la oscuridad) e incluso puede estar en su imaginación.
 
Para poder ayudar a un hijo a superar el miedo a los monstruos se deberán emplear técnicas de superación a los miedos por lo que resultan muy importantes varios puntos a tener en cuenta.
 
El primer paso: la comprensión 
 
Los niños están descubriendo el mundo y lo que para lo que en el mundo adulto es algo tonto o lógico para los niños es algo totalmente diferente. Su imaginación y su mente están en pleno desarrollo y cualquier cosa que vean u oigan en la vida real puede convertirse en otra cosa que les cause miedo, como por ejemplo imaginarse un monstruo en su habitación durante la noche.
 
Diferentes edades
 
Los niños pueden tener miedo a los monstruos a diferentes edades y también con diferentes intensidades por lo que no existe una solución única para todos y para superar el miedo a los monstruos se deberá tener en cuenta el estado de desarrollo del pequeño y sobre todo la capacidad que tiene para manejar el estrés y las situaciones difíciles.
 
Por este motivo es importante que dependiendo de la edad del pequeño se hable con él y se adapte la conversación a su capacidad de entendimiento. Es aconsejable decirle que los monstruos no existen pero se le debe dejar que exprese sus miedos y que además sienta comprensión y apoyo. 
 
Cómo ayudarles 
 
Además hay que darle el mensaje correcto para que sienta comprensión y evitar a toda costa frases como: “No seas miedica que los monstruos no existen”, “Eres el único de tus amigos que cree en los monstruos”, “No seas bebé”.
 
Este tipo de expresiones le harán sentir que tener miedo no está bien y no compartirá sus sentimientos con los demás, algo totalmente negativo porque se debe potenciar siempre la confianza plena para poder contar cualquier cosa que sientan.
 
Si el niño tiene miedo a los monstruos no hay que ignorar ese miedo y jamás reírse de él. Por eso deberás ayudarle a superarlo como por ejemplo dejándole una luz encendida durante la noche, mirando juntos el armario para que vea que no  hay nada, diciéndole que no está solo y que no debe preocuparse, la comprobación de todos los rincones le hará sentirse más tranquilo… un buen ejemplo es ser valiente ante los monstruos, así él aprenderá que hay que ser valiente.
 
Por último resulta primordial alejar a los niños de personajes que puedan asustarles y crear monstruos en su imaginación. Los adultos pueden diferenciar la realidad de la fantasía pero los niños no, así que si algo le da miedo es importante explicarle cómo hacen las películas para que sepa que no es real.
 
Redacción: Mª José Roldán 

Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado un test para evaluar las altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo su identificación. Una vez se sabe que un niño tiene esta característica, la escuela y la familia deben trabajar en conjunto para que puedan alcanzar su potencial.

Fecha de actualización: 14-11-2014

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad